Desesperado pedido de ayuda de una madre para su hijo con discapacidad

El menor que sufre Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), Trastornos del Espectro Autista (TEA) y brotes psicóticos. "Siento que sola no le puedo cuidar más a mi hijo", reconoció.
miércoles 15 de mayo de 2024 | 19:17hs.
Foto: Imagen Ilustrativa
Foto: Imagen Ilustrativa

La angustia domina los días de una madre que desde hace años viene gestionando asistencia para su hijo de 13 que padece una serie de graves patologías que condicionan su vida y la de su familia. El chico sufre Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), Trastornos del Espectro Autista (TEA) y brotes psicóticos.

En ese contexto, contó que el menor tiene arranques de furia donde rompe cualquier cosa que esté a su alcance y se lastima, por lo que algunas veces se siente obligada a atarlo. "Se asfixió en el parto y estuvo meses con respirador", explicó a El Territorio, y contó que cría sola a su hijo, ya que el padre -gendarme- no lo ve desde hace siete años. También tiene una nena de 5, la cual desde hace un año está a cargo de una tía materna.

Mencionó con angustia que el menor casi no duerme, tiene un apetito voraz, se arranca los pañales y hace sus necesidades por cualquier lugar de la casa. "Tiene una fuerza tremenda y mucha ansiedad de comer y tomar. Se golpea contra la pared y destruye todo lo que puede. Rompió los vidrios de la casa, dos teles, de todo", lamentó.

Dolor de madre

La mujer y su hijo subsisten con la asignación por discapacidad y una cuota que le deposita el progenitor. Sin ocultar su preocupación, mencionó que requiere algún tipo de ayuda para poder cuidar mejor a su hijo, al tiempo que no descartó la posibilidad de internarlo en alguna institución especializada para tratar sus patologías.

En tanto, si bien el menor está medicado, indicó que actualmente el tratamiento no sería eficaz porque "cada vez es más incontrolable". También reclamó que "hace un año la Municipalidad de Panambí, donde vive, se comprometió a gestionar el arreglo de mi casa ante el Iprodha, pero no hicieron nada. Golpee un montón de puertas y no tengo respuesta, y siento que sola no le puedo cuidar más a mi hijo".

¿Que opinión tenés sobre esta nota?