viernes 23 de febrero de 2024
Cielo claro 28ºc | Posadas

El abogado fue asesinado en junio de 2003 en Posadas

Crimen de Guillermo Valdez: quedó libre uno de los asesinos

Jorge Alberto “Mosquito” Ramírez egresó ayer del Penal de Loreto. La exesposa de la víctima, Adriana García, también recibió la libertad condicional en marzo de este año

jueves 07 de diciembre de 2023 | 6:03hs.
Crimen de Guillermo Valdez: quedó libre uno de los asesinos

Al cumplir 20 años y medio de condena por el homicidio del abogado Guillermo Valdez y obedecer todos los requisitos del periodo de prueba -incluidas las salidas transitorias, instancia en que no registró incidentes-, Jorge Alberto “Mosquito” Ramírez egresó de la Unidad Penal de Loreto beneficiado con la libertad condicional. La medida fue dispuesta por el Tribunal Penal Uno de Posadas y se cumplimentó ayer al mediodía.

Para sostener el beneficio otorgado, Ramírez se comprometió a “residir en el domicilio fijado y comunicar cualquier modificación del mismo, abstenerse de consumir alcohol y estupefacientes, desempeñar una actividad laboral o profesional de conformidad a su capacidad y/o conocimiento o bien capacitarse cursando los estudios pertinentes y no cometer nuevos delitos”, según la resolución de la víspera.

También se dispuso que el citado estará bajo control del Patronato de Liberados y Egresados de la Provincia de Misiones “hasta los cinco años desde su egreso de la unidad penal”. De esta forma, de los tres condenados por el brutal asesinato de Valdez, sólo Bertoldo Roberto “Polaco” Neumann continúa tras las rejas, ya que el pasado 3 de marzo la escribana Adriana María Inés García obtuvo la libertad condicional.

Si bien todos fueron condenados a prisión perpetua, vale mencionar que el hecho se registró antes de la reforma del Código Penal del 2004 que elevó la pena a 35 años de cumplimiento efectivo. Como el crimen fue en 2003, el trío recibió 25 años de prisión, con posibilidad de condicional al cumplir 20.

Caso resonante
El homicidio de Guillermo Valdez es recordado por la saña de los asesinos, ya que le despellejaron el rostro con un bisturí. El hecho se registró en la noche del 19 de junio de 2003, cuando el abogado fue citado a la oficina de su ex esposa, la escribana Adriana García, para terminar con el trámite de reparto de bienes y fijar la cuota alimentaria de los hijos.

Valdez fue ultimado de varios disparos. También le propinaron puñaladas en tórax y abdomen. Luego lo desfiguraron.

Neumann y Mosquito Ramírez cargaron el cadáver en la camioneta de Valdez y lo trasladaron a las afueras de Posadas Luego lavaron el rodado y lo abandonaron sobre avenida Cabo de Hornos. Para los investigadores, la escribana García mantenía una relación sentimental con Neumann y ambos, junto con Ramírez, planificaron y ejecutaron el crimen.

Al momento del hecho la mujer y la víctima estaban separados, por lo que nunca quedó claro el móvil del crimen. Neumann fue detenido en su casa, dos días después. En su auto hallaron el arma utilizada en el crimen: una pistola calibre 11.25, tipo Colt, con silenciador.

Luego, las pericias determinaron que de esa misma pistola también partieron los tiros que mataron al sereno del IPS, Alfonso Pintos Cardozo, ultimado en febrero de 2003, en un hecho por el que Neumann también fue condenado a prisión perpetua junto a Kevin Escalada.

Para los jueces fueron los autores de los tres disparos con los que ejecutaron a la víctima. “Mosquito” Ramírez fue absuelto por el beneficio de la duda, aunque lo condenaron a cuatro años por el robo de computadoras del IPS.

La paradoja de Neumann
De los tres condenados por el homicidio del abogado posadeño, sólo Neumann continúa tras las rejas porque acarrea dos condenas a prisión perpetua. Según confirmó El Territorio con fuentes del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), el interno ya fue incorporado al período de prueba, aunque por el momento el Tribunal Penal Uno de Posadas le denegó el beneficio de salidas transitorias.

“El régimen penitenciario contempla el período de prueba como una instancia en la resocialización del interno. Se basa en el principio de la autodisciplina, con diferentes situaciones, previo al otorgamiento de las salidas transitorias durante 12 o 24 horas. En el caso de Neumann, está en período de prueba y, por ahora, sin salidas transitorias. Pero es un interno modelo y seguramente que en un tiempo más tendrá la posibilidad de salir, porque así lo prevé el régimen”, detallaron.

Durante los primeros años de condena estuvo alojado en la Unidad Penal VI de Posadas; más tarde fue trasladado a Eldorado, tuvo un breve paso por Loreto y luego recaló en la cárcel de Oberá, donde permanece desde hace 15 años.

La paradoja del caso Neumann es que purga sentencia por dos homicidios, pero es un preso de excelente conducta, según los registros carcelarios. Estando preso cursó estudios a distancia (mecánica dental y abogacía), un aspecto muy valorado en el tratamiento carcelario.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias