El homicidio se produjo en la noche del pasado 8 de febrero

Caso Caytano: “Tenemos a una persona muy peligrosa que está libre”

A casi 5 meses del crimen de César Caytano (23), quien fue acribillado por tres encapuchados en Irigoyen, su entorno apunta contradicciones de varios testigos y a la falta de pruebas clave
domingo 30 de junio de 2024 | 6:03hs.
Fabián, padre del joven asesinado, sostuvo que a su hijo lo ultimaron por la deuda que tenían con él.  Foto: Marcos Isaac
Fabián, padre del joven asesinado, sostuvo que a su hijo lo ultimaron por la deuda que tenían con él. Foto: Marcos Isaac

A casi cinco meses del homicidio de César Caytano, el joven de 23 años que fue acribillado el pasado 8 de febrero mientras se encontraba en un domicilio de la localidad de Bernardo de Irigoyen, el caso continúa en la fase de instrucción y aún se esperan los resultados periciales de elementos secuestrados, sumada a la ronda de testimoniales que continúan tomando en el Juzgado de Instrucción Uno de San Pedro.

A su vez, mediante fuentes judiciales, este medio pudo saber que desde la parte querellante del caso solicitaron un cambio de carátula para uno de los sospechosos del crimen.

Se trata de Braian D. O. S -dueño de la casa donde sucedió el homicidio-, quien hasta el momento está imputado por encubridor.

Sin embargo, desde el entorno de la víctima sostienen que este joven de 28 años sería el autor intelectual del ataque que terminó con la vida de César.

En ese contexto, Fabián -padre de la víctima-, en diálogo con El Territorio volvió a pedir por justicia y detalló las últimas novedades de la causa que actualmente no tiene detenidos en una celda policial.

“Por nuestra parte estamos aportando toda la información y pusimos todas las pruebas necesarias, pero seguimos con el pedido de justicia, porque tenemos a una persona muy peligrosa”, expresó el hombre haciendo referencia a D. O. S.

“Él actúa como mandatario. Lamentablemente él le debía plata a mi hijo”, continuó, agregando que las deudas están registradas en libros y cuadernos que están en la casa de César. Objetos que no fueron entregados a la Justicia aún.

En ese marco, el entrevistado expresó que 10 días antes de la trágica muerte del joven de 23 años, él fue a acompañarle a su hijo a la casa de Braian para cobrarle la deuda.

Contradicciones
Por otra parte, explicó que una de las cuestiones que llama la atención son las contradicciones de los distintos testigos que se presentaron en varias oportunidades para declarar sobre el caso.

“Cuando uno ve las testimoniales de testigos que son pedidos por la defensa, nos damos cuenta que en sede policial dicen una cosa y después en sede judicial cuentan otra versión, y hay otros que desaparecieron y se fueron a vivir a Brasil”, contó.

A su vez, detallando las contradicciones de los testigos, mencionó que “ninguno menciona el cobro ni la deuda que tenía Braian con mi hijo”, añadiendo que uno de los testigos -el cual estaba sentado cerca de César en el momento de los disparos- “cuando se le pregunta por qué no le avisó a mi hijo que estaban entrando tres personas encapuchadas y con armas, no respondió y sólo dijo que corrió hacia el monte y estuvo escondido unos minutos y después que estuvo una hora”.

En el marco de las contradicciones, el entrevistado mencionó que el último testigo -citado el pasado 26 de junio-, había expresado “en sede policial que el que mató a César fue E.N, pero después ante el juzgado dijo que no sabe quién fue”.

Justamente, en relación al último testigo, desde la querella presumen que se trata del entregador de César, ya que fue la persona que lo habría llevado a la casa de Braian y lo dejó por varias horas hasta que se llevó a cabo el asesinato.

El mismo acusado
“Lo que llama la atención es que cada vez que aparece una persona ejecutada, como César o en el último caso de San Pedro (Camargo) además de que siempre es el mismo modus operandi, es que siempre se lo vincula con Braian D.O.S”, remarcó el querellante, quien mencionó que al hablar con fuentes con acceso al expediente del crimen de Camargo, le dijeron que pudieron obtener información que apuntaba que Braian sería el que lo mandó a matar.

En esa línea, indicó que “una persona que es amenazada por Braian, después de días aparece muerta con tiros en la cabeza. Por eso mismo los testigos y todos los que saben algo no lo dicen por miedo a morir”.

A su vez, manifestó que “Braian estuvo prófugo de la Justicia por tres meses, pero en realidad hay fotos y testigos que lo vieron en su casa y en eventos de motos de Bernardo de Irigoyen. No sé si es un protegido o intocable, pero ahora su defensa quiere hacer creer que él estuvo en Buenos Aires”.

En otro tramo de la entrevista, Caytano mencionó que “es cierto que mi hijo se dedicaba a comercializar vino y cigarrillos en la frontera, pero a él lo matan porque tenían una deuda y por mucha plata con él”, añadiendo que “cuando fui con él para que le cobre la deuda -10 días antes del homicidio- vi una situación incómoda, pero no quiero creer que en ese momento Braian ya lo había amenazado a mi hijo”.

En ese contexto, el progenitor de César reveló que “después de que mi hijo fue asesinado, mi familia recibió muchas amenazas y por una semana no salimos. Como padre tengo que enfrentar el tema judicial pero sí temo por mi vida, por ejemplo cuando quiero ir a visitar a mi nieta, tengo que ir y volver en el día”.

Por otro lado, respecto a la pista sobre la identificación de los que le ejecutaron a César, quienes -se planteó- podrían ser brasileños porque hablaban en portugués, el querellante expresó que “por las pruebas en el hecho no hay brasileños. Son gente de Buenos Aires que vienen para matar personas por mandato de Braian. Es una estrategia para confundir por la cuestión de la frontera seca con Brasil”.

Por último, Fabián ratificó que “queremos justicia y eso significa que todos los implicados estén presos. Creemos que Braian es el que planeó todo y que está involucrada la familia de su pareja (quien también está imputada por encubrimiento)”.

Crimen en San Pedro

El nombre de Braian D. O. S volvió a ser mencionado en la investigación de otro crimen sucedido en las últimas semanas. Fue en el homicidio de Juan Batista Camargo (28), quien fue hallado sin vida y con disparos en la cabeza al costado de la ruta nacional

14 el pasado 19 de junio. Precisamente, en base a fuentes con acceso al expediente, este medio pudo consignar que el último crimen tendría relación con el contrabando ilegal de cigarrillos y con la presencia de Braian como partícipe de la organización.

“Sabemos que allegados a Camargo dijeron que fue Braian. La familia de este chico está escondida en otro punto de la provincia por temor a represalias”, mencionó la querella de Caytano.

Mediante distintas fuentes judiciales, este medio pudo saber que existe la hipótesis que desde Irigoyen tenían en la mira a Caytano y a Camargo, porque éstos se encontraban jugando a las cartas en una cancha sintética junto otro grupo de personas cuando los sujetos arribaron al lugar donde supuestamente estaba escondida la mercancía que que robada. Por ello, las dos víctimas fatales comenzaron a ser amenazadas.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?