Schweigmann: “Si descacharras en invierno el mosquito no se puede dispersar”

Viernes 29 de mayo de 2020 | 16:00hs.
Dennis Prieto

Por Dennis Prietoredaccion@territoriodigital.com

En Misiones el panorama epidemiológico es complejo, con cerca de 10 mil casos registrados oficialmente, y la circulación viral de tres de los cuatro serotipos de dengue;  enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti.  A pesar de que las temperaturas comenzaron a descender, es vital no bajar la guardia y no abandonar los hábitos de prevención dentro de casa. La población de mosquitos queda en estas épocas reducida a los huevos que sí soportan el frío y que por lo general resisten pegados en las paredes de los recipientes.

“El Aedes aegypti es oportunista”, sostiene Nicolás Schweigmann, biólogo e investigador del Conicet y afirmó que el invierno- cuando las poblaciones bajan- es el momento para hacer una “verdadera prevención”, a través del descacharrado y el cuidado de no tener recipientes con agua dentro de las viviendas.

 “Por suerte todavía el país no es endémico de la enfermedad, si somos endémicos a nivel del mosquito”, indicó director del Grupo de Estudio de Mosquitos (GEM) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. 

En diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva argumentó que hacer un descacharrado en verano no es tan útil como en invierno. “Las hembras de los mosquitos buscan lugares donde poner  los huevos, no pone en el mismo lugar, lo va repartiendo. En invierno cuando casi no hay adultos, como no se están moviendo, todo lo que se saque con el descacharrado son huevos del ambiente, así  le estoy pegando fuerte a la población porque no se puede dispersar”, explicó el especialista. 

Generalmente en un mosquito tropical, cuando se moja en invierno eclosiona y salen las larvas y si no hay condiciones favorables se terminan muriendo. Eso pasaría en una zona fría, por eso no hay mosquitos tropicales en la Patagonia.  

Sin embargo, Schweigmann comentó que en una investigación realizada en Buenos Aires, se determinó que el huevo decide no eclosionar cuando no le conviene.  “Cuando hace frío el embrión decide no eclosionar por más que el huevo se moje, esa es la adaptación al frío que se encontró, eso quiere decir que los adultos estén activos en invierno y puedan trasmitir el virus”, advirtió.

 A nivel gubernamental, el biólogo dijo que gestionarán una planta de reciclado de cubierta de automóvil. “Las cubiertas de autos son muy buenos criaderos y en Misiones hay por todos lados. Eso tirado en el medio ambiente, en zonas urbanas es algo muy peligroso porque allí proliferan los mosquitos que transmiten el dengue, sumado a que también hay algunos que tienen cubiertas en la vivienda”. 

Además hizo hincapié en el trabajo a conciencia para lograr erradicar al mosquito. “Si en la manzana el 90 por ciento de las casas hacen un buen descacharrado, y no dejan nada con agua, pero un 10 por ciento de los hogares si tienen cachorros, como todos los vecinos de la manzana comparten los mosquitos, ese poquito de casas que mantienen recipientes con agua alcanza para que haya mosquito en toda la manzana y haya una epidemia de dengue. No es solamente el mensaje descacharrar sino también asegurar que en todas las casas de la misma manzana no tengan recipiente con agua”, manifestó. 

“Mosquito tigre” 
En Argentina hay 244 especies de mosquitos descriptas y cada una tiene una característica diferente, con comportamientos distintos entre sí.  
El Aedes albopictus, conocido popularmente como “mosquito tigre”, volvió a ser el centro de preocupación en algunos países del mundo luego de que la especie apareciera en el archipiélago español de Ibiza, ya que las piscinas en el lugar de vacaciones no se tratan durante la pandemia de coronavirus. 

Al respecto, Schweigmann afirmó que “en Misiones hay pero no es tan peligroso como el Aedes aegypti que es doméstico”.

Transmisión vertical  
Por otra parte, hizo mención a la resistencia del huevo del Aedes. “Puede quedar tranquilamente un año en un recipiente esperando recibir agua, por eso se recomienda cepillar, y si se puede pasar agua hirviendo mejor porque con eso los matas seguro y no te intoxicas con nada. Las larvas necesitan estar en suspensión en el agua”, dijo. 

“Académicamente el huevo puede estar infectado, epidemiológicamente no, se han encontrado en Misiones huevos y larvas infectadas. Eso se llama transmisión vertical, es decir la hembra le pasa el virus al huevo. Eso ocurre en una probabilidad de 1 en 10 mil, que ese mosquito sobreviva y sea capaz de transmitir la enfermedad a una persona es prácticamente imposible ahora”, sostuvo el especialista.  

Aunque advirtió: “Si seguimos dejando que el virus entre, con el tiempo habrá una selección favorable a ese sistema de transmisión”.  

Para comprobar esa situación, señaló: “Si nos enteramos tempranamente que tenemos dengue antes que Paraguay y Brasil lo tengan, es porque hubo transmisión vertical. Hasta ahora Misiones siempre tuvo epidemia de dengue cuando lo tuvieron Brasil y Paraguay, es decir la entrada del virus viene de afuera”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina