Lo hallaron el año pasado

A 3 años de su desaparición, despidieron a Ernesto Schimpf

Los restos del jardinense desaparecido en 2021 fueron velados e inhumados en el nuevo cementerio de la localidad
domingo 03 de marzo de 2024 | 6:03hs.
A 3 años de su desaparición, despidieron a Ernesto Schimpf
A 3 años de su desaparición, despidieron a Ernesto Schimpf

Un largo recorrido hacia el último adiós, después de tanto dolor e incertidumbre instalados desde marzo del 2021, cuando Aurelio Ernesto Schimpf desapareció en Jardín América.  Finalmente ayer familiares y amigos concretaron la despedida para iniciar el necesario duelo.

Una búsqueda que arrancó desde el día 1 y sin resultados positivos, algunas pistas que dieron indicios pero sin llevar a un buen puerto. La angustia de todos sus seres queridos aumentaba, el saber qué pasó con él era una espina que permaneció clavada durante más de dos años.

Era un 23 de julio del 2023 cuando un vecino del barrio Virgen de Itatí halló en su propiedad restos óseos. Dicha alerta fue notificada a los seres queridos del hombre desaparecido y fue Estela Schimpf su propia hija quién reconoció algunos elementos encontrados junto a los huesos.

En el sitio había una linterna y un cinturón que la hija de Aurelio confirmó que pertenecía a su padre. Aún así, restaba que dicho hallazgo se confirme al 100 por ciento.

Nuevamente la espera se hizo larga, luego del hallazgo se debió confirmar el resultado ADN, el cual tardó poco más de 6 meses, cuando el 7 de febrero del corriente año Estela recibió la confirmación que la prueba arrojó 99.9% coincidente y que se trataba de su progenitor.

El hecho de conocer el resultado tuvo un conjunto de emociones, por un lado dolor, porque tenían aún la esperanza de encontrarlo con vida, y por otra parte el alivio de saber qué pasó con él tras su desaparición en 2021.

A casi 3 años de verlo por última vez, Estela en diálogo con El Territorio dijo: “Teníamos aún la esperanza de verlo otra vez, de fundirnos en un abrazo interminable, pero si no eran de él los restos ¿dónde y cuánto más íbamos a buscarlo?”, se preguntó. La angustia de no tener resultados de su paradero tuvo un largo final, esa herida abierta después de tanto tiempo se pudo cerrar.

Aurelio ahora descansa en paz, sus familiares lo velaron durante la tarde de ayer en la funeraria local y luego fue trasladado al nuevo cementerio de Jardín América para el último adiós. Sabiendo el dolor que significa despedir a un ser querido, mucha gente se hizo presente para dar fuerza y ánimo a los allegados de Schimpf. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?