domingo 14 de abril de 2024
Nubes 26.7ºc | Posadas

Luego de que la Justicia otorgara la domiciliaria a Francisco Bourscheid, habló su hermano

“En la cárcel se vino muy abajo, es muy difícil cargar con esta cruz”

El expanadero de 62 años, condenado a perpetua por el crimen de Angélica Ramírez (14) en Puerto Rico, goza de libertad por padecer de artrosis, hipertensión y deficiencia renal

sábado 06 de enero de 2024 | 6:03hs.
“En la cárcel se vino muy abajo, es muy difícil cargar con esta cruz”
La sentencia de 2017 fue apelada y actualmente aguarda resolución de la Corte Suprema de Nación. Foto: Archivo el territorio
La sentencia de 2017 fue apelada y actualmente aguarda resolución de la Corte Suprema de Nación. Foto: Archivo el territorio

El 26 de septiembre de 2012 el femicidio de Angélica Beatriz Ramírez sacudió a la provincia de Misiones no sólo por la brutalidad del caso, sino por el entramado proceso judicial que se llevó a cabo posteriormente.

Luego de doce jornadas por el asesinato de la adolescente de 14 años a la vera de la calle Pionero Kuhn, en Puerto Rico, fue condenado a perpetua Francisco Bourscheid, un repartidor de pan de la localidad. El fallo fue apelado, ratificado luego por el STJ de Misiones y actualmente en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Desde noviembre de 2017 el hombre, que repitió cuantas veces pudo su inocencia, estuvo alojado en la Unidad Penal III de Eldorado, hasta noviembre del año pasado, cuando recibió el beneficio de la prisión domiciliaria por haber alegado problemas de salud como artrosis de rodilla, hipertensión y deficiencia renal.

Alberto, hermano del condenado, sigue sosteniendo la inocencia de su familiar.

“Francisco sigue detenido por el caso de Angélica. Nosotros sostenemos y tenemos la teoría de su inocencia. Está muy embromado de la salud, desde hace 6 años que viene con problemas y siempre con muy baja atención médica estando en la cárcel. Se fue agravando su enfermedad, por eso hoy tenemos su domiciliaria”, comentó el hermano del repartidor condenado, Alberto Bourscheid, en diálogo con Radioactiva (100.7).

En este sentido, explicó que “él tiene 62 años y hay que operarlo para sacarle las piedras que tiene en los riñones; de la artritis no tiene retorno. Estuvo internado dos veces en el Hospital Samic de Eldorado pero, con la pandemia, nunca llegó la atención. Ahora empezamos a tratarlo en el Hospital de Puerto Rico a fines de noviembre, mientras esperamos para hacerle una tomografía con contraste en el Madariaga de Posadas pero no hay turnos”.

“Estamos trabajando mucho por la salud de Francisco, que en la cárcel se vino abajo. Es muy difícil cargar con esta cruz de tanto tiempo perdido en la cárcel siendo inocente”, dijo.

A su vez, indicó que la causa está en manos de la Corte Suprema de Justicia desde mediados del año pasado. “No perdemos la fe y la esperanza de que la Justicia va a hacer las cosas bien. Creo que todo el pueblo de Puerto Rico está convencido de la inocencia de Francisco porque nunca se buscó bien a los verdaderos culpables”, subrayó.

Hipótesis no investigadas

Por el femicidio, se había vinculado a tres sospechosos y un efectivo policial de alto rango en el Comando Radioeléctrico de Puerto Rico había mencionado al hijo del juez penal Éctor Acosta. “El hijo del entonces juez está libre. Alberto Bastarrechea sí está detenido por la violación de una nena de 12 años, que tendría que ver en la causa de Angélica por vínculo”, señaló Alberto Bourscheid.

“Francisco no tuvo ni siquiera una denuncia. Estuvo cerca del lugar, dicen que la llevó, que la mató y tenemos un montón de pruebas con las que sabemos que es inocente. Pusimos un perito de parte que hizo el trabajo de ver cómo fueron tratadas las pruebas, pero eso nunca tuvo repercusión en la Justicia misionera”, cuestionó sobre la causa de su hermano.

Asimismo, remarcó que se hicieron tres autopsias al cuerpo de la víctima y fue la abogada de la familia Bourscheid, la doctora Sosa, quien descubrió que “a Angélica le sacaron partes del vientre y eso no figuraba en ningún lugar. También tenía semen de tres tipos. Nunca fueron a buscar quienes eran y tampoco ninguno coincidía con Francisco”, advirtió.

El silencio del cura

Además, puso el foco en que “el padre Carlos Amado Chatelain, de Puerto Rico, estuvo en radios estos días, diciendo que sabe quién es el asesino. Dijo públicamente varias veces que el asesino vino a confesarse y asegura la inocencia de Francisco. No entiendo tampoco por qué no lo investigan. Está bien que tenga su secreto de confesión, pero es un encubridor”.

“Tenemos contacto con la madre y el hermano de Angélica Ramírez, nos acompañaron en el documental que se hizo. La mamá siempre dijo que Francisco es inocente y fue a verlo a la cárcel”, contó el hermano del detenido. “Me da mucha pena que nunca los ayudaron en la parte judicial, fueron engañados cuando iban a hablar con jueces y abogados”, concluyó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias