martes 16 de abril de 2024
Muy nuboso 18.4ºc | Posadas

Se prevé que hoy haya sentencia por el homicidio de Héctor Rodríguez

Arrancan los debates del 2024 con juicios en Oberá y Posadas

Santiago López (19) será juzgado por matar a un menor de 17 años en Villa Bonita. El próximo lunes Manuel Rivero responderá por intentar matar a su ex pareja

miércoles 21 de febrero de 2024 | 6:03hs.
Arrancan los debates del 2024 con juicios en Oberá y Posadas
El primer debate oral será en la sala principal del Tribunal Penal Uno de Oberá.
El primer debate oral será en la sala principal del Tribunal Penal Uno de Oberá.

El año en materia de debates orales y públicos se inicia hoy en Tribunal Penal de Oberá y el próximo lunes en el Tribunal Penal Uno de Posadas, con la ventilación de hechos de homicidio e intento de homicidio respectivamente.

En la Capital del Monte el hecho a ventilarse es el crimen del adolescente Héctor Gonzalo Rodríguez (17), ocurrido en la localidad de Villa Bonita, municipio de Campo Ramón. Por el caso se sentará en el banquillo de los acusados Santiago Rafael López (19), quien enfrenta la acusación de homicidio simple.

El Tribunal Penal compuesto por Horacio Paniagua - presidente -, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero, estableció una única fecha para hoy, por lo que se espera que tras la comparecencia de los testigos se concreten los alegatos y defensa. López es pasible de enfrentar una pena de ocho a 25 años si es considerado culpable, aunque al cierre de esta edición se mantenían negociaciones para un abreviado.

Asimismo el lunes 26 será la primera jornada de juicio contra Manuel Rivero (59). Los jueces Viviana Cukla, Gustavo Bernie y Ángel Dejesús Cardozo establecieron cuatro fechas en las que deberán determinar la responsabilidad de Rivero en los delitos homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa y homicidio simple en grado de tentativa (dos hechos) y portación ilegal de arma de fuego en concurso real en carácter de autor.

En el Ministerio Público Fiscal actuará Martín Rau, mientras que Mario Ramírez estará en la defensa. Hasta ayer la opción de un juicio abreviado estaba descartada. 

Los hechos en Villa Bonita se conocieron durante la madrugada del sábado 24 de abril del 2021, cuando la comisaría fue advertida de una gresca con lesionados de arma blanca.  Ante esto, una patrulla se dirigió al lugar y constató que la víctima se hallaba sin vida.

También constataron que otros dos jóvenes resultaron heridos de gravedad. Alberto Omar U. fue trasladado en ambulancia hacia el hospital Samic de Oberá, mientras que un particular acercó al ahora imputado al mismo centro asistencial. En el lugar, personal de Criminalística de la Unidad Regional II incautó dos machetes y un cuchillo.

La médica policial en turno, Mariana Rippel certificó que el cadáver de Rodríguez “presenta herida penetrante de 3 centímetros de longitud en región torácica anterior, espacio intercostal izquierdo, sin signos vitales”. El mismo sábado al mediodía el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial de Posadas para la autopsia de rigor.

Luego de ser dados de alta, ambos sobrevivientes fueron alojados en diferentes dependencias de la Unidad Regional II. En sede judicial, Alberto Omar U. aseguró que él y su fallecido se defendieron del ataque de López, algo que se vio respaldado en el expediente porque luego recuperó la libertad.

En el mismo sentido declararon familiares de la víctima, como su tío Ricardo Miranda, quien aseguró que el acusado “ya mató a un hombre cuando era menor y en el barrio siempre anda haciendo problemas, la Policía sabe eso, pero dijeron que fue una pelea entre bandas y eso no es cierto”.

López, en tanto, declaró en indagatoria que se defendió del ataque de Rodríguez y su primo. Aseguró que en plena madrugada ambos llegaron hasta su casa armados con machetes y lograron herirlo con un corte en la cabeza y otro en un brazo, lesiones que demandaron varios puntos de sutura.

“Me salvé de milagro porque me pegaron un machetazo en la cabeza”, precisó en sede judicial.

En el expediente por el que se juzga a Rivero quedó plasmado que los hechos ocurrieron poco antes de las 8.10 del 14 de diciembre de 2016. La pareja estaba separada por los constantes hechos de violencia e incluso pesaba una prohibición de acercamiento, pero el hombre se tomó el trabajo de llamar a sus hijos mayores para decirles que vayan a la terminal.

Les mintió diciendo que iban a viajar a Ituzaingó, Corrientes. La intención, analizaron todos después, era que De Souza se quede sola.

De acuerdo a lo que contó después la sobreviviente a los efectivos de la Comisaría Octava que acudieron ante el llamado de los vecinos, el sospechoso ingresó a la casa de manera prepotente y exigiendo ver a su hijo de cinco años, a quien ella le había quitado la posibilidad de contacto justamente por los maltratos.

Inicialmente no habría exhibido el arma pero tampoco hizo caso a  sus los ruegos para que se retirara de la vivienda.

Luego las palabras pasaron a las agresiones y “en determinado momento el sujeto sacó el revólver de su cintura y habría alcanzado a decirle que si él no estaba con su hijo ella tampoco iba a estar”, detalló una vecina de la cuadra que conocía a la perfección los acosos y agresiones que sufrió ella en manos del hombre.

Intentando salvar su vida, Elisa corrió hacia la calle, alcanzó a salir por un portón lateral y, a los gritos, llegó hasta la parada de colectivos. Allí se encontró con un vecino que esperaba el colectivo, que sin entender nada atinó a quedarse parado. En su desespero por protegerse lo sujetó del brazo y se escudó atrás y en ese entonces su expareja gatilló contra ambos.

La víctima estuvo varios días en terapia intensiva hasta que finalmente fue dada de alta, aunque perdió la movilidad del brazo izquierdo y quedó con dificultades para caminar debido a que una de las balas le impactó en la rodilla del mismo lado. Meses después dijo que no dejó de tener miedo e incluso el acusado le mandó amenazas desde la cárcel.

Respecto a Rivero, fue detenido en horas de la siesta de ese mismo día agazapado en una zona de malezas de Villa Cariño, a unos diez kilómetros del ataque. Estaba solo y al verse rodeado de policías no opuso resistencia. Se entregó voluntariamente y de inmediato lo trasladaron a una sede policial donde quedó detenido a disposición del Juzgado de Instrucción Siete.

La Policía de Misiones encontró un revólver calibre 22 con ocho cartuchos en el tambor y después se pudo saber que además había sido filmado por cámaras del lugar del ataque empuñando un arma en cercanías al lugar. El ataque no quedó registrado, pero se trata de los elementos más comprometedores. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias