El traslado fue realizado en conjunto por personal de PFA y SPP

Extraditaron a implicado en ataque a tiros a una cárcel

Carlos Reinicke fue condenado a 8 años por el intento de copamiento de la Unidad Penal II de Oberá. Sería integrante de la organización delictiva “Bala na cara”
miércoles 17 de enero de 2024 | 6:03hs.
Extraditaron a implicado en ataque a tiros a una cárcel
Extraditaron a implicado en ataque a tiros a una cárcel

Tras permanecer detenido cinco años y medio en Misiones por el intento de copamiento de la cárcel de Oberá, finalmente el brasileño Carlos Eduardo Reinicke (41) fue extraditado ayer a su país de origen.

El traslado hacia la aduana de Foz do Iguazú estuvo a cargo de personal de la Policía Federal Argentina (PFA) de Puerto Iguazú con asistencia de efectivos del Servicio Penitenciario Provincial (SPP).

En noviembre de 2022, en juicio abreviado, el brasileño reconoció su responsabilidad en el asalto a tiros a la Unidad Penal II de Oberá, instancia en la cual fue sentenciado a 8 años de prisión.

Según la acusación, en la noche del 30 de julio de 2018 Reinicki y dos cómplices atacaron a tiros la cárcel con la intención de rescatar por la fuerza a Vanderlei “Vando” Lópes, un peligroso delincuente brasileño.

Pero los delincuentes -que secuestraron a un remisero para llegar al lugar- no contaban con la presencia de un sereno en un sector en construcción del presidio, el cual alertó a los guardias y así pudieron repeler el ataque.

Tras la huida del lugar sin cumplir su cometido, los asaltantes se dispersaron y sólo Reinicki fue apresado. Lo ubicaron al otro día sobre avenida Italia, en cercanías del Jardín de los Pájaros de Oberá.

El citado es oriundo de Vera Cruz y fuentes policiales indicaron que sería integrante de una temida organización delictiva conocida como “Bala na cara”, con base en Río Grande do Sul.

Peso pesado

En un portuñol cerrado, Reinicke precisó que conocían de la existencia de la citada obra y el plan contemplaba esconderse en ese lugar hasta la hora de dar el golpe.

Sabían que a las 22 comenzaba el horario de descanso y se redoblan las medidas de seguridad, por eso actuaron a las 20.30, según lo planificado.

“Pero se vieron sorprendidos por el sereno que trabajaba en el lugar y cuando trataron de reducirlo el hombre se resistió y se defendió con una picana. Dio aviso a la guardia y frustró el copamiento”, subrayó una fuente, agregando que “Reinicke dijo que no pensaron que habría un sereno porque la obra está en la propia cárcel y nadie va a robar ahí. Y cuando lo abordaron tampoco creyeron que se iba a resistir porque un civil, pero nada salió como pensaron”.

Al ser repelidos por la guardia, los maleantes escaparon con dirección al remís que secuestraron en el centro, pero al llegar al lugar donde quedó estacionado observaron la presencia policial y tuvieron que escapar a pie.

En tal sentido, como Reinicke habría sido quien mejor entiende y habla castellano se separó del grupo para buscar ayuda con un contacto local al que no halló.

Según fuentes de la Policía Civil del vecino país, Reinicke es un experto en voladuras y su vinculación con los hermanos Vando y Rudinei “Gordo” Lópes tendría sustento en varios atracos cometidos en Lajeado.

Ahora, ya en su país de origen, deberá rendir cuentas por diversos hechos en los cuales habría participado previo a su detención en Oberá.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?