“Cuando lloró supe que hice bien mi trabajo”

Dio a luz en la comisaría con la asistencia de una mujer policía

Tatiana De Camargo, de la Comisaría de Dos Hermanas, asistió a un madre en trabajo de parto. Madre e hija están óptimas
jueves 28 de diciembre de 2023 | 6:03hs.
Dio a luz en la comisaría con la asistencia de una mujer policía
Dio a luz en la comisaría con la asistencia de una mujer policía

Efectivos de la Policía de Misiones auxiliaron a una mujer en plena tarea de parto en la guardia de la comisaría de Dos Hermanas.

De acuerdo a lo indicado por fuentes de la fuerza provincial, durante la madrugada de ayer, una embarazada residente en la zona rural del Paraje Puente Alto de la localidad de Bernardo de Irigoyen, llegó con su esposo a la guardia de la Comisaría de Dos Hermanas, manifestando encontrarse con trabajo de parto y que no llegarían al hospital.

La madre, de 39 años, contó que estaba cursando el noveno mes de embarazo, y que ya estaba por nacer su bebé. En razón de que el hospital zonal se halla a varios kilómetros, la cabo Tatiana De Camargo le dio la tranquilidad y contención necesaria, a la vez que llamó a una ambulancia.

En ese momento, la mujer Policía denotó que la gestante ya estaba dando a luz, así que con profesionalismo la asistió en el proceso, recibiendo en sus propias manos a la bebé que nació sin ninguna complicación.

Posteriormente, una unidad sanitaria acudió al lugar y con la intervención del personal de salud, la madre y su hija fueron llevadas hasta el nosocomio local donde recibieron toda la atención médica.

Según informaron desde el centro de salud, Aylin que pesó 2,700 kilos, y su mamá permanecen en óptimo estado realizándose los chequeos correspondientes. Los médicos destacaron la labor policial y reafirmaron que madre e hija se encontraban en buen estado de salud gracias a la correcta intervención.

Por su parte, la cabo Tatiana expresó que en sus siete años de servicio, nunca le tocó intervenir en un hecho como este.

“Fueron muchas las experiencias por las que pasé en estos años de servicio, pero nunca me tocó vivir algo así. Lo más emocionante fue el momento en el que escuché llorar a la pequeña, ahí es cuando supe que hice bien mi trabajo”, expresó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?