lunes 15 de abril de 2024
Tormenta con lluvia 22.7ºc | Posadas

Horror en Colonia Aurora: "Queremos que encuentren al asesino y que haya justicia"

Milagros Prestes, de 10 años, estaba desaparecida desde el jueves a la mañana, cuando salió de su vivienda -en una zona rural de la localidad- para comprar un analgésico para su madre y ya no regresó. Fue encontrada muerta ayer a sólo 400 metros de su casa con signos de abuso y muerte violenta. Hay un detenido, de 62 años.

sábado 13 de enero de 2024 | 2:00hs.
Horror en Colonia Aurora: "Queremos que encuentren al asesino y que haya justicia"
Los efectivos de la Policía de Misiones realizaron rastrillajes por la zona del hallazgo para encontrar pruebas. //Foto: Daniel Villamea.
Los efectivos de la Policía de Misiones realizaron rastrillajes por la zona del hallazgo para encontrar pruebas. //Foto: Daniel Villamea.

"A mi hermana le dolía una muela y casi no pudo dormir de noche. Entonces Milagros le dijo 'mami, yo voy al almacén y te compro un remedio'. Ahí salió para el pueblito, pero no volvió más…", alcanzó a decir antes de quebrarse en llanto Anabella, una de las tías maternas de la pequeña Milagros Ayelén Prestes (10), cuyo cadáver fue hallado ayer a unos 400 metros de su casa.

La última vez que su familia la vio con vida fue el jueves a la mañana, alrededor de las 8, cuando salió de la chacra -en el paraje Kilómetro 20, del municipio de Colonia Aurora- a comprar un analgésico para su madre.

En tanto, se cree que cuando regresaba a su casa fue interceptada sobre la ruta provincial terrada 222 y llevada hacia una plantación de maíz.

Recién en la víspera encontraron su cuerpo sin vida y los primeros indicios observados en la escena del crimen avalan la hipótesis de una muerte violenta, aunque la confirmación se conocerá con la autopsia que realizará en las próximas horas en la morgue judicial de Posadas.

En tanto, un vocero del caso confirmó dos datos que serían concluyentes: la pequeña tenía atado un cordón en el cuello y se hallaba sin ropa interior.

La mamá y el padrastro fueron demorados para dar sus declaraciones.

El hecho generó una enorme conmoción en la zona y la Policía trabajó intensamente recolectando testimonios que entrada la tarde de ayer derivaron en la detención de un sospechoso.

Se trata de un hombre oriundo de la provincia de Buenos Aires que hace tres años se asentó en la zona. Varios vecinos declararon que el jueves lo vieron cerca del lugar del hecho, primero con la ropa limpia y más tarde embarrado, según confió un investigador.

Allanamiento y detención

El hallazgo del cadáver de la pequeña Milagros se produjo ayer a las 6.20, a unos 50 metros de la ruta provincial 222, dentro de un maizal. El paraje está situado a 30 kilómetros de Colonia Aurora, municipio al cual pertenece.

En el lugar trabajaron peritos de la Dirección General de Criminalística de la Policía de Misiones, quienes recolectaron datos y muestras que podrían ser importantes para la investigación.

Con relación al sospechoso, trascendió que tiene 62 años, es alto y de contextura robusta. Orden judicial mediante, en la víspera se allanó su domicilio y se secuestraron prendas de vestir, calzados y un teléfono celular.

Los primeros elementos serán analizados en busca de rastros genéticos de la criatura, mientras que el aparato también será peritado con la intención de hallar algún indicio vinculado al crimen.

Hasta el momento se sabe que el sospechoso llegó a la zona hace tres años y se instaló con una mujer a la cual conoció por Facebook.

Por otra parte, anoche los pesquisas intentaban averiguar con sus pares de Buenos Aires si el detenido tiene antecedentes penales en aquella jurisdicción.

En tal sentido, una fuente mencionó que el hombre tiene cicatrices en los antebrazos, marcas que suelen hacerse los reclusos a manera de reclamo.

Búsqueda desesperada

Por otra parte, si bien en un primer momento se informó que la madre y el padrastro de la niña habían sido demorados, desde la propia fuerza aclararon que ambos fueron conducidos a la comisaría de Colonia Aurora para ser entrevistados y contenidos, pero que por el momento ninguno es sospechoso de tan horrendo crimen. La mamá es Dahiana Prestes (26) y su concubino Eliseo Fagundez (30).

También se hizo presente Fabián De Lima, el papá biológico de la criatura, quien reside en El Soberbio y ya el jueves por la tarde llegó para colaborar con la búsqueda. 

Según se reconstruyó hasta el momento, Milagros salió de su casa a pie el jueves a las 8 con destino a un almacén situado a unos 800 metros de su casa, recorrido que en época de clases hacía para asistir a la Escuela 389. Transcurrido poco más de una hora, y al ver que no volvía, su mamá salió a buscarla.

Testimonios de vecinos dieron cuenta de que la vieron caminando de regreso a su domicilio, por lo que habría sido interceptada a la vuelta de hacer su compra.

La familia es de condición muy humilde y poseen un celular casi obsoleto, por lo que recién pasado el mediodía un vecino alertó a la comisaría de Colonia Aurora, distante a 30 kilómetros.

Los primeros uniformados arribaron al lugar, charlaron con la familia y vecinos y a las 14.30 se inició la búsqueda, aunque entrada la tarde el resultado había sido infructuoso.

En tanto, ayer, apenas amaneció, se retomó el rastrillaje y a las 6.20 fue hallado el cadáver.

Unos 100 efectivos trabajaron en la búsqueda bajo la supervisión del comisario mayor Hugo Omar González, jefe de la Unidad Regional XI de Aristóbulo del Valle.

Pedido de justicia

Sobre el hecho, se presume que la niña fue abordada por la ruta cuando volvía del almacén y por la fuerza la llevaron hacia el maizal donde la habrían sometido y asesinado. La autopsia podría realizarse hoy. Milagros era la más grande de cuatro hermanitos y sus familiares la definieron como una nena alegre, obediente y responsable, buena alumna y colaboradora en la casa.

"Era la mano derecha de mi hermana. Ella cuidaba a sus hermanitos, a veces ayudaba con la cocina, era una nena muy buena. No me entra en la cabeza que alguien sea capaz de hacerle lo que le hicieron. Nos enteramos cómo estaba su cuerpito. Eso no tiene perdón de Dios", reflexionó Anabella.

La tía contó que colaboró en la búsqueda desde el jueves por la tarde, pero los primeros rastrillajes no dieron resultado, lo que sembró desesperación en familiares y amigos.

Consultada al respecto, mencionó que "acá en la zona nos conocemos todos y no me imagino alguien que haga algo tan horrible. Ella salió para comprar un calmante para la mamá y se ve que la agarraron porque la vieron solita".

"Ahora es tarde, ya no está con nosotros. Es una injusticia tan grande lo que hicieron con la inocente. Lo que queremos es que encuentren al asesino, que haya justicia", subrayó entre lágrimas.

Al momento del hecho el padrastro de la nena estaba haciendo una changa en una chacra cercana, lo que fue corroborado por la Policía.

El expediente por homicidio está a cargo del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá, bajo subrogación del juez de Instrucción Dos Horacio Alarcón.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias