domingo 14 de abril de 2024
Lluvia ligera 27.7ºc | Posadas

Algunas crías pueden cotizar por arriba de los $35 mil

Los conejos de Bonpland, mascotas XXl

Fernando Brítez tiene un emprendimiento de cunicultura con genética de gran tamaño en Bonpland. Algunos ejemplares superan los 8 kilos y llegan desde lejos para comprarle

sábado 10 de febrero de 2024 | 6:08hs.
Los conejos  de Bonpland, mascotas XXl
Fernando Brítez cría varias razas, entre ellas el gigante de Flandes, que puede superar los 8 kilos. Por el momento los ofrece vivos, pero sueña con ampliar su criadero y quizá incorporar faena. La importancia de las experiencias que le comparten colegas.
Fernando Brítez cría varias razas, entre ellas el gigante de Flandes, que puede superar los 8 kilos. Por el momento los ofrece vivos, pero sueña con ampliar su criadero y quizá incorporar faena. La importancia de las experiencias que le comparten colegas.

En la localidad de Bonpland (a unos 65 kilómetros de Posadas, en el departamento Candelaria), Fernando Brítez (32) se dedica a la cría de varias razas de conejos, como los gigantes de Flandes, que es la variedad más grande de la especie ya que pueden llegar a pasar los 8 kilos en la edad adulta.

Fernando, quien además trabaja en una dependencia policial, se dedica en los tiempos libres a alimentar y cuidar a los conejos y relató cómo surgió esta idea.

“En principio quise dar un uso a la carrera que estudié que es Técnico Superior Agrónomo Ganadero, es así que probé con algunos conejos, me gustó y comencé a asesorarme sobre las distintas razas con criadores reconocidos en el país y comencé con la actividad con la Netherland, que es uno de los más chicos y están destinados más como mascotas ya que pesan no más de 1.300 gramos. Al tiempo agregué la raza Flandes, una raza  complicada en nuestra provincia por causa de las temperaturas, por lo que hay que parar un poco la producción. También tengo californiano, Holland Lop, gigante Alemán, neozelandés, entre otras”, comentó.

Cada raza tiene sus características en piel y colores que los criadores respetan para difundir. Fotos: Marcelo Rodríguez

El emprendedor detalló que “por ahora no hago faena, la comercialización es de animal vivo, no significa que a futuro pueda incorporar faena, pero no por el momento. Son animales aptos para exposición inclusive. El que suelo consumir es el que saco híbrido, cruzando al flandes con californiano por el gran volumen de carne que se logra y son los más recomendados para consumir. Actualmente tengo buenas ventas y ese paso es importante para la continuidad de la actividad”, relató.

Y proyectó que “la idea es a futuro aumentar más la producción siempre incorporando las mejores genéticas, este es un rubro que no se puede parar. Seguir capacitándose sin dudas y lograr llegar a tener un gran criadero con las mejores genéticas y sanidad de estas especies y otras que pueda ir incorporando. Si bien es real que hoy no tenemos un número grande de animales, sí tenemos buena genética y el trabajo lo hacemos en familia, tanto en cuidado, alimentación, higiene, etcétera”, indicó.

El proyecto y mayor sueño del productor bonplanero es ampliar su espacio del criadero, tener mayor cantidad de jaulas adecuadas para el rubro, sobre todo amplias, ya que el conejo, por ser activo necesita espacios, lugares frescos, ya que sufre mucho las altas temperaturas.

Brítez también se refirió a los costos altos que tiene la adquisición de las razas y más aún la alimentación, entre otros cuidados importantes que requiere para ser un animal saludable y con buena expectativa de vida sin son adquiridos para mascotas o de un alimento seguro en cuanto a los que son criados para tal fin.

Chiquititos llamativos

Por otra parte, incorporaron recientemente la producción de cobayos, líneas mejoradas genéticamente, ya que el tradicional existente en la zona, más conocida como cuis, algunos de estos animales los adquirió de gente que trajo de Perú.

El productor se pone a disposición de interesados en asesoramiento sobre cría, cuidados e higiene, no así sobre temas veterinarios ya que no es su especialidad; lo pueden contactar a través de la página de Facebook que lleva el nombre de Cunicultura Cocoy.

La temperatura

Sobre su actividad, Brítez comentó además sobre la difícil situación que se genera con los conejos de raza, más que nada debido a las altas temperaturas de los últimos días. Y dejó en claro la necesidad que tiene de ampliar y mejorar las instalaciones del criadero para que  los animales no  sufran ni lleguen a la muerte a causa del intenso calor que se padece en la provincia en las últimas semanas.

Dijo que “gracias a las capacitaciones y la experiencia diaria que voy adquiriendo pude salvar hasta ahora a mis animales ya que aprendí a reconocer cuándo están al límite de acuerdo al comportamiento y posturas que suelen tener cuando el calor les afecta y pone en riesgo sus vidas. Es ahí cuando busco lugares más frescos, pongo hielo en sus jaulas, es muy difícil, pero hasta ahora están sobrellevando las altas temperaturas, por eso es que necesito contar con mejores instalaciones y estoy luchando para lograrlo por ejemplo colocarles aunque sea ventiladores y a futuro climatizadores de aire. Por ahora es estar ahí, todo el tiempo con ellos para que no les falte agua y lo demás”.

Los cobayos fueron la última incorporación a la producción familiar.

Respecto al cuidado en alimentación y experiencias con nuevas razas, dijo: “Yo vivía en Almafuerte y ya teníamos conejos con mis padres, de hecho que la alimentación era otra y eran los criollos, ahora es otra  la situación, cada raza tiene su demanda y cuidados, pero se puede, sé que voy a lograr mi sueño que es un gran criadero con muchas más razas mejorando siempre la genética”.

En cuanto a la alimentación, explicó que “utilizamos alfalfa, balanceado, verdeo, es otro el cuidado que les damos. En cuanto a la sanidad aprendí mucho de otros colegas del país, ya que es prácticamente imposible llevarlos al veterinario debido a que se necesita de especialistas en animales exóticos, es por eso que destacó la importancia de la relación que existe con propietarios de criaderos mucho mayores que el mío”.

“Este aún está en pañales, ya que de esa manera se puede sacarlos adelante sanitariamente también empezando por la desparasitación o curaciones en el caso que haga falta. En la zona no hay, sí en las ciudades más grandes”.

Respecto a sus aspiraciones a futuro, Fernando dijo que “en eso estoy plenamente seguro, es difícil pero no imposible, sólo hay que poner todo lo mejor de uno  y no bajar los brazos ante las dificultades que se presentan”.

Y ejemplificó que hay situaciones complicadas para su actividad. “Hay momentos en los que de verdad uno se bajonea y es cuando  pierde animales a  causa de los calores, por ejemplo”.

“Por eso es que sueño con jaulas adecuadas, con una instalación acorde y si no hice más al respecto es por factores económicos, pero no pierdo las esperanzas de lograr el objetivo ya que antes que todo quiero mejorar las jaulas y después el agregado inmediato es climatizar sus espacios para evitar pérdidas de los ejemplares”.

Fernando también dejó en claro que  los precios de los híbridos son de aproximadamente 11.000 pesos y los valores en cuanto a razas, por ejemplo el gigante de Flandes, que es uno de los más caros. Los reproductores son de costos elevados que trato de dejarlos para continuar la reproducción, pero los gazapos, que son las crías de 45 días o un poquito más, aproximadamente  y coordinando con criadores de otros puntos del país y Brasil, andan en alrededor de los 30 a 35 mil pesos”.


En cifras

$35.000

Las crías de los conejos de razas más grandes pueden alcanzar ese precio. En algunos casos un conejo adulto de raza puede costar varias veces más. 

 

La cría para consumo en Misiones

En Misiones también hay algunos pequeños emprendimientos de cría de conejos con el fin de faenamiento para consumo familiar. En 2023 El Territorio contó la experiencia realizada en el barrio El Porvenir, donde llegaron a críar unos 300 animales por mes de las especies californiana y holandesa. Desde el proyecto habían explicado que la hembra puede aparearse desde los seis meses, y que el macho a partir de los siete. El conejo bebé nace después de los 28 días de gestación. “Después de que tengan más de 2 kilos o a sus 78 días ya se puede faenar al animal.

Los conejos consumen aproximadamente 200 gramos de alimento por día. En este caso, lo alternamos con alfalfa. Faenarlos es importante para poder sostener la producción porque se reproducen con velocidad”, se había explicado en la oportunidad.

Un municipio reconocido por la cría de lechones y su fiesta

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias