Tenían asentamiento en la localidad de San Vicente

Cayó organización que vendía autos robados de Buenos Aires

Los detenidos son tres hombres de entre 29 y 33 años. La banda comercializaba en Misiones rodados para delitos de contrabando o tráfico de estupefacientes
domingo 31 de marzo de 2024 | 6:03hs.
Cayó organización que vendía autos robados de Buenos Aires
Cayó organización que vendía autos robados de Buenos Aires

La Policía de Misiones logró desarticular en la localidad de San Vicente una organización involucrada en robos de vehículos con nexos en la provincia de Buenos Aires. En total, fueron tres los detenidos -dos hombres de 29 años y uno de 33- que estarían a cargo de la banda delictiva desde el año pasado.

Mediante fuentes policiales, este medio pudo saber que para desbaratar esta banda, los efectivos de la Unidad Regional VIII procedieron a amplias investigaciones para detener a los integrantes de robacoches, siendo el último detenido el presunto cabecilla, que cayó en la noche del último jueves. En el marco investigativo, los voceros policiales mencionaron que fueron cuatro los vehículos secuestrados que se vinculan a la red delictiva.

En tanto, según lo establecido por los especialistas a cargo de las pesquisas, los aprehendidos en San Vicente tendrían vínculos en Buenos Aires y provincia y se dedicaban a la sustracción de los rodados. El modus operandi, advirtieron, se trataba de que luego del robo del rodado se transportaba hacia Misiones.

Al llegar los vehículos a la tierra colorada, los delincuentes se abocaban a comercializar los automóviles con documentos falsificados o utilizaban los rodados en delitos federales, como contrabando o tráfico de estupefacientes.

Por otro lado, fuentes consultadas expresaron que agentes encubiertos detectaron que algunos rodados secuestrados en distintos procedimientos por tráfico o contrabando habían sido sustraídos en Buenos Aires e ingresaban a la provincia sin ser detectados en su ruta, ya que al consultarse los estados de dominios figuraban “limpios”, lo que en realidad era un ardid de la banda.

Incautaciones

En ese marco, el primer vehículo fue incautado en el barrio 200 Viviendas de la citada localidad. Se trataba de un Volkswagen Bora robado en Buenos Aires y que estaba acondicionado para el contrabando de mercaderías ilícitas. Lo último, fue detectado al notar que el rodado no poseía los asientos traseros.

Meses después, en el mismo barrio, se incautó un segundo vehículo robado en tierras bonaerenses. En esta oportunidad, se trató de un Chevrolet Meriva, cuyo poseedor, Gastón S. (29), fue arrestado en el procedimiento.

Ante estas dos incautaciones, la Policía comenzó a centrar los trabajos de vigilancia sobre al menos tres personas de esa ciudad. Es así que, ya en este año, realizaron un seguimiento e incautaron un tercer vehículo robado -un Fiat 500-, que habría sido un “regalo” de uno de los sospechosos a su novia.

Ante esto, la Jefatura reforzó las tareas de campo en esa localidad y zonas aledañas, obteniendo como resultado la detención de Carlos M. (29) -apuntado como el cabecilla-, quien se movilizaba en un Fiat Cronos con pedido de secuestro por robo calificado en Buenos Aires.

Con estas cuatro incautaciones, los efectivos tuvieron suficientes elementos para determinar que se trataba de una banda dedicada al robo de autos. Por ello, con orden de captura por parte de la Justicia, el 8 de este mes se procedió al allanamiento del domicilio de un tercer implicado, quien sería el encargado de las transacciones. Como resultado del operativo, los uniformados lograron incautar elementos de interés para la causa y ocho teléfonos celulares que están siendo sometidos a pericias.

Modus operandi

A partir del avance de la investigación, se estableció que los vehículos que eran sustraídos en Buenos Aires, luego eran traídos hasta Misiones. Ya en la provincia, los rodados eran enfriados a la espera de que impactara en el sistema la denuncia por robo o hurto del automotor. Una vez impactado, los malvivientes comercializaban los automóviles para utilizarlos en delitos federales.

Esta forma de actuar estaba muy estudiada por la organización, ya que ante las consultas preliminares de la Policía en la base nacional sobre el estado de los rodados, aparecían en principio sin pedido de secuestro.

Como desenlace, ante los secuestros y detenciones que realizó la fuerza provincial, debilitaron fuertemente las arcas de la banda y entraron en conflicto entre ellos mismos.

Incendio intencional

En relación a lo último, se pudo saber que el conflicto de la banda quedó en evidencia cuando cerca de las 23 del último jueves la casa de uno de los presuntos involucrados ubicada en el barrio 200 Viviendas habría sido incendiada intencionalmente por otro integrante, según refirió el personal actuante. Por esto, se investiga si fue un ajuste de cuentas o para eliminar evidencias.

A su vez, según fuentes consultadas, El Territorio pudo consignar que en el lugar del incendio había un cuarto integrante investigado, quien fue asistido por los agentes policiales y Bomberos Voluntarios, luego de permanecer durante el foco ígneo encerrado en el baño de la vivienda.

En paralelo, en inmediaciones a la vivienda incinerada, los efectivos lograron detener a Maxi Z. (33), quien resulta propietario del lugar y se encontraba prófugo en la causa.

El hombre en el momento de ser abordado intentó descartar su teléfono. Sin embargo, no logró su cometido y el dispositivo fue incautado para ser analizado por peritos de la fuerza.

Si bien, desde la Policía presumen que en la última detención se logró dar con el jefe de la banda, la operación policial continúa en curso de investigaciones, ya que no se descartan otras detenciones y secuestros, puesto que los arrestados podrían estar relacionados con delitos de la misma índole en otras provincias.

En cifras

4

Es el total de vehículos incautados a la banda delictiva en el transcurso de nueve meses. Todos los rodados tenían pedido de captura en Buenos Aires.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?