Violento escrache al senador jujeño Gerardo Morales

Sábado 17 de octubre de 2009
El titular de la UCR, Gerardo Morales, y el auditor general de la Nación, Leandro Despouy, fueron agredidos ayer en la capital jujeña por un grupo de militantes que lanzaron amenazas de muerte, huevazos y rompieron vidrios.
Morales atribuyó el escrache a Milagro Salas, referente de la agrupación Tupac Amarú, de la CTA jujeña y afín al kirchnerismo. Sin embargo, Salas rechazó la acusación y aseguró que al momento del ataque se encontraba en una asamblea en la localidad de Monte Rico.
“Niego todas las acusaciones de Morales, yo no tengo nada que ver con el escrache, si es que se lo hicieron, porque capaz es un autoatentado”, afirmó Salas.
La agresión se produjo en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la capital jujeña, en Santibañes al 1200, que quedó con los vidrios de la entrada destrozados.
Josefina Agustoni, empleada del Consejo, relató que una treintena de personas esperaba a Morales y cuando ingresó el senador lo siguieron hasta el hall del edificio, donde comenzaron a insultarlo y agredirlo. “Rompieron vidrios y muebles, tiraron sillas, abrochadoras y huevos”, describió Agustoni, quien llamó a la Policía Federal para que intervenga.
Los agresores destruyeron gran parte del mobiliario. El dirigente radical atribuyó el ataque a “las organizaciones sociales que responden a Milagros Salas”, aliada del kirchnerismo.
“El Gobierno debe reflexionar sobre este hecho”, sostuvo el senador Morales, quien se comunicó con el gobernador Walter Barrionuevo para informarlo de la agresión.
Desde la UCR provincial ratificaron que se realizó una denuncia ante el juzgado penal de turno, a cargo del magistrado Raúl Gutiérrez.