Juez penal

Se jubiló Dejesús Cardozo tras 47 años en el Poder Judicial

miércoles 05 de junio de 2024 | 6:03hs.
Fundó la carrera de Ciencias Jurídicas y Políticas del Montoya.
Fundó la carrera de Ciencias Jurídicas y Políticas del Montoya.

Luego de una amplia trayectoria en el Poder Judicial, ayer se hizo oficial la jubilación de Ángel Dejesús Cardozo, juez del Tribunal Penal Uno de Posadas. La novedad fue publicada en el Boletín Oficial de la provincia de Misiones en la que se consigna “acéptase a partir de la fecha del presente decreto, la renuncia presentada por el dr. Ángel Dejesús Cardozo a la que quedará condicionada al otorgamiento del beneficio de la Jubilación Ordinaria por parte del Instituto de Previsión Social”.

Cardozo (69) ingresó al Poder Judicial hace 47 años, el 29 de abril de 1977, luego de recibirse de abogado de la Universidad Nacional del Nordeste y era hasta ahora uno de los funcionarios más antiguos de Misiones. Fue secretario, defensor oficial y presidente de la Cámara Criminal Correccional de Menores antes de llegar al Tribunal Penal Uno de Posadas.

En una reciente entrevista con El Territorio contó que tiene cuatro hijos profesionales, se dijo abierto a los cambios como el de la digitalización, pero se reconoció como de la vieja escuela, humanista. En paralelo a su carrera judicial también desarrolló una amplia trayectoria en la docencia, situación que asegura le permitió sortear el estancamiento en su carrera durante el gobierno de facto.

Fue fundador, junto a Jorge Kemerer, de la carrera de Ciencias Jurídicas y Políticas Sociales en el Instituto Antonio Ruiz de Montoya y un actor de importancia para que en Posadas se instale la carrera de abogacía de la Universidad Católica de Santa Fe. En ambas fue docente y director y también enseñó Instrucción Cívica en secundaría y Derecho Civil en la Universidad Nacional de Misiones.

“Yo fui el último presidente de la entonces Cámara Criminal Correccional de Menores que tuvo la provincia y el primer presidente que dirigió un debate oral en el año 1991. Lo hicimos en el Círculo Médico, en ese entonces era todo un boom pasar del sistema escrito a un sistema de la oralidad que no es oral de por sí, sino un sistema mixto”, recordó.

Detalló que entonces la sociedad misionera se vio revolucionada por la novedad y que incluso también había miedo de avanzar hacia eso. Por ello visitó otras provincias para saber cómo funcionaba el proceso y así aplicarlo en la Tierra Colorada.

“A mí la docencia me dio mucha gimnasia en la oralidad y eso me permitió moverme distinto, porque también hubo una serie de resistencias. Es lógico, los abogados estaban acostumbrados a un sistema estrictamente escrito y volcarse a un sistema nuevo que es la oralidad, donde uno se destaca ya por los conocimientos en la oratoria, que no tiene que estar consultando al libro sino demostrar sus conocimientos, es algo nuevo”, añadió.

El magistrado también valoró las nuevas generaciones de funcionarios judiciales para la administración de Justicia : “Yo creo que nuestros jueces están haciendo muchas cosas importantes que a veces se desconocen. Hay que tratar de ayudar en la instrucción, no repelar, no complicarle el trabajo que muchas veces se desconoce. Quienes somos de carrera judicial sabemos”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?