El hecho fue el 29 de abril en el barrio Szczesny, de Apóstoles

Detenido en su casa luego de matar a un vecino

Marciano Da Silva (71) fue acusado de haber matado a Carlos Medina (38) presuntamente en reclamo del robo en su vivienda y fue imputado por homicidio simple. La víctima era un conocido delincuente
miércoles 22 de mayo de 2024 | 6:05hs.
El hecho fue registrado en la mañana del 29 de abril en el barrio Szczensny.
El hecho fue registrado en la mañana del 29 de abril en el barrio Szczensny.

El Juzgado de Instrucción Cuatro de Apóstoles dispuso la prisión domiciliaria para Marciano Da Silva, el hombre de 71 años que fue acusado de haber matado a un vecino del barrio Szczesny en la mañana del pasado 29 de abril, presuntamente en reclamo del robo de una garrafa.

Según fuentes con acceso al expediente, El Territorio pudo saber que el beneficio fue otorgado el pasado 11 de mayo por el magistrado Miguel Ángel Faría, quien interviene en la causa, tomando como parámetro de la decisión la edad del imputado.

En tanto, Da Silva esperará en su vivienda del citado barrio mientras se prosigue con la investigación del caso, que lo acusa de “homicidio simple” en perjuicio de Carlos Sebastián Medina (38), hasta que sea juzgado por un tribunal.

Reclamo de robo

Como informó este medio, el homicidio se descubrió cerca de las 9 del lunes 29 de abril, cuando efectivos locales fueron requeridos en el hospital de área debido al ingreso de Medina, en grave estado, con una herida de arma de fuego. Pese a los esfuerzos médicos, no pudo ser estabilizado y falleció.

Ante eso, los investigadores locales establecieron como posible autor al albañil de 71 años, quien vive a 250 metros del lugar del hecho. En tanto, se pudo reconstruir que todo ocurrió cuando el jubilado habría ido a reclamar a Medina por el presunto robo de una garrafa y un cuchillo, que luego de una discusión desencadenó en el trágico episodio.

Según los efectivos de la Unidad Regional VII, el robo habría ocurrido durante la noche del domingo, pero Da Silva esperó hasta la mañana del día siguiente para ir a reclamarle a Medina, que es un vecino del barrio Szczesny que -según testigos y fuentes policiales- tenía un frondoso prontuario delictivo.

En esa instancia, el hombre de 71 años habría sido atacado con un cuchillo y respondió con un disparo que impactó en la zona pectoral del hombre de 38 años, que lo tuvo agonizando hasta llegar al nosocomio local, donde finalmente perdió la vida.

Fuentes de la Policía de Misiones expresaron que tras consultas con las autoridades del Juzgado de Instrucción Cuatro, se determinó un allanamiento en la vivienda del investigado, ubicada en la calle Teresa de Calcuta. Allí, los efectivos secuestraron el arma presuntamente utilizada.

Durante el allanamiento evidenciaron que una de las ventanas, perteneciente a la cocina, se encontraba violentada. Por lo que esto reforzaría la hipótesis de que Marciano fue víctima de robo en la noche del domingo.

Otra de las aristas que refuerza el denunciado ilícito, es que en la vivienda de Medina secuestraron una garrafa y un cuchillo, que reuniría las características de las pertenencias del albañil que fue a reclamar en la mañana del lunes. También, los efectivos hallaron una remera con una perforación a la altura del pecho.

Frondoso prontuario

En relación a la víctima, Carlos Medina, fuentes de la Comisaría Primera de Apóstoles confirmaron que se trata de un conocido delincuente que tenía múltiples causas por delitos contra la propiedad, inclusive por algunas de ellas fue llevado a juicio y sentenciado.

En el barrio lo conocían por ser alguien que aprovechaba los descuidos de la gente y observaba cuando había personas o no en las viviendas, además de revisar siempre los vehículos estacionados, por si alguno estaba abierto. Se recordó que hace poco se hizo con 400.000 pesos que estaban en una guantera.

En ese contexto, mencionaron que fueron ocho causas que Medina tenía en sus antecedentes al menos en el último año, siempre discriminadas en robos, hurtos de viviendas y hurto de automotores. Además, contaba con varias causas contravencionales en su contra.

Durante este año, según fuentes policiales y judiciales, el hombre había permanecido en prisión al menos dos meses por robo de una casa debido a que, si bien se trataba de un delito excarcelable, desde el Juzgado se impuso una caución real teniendo en cuenta su prontuario.


Dijo que se defendió y disparó al bulto

Marciano Da Silva fue trasladado el viernes 3 de mayo al Juzgado de Instrucción Cuatro de Apóstoles para comparecer y ser notificado oficialmente de la imputación en su contra.

Allí, ante el magistrado Miguel Ángel Faría, designó una abogada particular y fue imputado formalmente por el homicidio de Medina. Asimismo, asesorado por la letrada, aceptó dar su versión de los hechos y relató que el domingo le habían robado una garrafa y un cuchillo de gran porte, pero que fue el lunes por la mañana que decidió ir a reclamarle a la víctima, quien mencionó que ya le había robado dos veces y estaba alojado a unos 250 metros de su vivienda del barrio Szczesny.

Los hechos ocurrieron en la vereda, hasta allí salió Medina luego del llamado del ahora detenido, quien le reclamó por los elementos sustraídos. En esa instancia, según señaló el sospechoso fue increpado y se sintió amenazado, razón por la que sacó el arma de entre sus pertenencias y abrió fuego “al bulto”.

El disparo calibre 32, según la autopsia realizada por los profesionales del Cuerpo Médico Forense, impactó en el corazón, dejando sin chances de sobrevida.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?