Apuntan a falta de inversiones y peligro de colapso en las líneas de alta tensión

Martes 18 de junio de 2019 | 06:30hs.
Los grupos electrógenos se volvieron protagonistas el domingo. | Foto: Facundo Correa
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

Horas después del apagón nacional que se vivió el último domingo, los argentinos se siguen preguntando qué fue lo que ocurrió. Es que desde el gobierno nacional se dieron flojas explicaciones, que dejaron abiertas distintas posibilidades, aunque sin determinar ninguna de ellas.

Incluso, la idea de un ciberataque no fue descartada del todo, aunque sí desestimada debido a las circunstancias que tuvieron lugar en el acontecimiento sin precedentes, hecho que ocasionará nada menos que un costo de 3,5 millones de dólares al Estado, según se determinó ayer.

No obstante, y más allá de la falla que tuvo lugar en el sistema puntualmente, desde el área energética de Misiones sostuvieron la necesidad de pensar en inversiones a largo plazo. Mantenimiento y nuevos planes de generación y distribución fue lo que se solicitó a la Nación, que al principio de la gestión abrió la posibilidad de asignar recursos al área, aunque en lo concreto, las iniciativas nunca llegaron. 

Costos
Debido a lo ocurrido, desde  la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y Transener adoptaron la decisión de limitar la potencia máxima que proviene desde el corredor Litoral como medida precautoria. 

“Esto quiere decir que se va a bajar la potencia máxima transmitida para disminuir el riesgo de que ante una falla se vuelva a cortar el suministro”, explicaron en una rueda de prensa el secretario de Recursos Renovables y Mercado Eléctrico, Juan Antonio Garade; el subsecretario del Mercado Eléctrico, Juan Alberto Luchilo; el titular de Cammesa, Jorge Ruiz Soto; y el director de la transportista Transener, Carlos García Pereyra. 

Según consignó Ámbito.com, los funcionarios adelantaron que “se va a sustituir la energía hidroeléctrica por energía térmica que se venía trayendo de Brasil”. 
Según la versión oficial, el reemplazo en el suministro de energía traerá aparejada una pérdida de 3,5 millones de dólares. 

“Es una cifra marginal si se tiene en cuenta que el sistema cuesta al año, entre los gastos de combustible, operación, mantenimiento y demás, unos 9.500 millones de dólares”, explicó Luchilo.

Según señalaron los funcionarios, “el 20% (de los 3,5 millones) lo pagan de manera directa los grandes usuarios, no los residenciales, y el 80% lo paga el Estado como variación de subsidios”.

Gravedad
Sergio Lanziani, secretario de Energía de Misiones, dimensionó en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva la gravedad de lo ocurrido. Es que, según indicó, si bien se produjo una falla, los peligroso fue que las usinas cortaran la generación de energía, sobre todo la de Embalse de Río Tercero, que se trata de una usina atómica, no hidroeléctrica.  

“El sistema empezó a fallar en la Mesopotamia.  Hay dos redes del Sistema Argentino de Interconexión (Sadi) de 500 kilovoltios que llevan la energía de Yacyretá y Salto Grande a Campana. Una de esas redes, en el último tramo, estaba fuera de servicio desde el 18 de abril de este año, es decir que desde el Nordeste operamos sólo con una de estas redes”, comenzó explicando el ingeniero. 

Y prosiguió: “Saltó una parte de la red operativa, por un cortocircuito. Ahí empezó una cadena de acontecimientos que no debieron ocurrir, que fue sacar de servicio primero la usina hidroeléctrica de Yacyretá, Salto Grande, se desconectó Embalse Río Tercero, salieron las represas del Sur y empezaron a trabajar en forma de islas diversas provincias”. 

“Nuestro sistema de extra alta tensión está al límite de su capacidad, puede significar que no se hace el mantenimiento debido, no se invierte lo que se debe invertir para mantenerlo, entonces las fallas van a ser cada vez más grandes”, alertó. 

Al mismo tiempo, especificó que “en Argentina, el 64% del consumo está concentrado en el país central, es decir Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, la zona núcleo de la agricultura. Y Yacyretá aporta el 15% de la energía que consume la Argentina”. 

A esto, Horacio Hobecker, gerente general de técnica de la empresa Energía de Misiones, apuntó que “en 30 años de trabajo, fue la primera vez que veo que sucede algo así en todo el país, fue algo muy llamativo”.  

“Realmente no tenemos información precisa, pero se produjo un apagón total en el país, en el que todas las centrales dejaron de funcionar sin razones. Los técnicos están buscando la justificación”, dijo.

Inversiones
“El sistema nacional tiene una estructura de extra alta tensión en la que desde el 2011 prácticamente no se hacen grandes inversiones. Si Argentina piensa en un despegue en el futuro económico como todos queremos, yo les recomiendo a todos los políticos que conozco centrar las miras en las redes eléctricas, porque de qué sirve hablar de construir grandes usinas eólicas o solares si el sistema de transmisión está al nivel de colapso”, remarcó Lanziani. 

Aludió a que, a largo plazo, “sabemos bien que la Argentina necesita iniciar un proceso de inversión en serio en el sistema”. 
“La inversión del sistema público-privado que se iba a hacer con la primera licitación en el centro de la pampa húmeda ni siquiera se empezó. La nuestra en Misiones iba a ser la novena”, contó.

Y puntualizó en que “en Misiones, en diez años, se viene un incremento de la demanda del 100% y el sistema que hoy tenemos no va a poder acompañar el crecimiento”.

“Somos la única provincia de la Argentina que le armó a la Nación un plan estratégico energético y además el proyecto de extensión de la red de 500 kV lo hicimos nosotros, tuvimos que convencer a Transener de que es imprescindible avanzar con la extensión de esta línea. Porque uno de los principales problemas que va a tener Argentina en el futuro es esta interconexión con los países vecinos”, concluyó.

En cifras

U$S 3,5 millones

El reemplazo del suministro de energía para evitar un nuevo apagón como el que se vivió el último domingo costará casi 160 millones de pesos.

20%

De los 3,5 millones de dólares que costará el apagón lo deberán abonar los grandes usuarios, mientras que el Estado cubrirá el restante 80%.


Más de 25.000 hogares aún sin energía

Más de 25.000 hogares de la Ciudad y el Conurbano bonaerense seguían ayer sin luz. “El domingo las redes sufrieron una situación de estrés muy grande y la lluvia continua de este lunes posterga algunas reparaciones. Con estas condiciones climatológicas, el número de afectados es normal”, dijo Alejandra Martínez, vocera de Edesur, según consignó Clarin. Las áreas más afectadas son los partidos de San Vicente y Lomas de Zamora en el Conurbano bonaerense. En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, los principales cortes se producen en los barrios de San Cristóbal, Constitución, Floresta y Monserrat.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina