Ofrecían rodados a los que se podía acceder mediante seña por transferencias bancarias

Falsos vendedores de bicis estafaron a 30 personas

Cerca de 30 personas alertaron haber recibido ofertas de delincuentes que usaban el nombre de una reconocida casa de venta para engañar por la red social Facebook
miércoles 31 de enero de 2024 | 6:05hs.
Falsos vendedores de bicis estafaron a 30 personas
Falsos vendedores de bicis estafaron a 30 personas

En los grupos de compra y venta que se exhiben en distintas redes sociales, además de ser plataformas que nos ayudan a encontrar artículos de buena calidad y oportunidades para hacer rendir nuestros ahorros, representan en muchos otros casos un camino directo al mundo de las estafas virtuales. 

Las denuncias contra personas inescrupulosas y malintencionadas que su único fin detrás de un dispositivo electrónico es engañar con falsas ofertas a cambio de un rédito económico son cada días más frecuentes.

Incluso, desde Cibercrimen de la Policía de Misiones, se acumulan una gran cantidad de presentaciones en donde desconocidos, valiéndose de la necesidad y de la urgencia de quienes acceden a esas publicaciones, se alzan con diversas sumas de dinero mediante transferencias bancarias. Y que en casos puntuales pueden ser millonarias. 

Una de las últimas artimañas que fueron alertadas ante autoridades policiales tuvo como protagonistas a vecinos de distintas localidades, en su mayoría de Posadas, quienes fueron engañados en la compra de bicicletas.

Desde cuentas de Facebook se ofrecían rodados de distintas marcas de alta gama a precios irrisorios y que para acceder a ellos solo había que hacer entrega de una mínima parte mediante transferencia bancaria ya que la cancelación se hacía de forma presencial. 

La particularidad de estos hechos es que los estafadores, en la mayoría de los casos, se hacían pasar por representantes de una reconocida bicicletería posadeña para buscar la confianza de sus clientes. Bajo estos engaños lograron quedarse con sumas de dinero que iban desde los 10.000 a los 70.000 pesos.  

Al respecto, Ramón Espíndola, propietario de Bicicletería 213, firma utilizada por los estafadores para lograr credibilidad, charló con este matutino sobre cómo tomó conocimiento del hecho y explicó parte del método utilizado por los delincuentes para engañar. 

“Las consultas sobre lo que pasó nos llegaron por parte de los clientes, algunos se acercaron al local y otros llamaron para preguntar sobre las publicaciones. Varios de ellos nos comentaron que habían hecho transferencias por una bicicleta y que tenían que pasar a buscar estos días por el local. Ahí le avisamos que no éramos nosotros con quienes se habían comunicado”, comentó el comerciante con más de 20 años de trayectoria en el rubro y que reconoció que es la primera vez que utilizan el nombre de su firma para este tipo de delitos. 

Señaló: “Estas personas nos mostraron los comprobantes que estuvieron chateando a través de ventas online y en donde los estafadores pedían dinero en concepto de seña y prometían que podían pasar a buscar las bicis y que el resto podían pagar en cuotas”. 

Por otra parte, indicó que aproximadamente 30 personas tuvieron contacto con los estafadores, aunque gran parte de ellos se asesoraron antes de caer en el engaño y hacer las transferencias de dinero.

Explicó que los valores que se ofrecen por las bicicletas son superiores al 50 por ciento menos del valor real. “Nos acercamos a jefatura a hacer la denuncia y tuvimos respuestas de cómo trabajan estas personas. Por ahí no son de acá, son personas de otras provincias, que utilizan números de teléfonos con características que no son Misiones y que la gente tiene que prestar mucha atención”.

A su vez, contó: “Lo primero que hacían era dar la ubicación del local, incluso llegaron a pasar una factura trucha, trucada con el nombre de nuestra local al lado a la persona que le hicieron la transferencia”. 

Tristeza de los damnificados

Durante la entrevista, Espíndola reconoció que al menos 20 personas se contactaron con él para corroborar los datos de estos supuestos vendedores y que en su mayoría se comunicaban a través de un perfil de una mujer en Facebook. 

“Primero tratamos de hablarle, de explicarle que no tenemos nada que ver con estas personas y enseguida se dan cuenta porque le demostramos lo que son los valores de nuestras bicis. Aparte tenemos nuestra página y nuestras redes sociales en donde hemos publicado los precios. Entonces le decimos que una bicicleta de 400 mil pesos por 80 mil es imposible de conseguir”, agregó el entrevistado. 

Y aclaró: “Nosotros tenemos una cuenta oficial y las cuentas de transferencia son a nuestro cuit de nuestro local, y no a una persona en particular, eso hay que tener en cuenta”. 

“Hace mes y medio empezamos a ver estos casos, de ahí cada vez más frecuente. Inclusive uno de mis secretarios le escribió a ese número y empezaron a ofrecerle distintas bicicletas, le decían que tenían depósitos en Santa Cruz, en Buenos Aires, Chaco. Pero decían que solo trabajaban con ventas online y que entregaban a domicilio”. 

Mencionó que durante las conversaciones con los delincuentes, estos enviaban a quienes preguntaban imágenes de camionetas cargadas con bicicletas que en teoría debían ser entregadas a otros compradores y que simplemente eran imágenes descargadas de internet y sin ningún tipo de vínculo con su emprendimiento. 

Por último, comentó uno de los últimos casos en donde tuvo contacto con damnificados.

“El sábado pasado yo cerré, me fui a comprar algo a la farmacia y un muchacho me llamó al celular. Me dice ‘che estoy enfrente de tu local, me dijeron que me iban a esperar por la bici’. Entonces ya me pareció raro. ‘Es por la Top Mega por la que te giré 50 mil pesos’. Entonces le pregunto a donde me había enviado la plata y me dice ‘por facebook estamos hablando’. Ahí me pasa el comprobante y le digo que esa cuenta no tenía nada que ver con nosotros”.

Aseguró que este damnificado había gastado sus últimos ahorros para poder comprarle una bicicleta a su hija como regalo de cumpleaños.


En cifras

$70.000

Los montos que entregaban los damnificados a los estafadores como adelanto, seña o parte de pago, iban desde los 10.000 hasta los 70.000 pesos

¿Que opinión tenés sobre esta nota?