“Quiero estar fuerte y pedir que estos hechos no vuelvan a pasar”

Domingo 20 de octubre de 2019 | 06:30hs.
Vuelven las marchas por el barrio tras el último ataque.
“Yo no me echo la culpa ni a mi, ni le echo la culpa a mis amigas, los culpables son estos tres hijos de p..., porque de otra manera no los puedo llamar”. De esta forma resumió en pocas palabras la bronca y el dolor que aún siente la joven de 19 años de la carrera de Profesorado de Biología que el martes después de la medianoche fue golpeada y manoseada por tres hombres en el barrio El Palomar de la capital provincial.
A casi una semana de lo ocurrido, la muchacha continúa con fuertes dolores en distintas partes del cuerpo, junto con asistencia psicológica y psiquiátrica que la ayudan a intentar no volver a recordar el traumático episodio del que fue víctima y que se desarrolló a cinco cuadras de su vivienda.
En dialogo con El Territorio, la estudiante que desde hace dos años vive en Posadas, aprovechó la entrevista para hacer un llamado a las autoridades para que se tomen medidas urgentes ante este tipo de hechos y reclamó por la escasa iluminación y presencia policial que hay en distintos puntos conflictivos de la ciudad.
Sobre el ataque contó que todo ocurrió cuando regresaba junto a unas amigas caminando por la avenida Uruguay. Tras caminar gran parte del recorrido, llegaron al cruce con la calle Félix Bogado, en donde se despidió de sus acompañantes y se dirigió rumbo a su casa y en sentido a la calle España.
“Cuando llegaba a España, vi que tres tipos venían hacía a mi y pensé que me iban a robar, por eso tiré mi celular. Pero al acercarse me sacan lo único que tenía que era el DNI y un poco de plata, luego uno de ellos me empujó y me caí sobre el cordón cuneta”, inició el relato la joven.
Luego añadió: “Uno de los hombres me rompió el jeans, me desabrochó el botón e intentó sacarme el Body. Gracias a eso no hubo penetración, aunque si con un objeto cortante que sería una chapa esta persona cortó parte del Body y parte de mi panza, lo que me produjo un importante corte”.
Acto seguido, siempre desde el crudo relato de la denunciante, un segundo atacante se puso delante de la estudiante y exhibió su miembro a la chica. Aunque antes de que el desconocido lograra tomar contacto con la chica, ésta última se resistió y logró evitar que el depravado siguiera con sus retorcidas intenciones.
“A los pocos minutos estas personas le alejaron del lugar, yo me levanté y me agarró un ataque de pánico y atiné a llamar a mis amigas. Después me llevaron al hospital, pero hay muchas cosas que aún no logro recordar de esa noche”, agregó.
“No recuerdo si grité, sólo se que con el correr de los días voy acordándome características de estos hombres y de sus apariencias”, apuntó la estudiante, quien sospecha que los responsables serían de su barrio, o de algún vecindario cercano, ya que uno de estos durante el ataque le mencionó un tatuaje que la chica tiene en el cuerpo y que no se aprecia a simple vista.
También apuntó que los individuos tendrían entre 25 y 30 años y que tenían tonada paraguaya.
Por otro lado agradeció el total apoyo que recibió por parte de sus amigos, compañeros y conocidos de la facultad a la que asiste. Y mencionó la excelente atención por parte de los trabajadores del Hospital Ramón Madariaga.

Sentada de protesta
En otra momento de la charla, la joven mencionó que junto a un grupo de compañeros de su facultad tienen pensado realizar una sentada en el lugar donde ocurrió el ataque, con la intención de hacer un llamado a la reflexión, y además, exigir mucho mayor presencia policial en la zona.
“Yo lo que quiero ahora es hacer una marcha para pedir por más alumbrado público, no solo en mi barrio sino en otros puntos donde hace mucha falta una mejor iluminación. Quiero estar fuerte y pedir que estos hechos no vuelvan a pasar, ni a mis amigas ni a cualquier otra persona”.
Dicha actividad podría hacerse el jueves por la tarde, aunque mañana habrá una reunión entre estudiantes de distintas facultades de la Unam en donde se pautará el horario y día de la sentada.


Nueve casos en cuatro años

Las autoridades de la Universidad Nacional de Misiones (Unam), no ocultaron su preocupación por un nuevo ataque a una estudiante de dicha casa de estudios, en este caso, ocurrido el martes en el barrio El Palomar. Mediante un comunicado dado a conocer a los medios por la Unam se mencionó que: “En los últimos 4 años se registraron 9 atentados contra los estudiantes en el Barrio El Palomar”.
En ese sentido la rectora de la Universidad Nacional de Misiones, Alicia Bohren, se pronunció y afirmó que junto al Concejo Superior presentaron un comunicado de preocupación ante la continuidad de hechos delictivos que afectan a los estudiantes de su casa de estudios. Y solicitaron mayor presencia policial y de cámaras de seguridad en calles circundantes al gimnasio y a las facultadedes de la Universidad.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina