El hecho se descubrió el 2 de mayo del 2022 en el barrio Guacurarí de Posadas

A juicio acusados de robar, matar y prender fuego a una jubilada

Dora Ramírez (71) fue hallada incinerada en su domicilio. Son cinco los implicados, entre ellos un menor de edad, imputados por homicidio en ocasión de robo y daño
sábado 06 de abril de 2024 | 6:05hs.
A juicio acusados de robar, matar y prender fuego a una jubilada
A juicio acusados de robar, matar y prender fuego a una jubilada

En mayo del 2022 Dora Ramírez (71) fue hallada sin vida en su casa de Posadas, luego de que Bomberos Voluntarios apagaran las llamas que habían copado por completo la vivienda. En un primer momento se pensó que había sido víctima de un accidente doméstico, pero las pericias revelaron un atroz homicidio.

Las investigaciones del Juzgado de Instrucción Siete, a cargo de Miguel Mattos, avanzaron y se logró la detención de cinco implicados, entre ellos un menor de edad, sobre quienes se descubrió que habían ingresado a robarle a la mujer que vivía sola. Según se supone, allí adentro todo se salió de control, la terminaron matando y luego quemaron la casa.

Según pudo saber El Territorio en fuentes ligadas al proceso, finalmente la investigación fue elevada a juicio y ahora el expediente será girado a un tribunal posadeño para que se establezca una fecha de debate. Los acusados fueron identificados como Elvio Omar Jede (49), Angélica Yesenia Pereyra (33), Mercedes Angélica Romero (45), José Luis Cabral (30) y el menor.

La medida fue tomada por la Cámara de Apelaciones de Misiones, que confirmó la elevación a esta instancia dictaminada por el juez Mattos que había sido apelada por las defensas. En el caso intervino la Sala I, con voto del juez José Alberto López y adhesión de su par Marisa Dilaccio.

Los implicados están acusados por homicidio en ocasión de robo y daño en concurso real, descartándose así la figura de homicidios triplemente calificado por criminis causa, por la participación de menores y por la participación de personas como se había determinado en la prisión preventiva, dictada en julio del 2022.

El incendio que reveló el asesinato de Ramírez fue descubierto después de las 23 del lunes 2 de mayo del 2022 en la Chacra 105 del barrio Guacurarí. Según dijeron entonces fuentes de la Policía de Misiones, la mujer fue hallada tendida en el suelo de su hogar que estaba siendo consumido por la voracidad de las llamas.

El hecho fue anunciado al 911 por un hombre que fue alertado por Cristian Recalde (36), el vecino que minutos antes había ingresado a la vivienda para socorrer a la mujer, pero se vio obligado a salir por el humo asfixiante y solicitó ayuda.

Incendio-barrio Guacurari
Uno de los vecinos intentó socorrer a la víctima. Foto: Marcelo Rodríguez

Los uniformados de la Seccional Sexta se dirigieron al lugar y constataron lo que estaba ocurriendo. Un oficial ingresó al domicilio con el fin de salvar a la mujer, pero el fuego, el humo y el derrumbe de algunas partes del techo de zinc hicieron imposible la tarea.

Rápidamente se descubrió que Ramírez vivía sola y padecía osteoporosis, lo que generaba problemas de movilidad. Inicialmente la hipótesis del ígneo fue un cortocircuito, pero las declaraciones de los familiares de que había faltantes en la casa y el trabajo de la Dirección de Homicidios cambió todo.

La pesquisa avanzó hacía la identificación de sospechosos y es así que tres días más tarde -con la orden del juzgado interviniente- la Policía de Misiones concretó varios allanamientos en Posadas y Garupá, precisamente en los barrios Quiroga, la Chacra 181 y en Nuevo Garupá.

Los primeros en ser detenidos fueron Elvio Omar Jede (49), Angélica Yesenia Pereyra (33), quienes se movilizaban en un Peugeot 205 con el que se habían movilizado las cosas robadas de Ramírez e incluso había sido registrado por las cámaras de seguridad en cercanías a la escena del crimen.

En Nuevo Garupá, en tanto, se detuvo a Mercedes Romero (45) y al menor, además de dar con un televisor de 50 pulgadas, una garrafa de 10 kilogramos, un nebulizador, un monedero y documentos de la víctima y sus familiares. Es decir, elementos robados de la casa.

José Luis Cabral, en tanto, fue atrapado en la chacra 181 de Posadas y fue señalado en un principio como la persona que organizó el robo que terminó en un crimen.

Sospechas confirmadas
En conversación con El Territorio en la escena de los hechos, Cristian Recalde comentó que cerca de las 23 se encontraba en su casa con su familia cuando una de sus hijas manifestó que sentía olor a humo. El hombre se levantó para verificar algún problema dentro de su vivienda, pero no encontró nada fuera de lo normal.

Según su testimonio, salió a la vereda y vio el humo negro que, por unos segundos, no pudo identificar de dónde venía a causa del viento y la lluvia de aquella noche, hasta que logró visualizar el fuego que salía de la ventana de su vecina Dora. “Me fui corriendo, entré por el portón y vi la puerta del corredor abierta. Ahí miro y la veo tirada en el piso, entre la cocina y la pieza”, aseguró.

“Yo le veía por el fuego porque se habían quemado todos los focos y estaba todo apagado. Ahí le agarro de la pierna, le empujo un poco y en eso queda todo negro, no se ve nada más por el humo. Salgo afuera porque me estaba asfixiando y cuando vuelvo a entrar para poder sacarle, el fuego ya acaparó todo y fue imposible. Después vino la Policía”.

Cristian expresó que Dora le conocía desde que era chico, ya que eran vecinos hace muchos años y que mucha gente del barrio colaboraba cuando ella necesitaba ayuda. Al ser consultado sobre cómo se siente al respecto, afirmó que “se hizo lo que se pudo” y que sentía mucho aprecio por la señora.

“Quería sacarle afuera nomás, no importaba si estaba con vida o no, era sacarla afuera, pero el fuego fue rapidísimo. La parte de la pieza cedió todo, se derrumbó”.

Entonces el hombre mostró sus dudas, que con las horas se confirmaron: “Quiero saber qué es lo que pasó realmente, porque por más que ella vivía sola, siempre fue precavida. Me pareció raro que la puerta esté abierta porque eran las once de la noche y ella a las ocho ya se encerraba y miraba por la ventana nomás”.

Por otro lado, aseguró que hace pocos años la mujer había hecho arreglos en toda la casa incluyendo la red eléctrica, también desconfiando de la posibilidad de un cortocircuito. “Te quedan dudas viste porque ahora me contaron que la garrafa no está. Supuestamente, dijo la hija que buscaron un cosito con alhajas y tampoco está. Entonces, quedan dudas si le pegaron, si cayó desmayada, si le robaron”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?