jueves 22 de febrero de 2024
Cielo claro 28ºc | Posadas

Los billetes no se quedan quietos porque son demasiados

Se vieron camiones de caudales circular por Posadas y se viralizaron comentarios y videos. Te contamos porque se mueven los billetes, y como la inflación provoca que los movimientos sean más periódicos y necesarios.

martes 05 de diciembre de 2023 | 17:53hs.
Los billetes no se quedan quietos porque son demasiados

En el día a día vemos como la inflación influye en nuestra vida diaria, en las góndolas de los supermercados o en nuestras propias billeteras. Pero hay algo que no vemos, porque está escondido, generalmente en el subsuelo de las sucursales bancarias, y es el daño que le hace la inflación a la capacidad de almacenamiento de las bóvedas bancarias. Por ello, los billetes no se quedan quietos, y se mueven. En camiones de caudales y en aviones de la Fuerza Área.

A ese movimiento asistieron este martes varios vecinos de Posadas que asombrados se encontraron con una fila de camiones de caudales que se movía por zonas del centro y del oeste de la ciudad, en cercanías del Aeropuerto de Posadas, donde a la espera de ellos estaba un avión Hércules de la Fuerza Aérea.

Volviendo a la inflación, el aumento exponencial de precios obliga a que la gente necesite cada vez más dinero para sostener sus gastos habituales. Dinero que se maneja en billetes. Billetes que, si no aumentan su denominación, entonces aumentan su volumen. Pensémoslo así. Si a principio de año comprabas una gaseosa de primera marca a $600 pesos, necesitabas ir al mercado con seis billetes de $100 en tu billetera. Ahora, esa misma gaseosa cuesta $1.800, por lo que si solo tenés billetes de $100 deberás meter en tu billetera 18 de esos. ¿Qué pasa con tu billetera? No cierra.

A las bóvedas de los bancos regionales les pasa algo similar. Por eso la insistencia del sector financiero, desde hace tiempo, de tener billetes de mayor denominación. Un billete de $1000 ocupa el menos espacio que 10 billetes de $100. Ante la situación de saturación, los bancos bancos se ven obligados a mover billetes desde y hacia las casas matrices en Buenos Aires donde se tienen las bóvedas más voluminosas, en momentos de mayor o menor demanda de billetes.

Diciembre siempre es una época de gran demanda de billetes. Según una fuente consultada de un banco de la tierra colorada, lo que se vio este martes fue justamente eso, el movimiento de billetes necesario para una demanda que se espera crezca en los próximos días, y que llevará la bóveda de los bancos a estar cerca de su máxima capacidad.

Más bóvedas por saturación

El problema de los bancos con su capacidad para acumular billetes se alertó a principios de este año. En ese entonces el sitio de noticias financieras Bloomberg alertaba que los billetes de pesos en Argentina se deprecian tan rápidamente a medida que la inflación avanzaba, que los bancos se estaban quedando sin espacio para almacenarlos.

En ese momento se informaba que los Banco Galicia y Santander SA estaban instalando más bóvedas para almacenar más billetes. Apenas la semana pasada, una cámara empresarial de Buenos Aires instó al banco central a comenzar a imprimir billetes de mayor denominación para abordar los crecientes problemas de realizar transacciones con un número cada vez mayor de billetes.

Allí se explicaba que el Banco Central de la República de Argentina no puede aceptar los billetes físicos en forma de depósitos, por lo que, las entidades tienen el permiso de atesorar en cuenta y orden a su nombre. Lo cual trae como consecuencia entonces que, a pesar de que ese dinero en efectivo se ve reflejado como depositado en el BCRA, realmente están en las bóvedas de estas entidades, razón por la cual se están construyendo nuevas bóvedas y ocupando nuevos espacios.

Una tercera entidad bancaria expuso que, un 40% de su recaudación es en billetes de baja denominación que no funcionan para los cajeros automáticos por las cantidades límites de extracción. En referencia a billetes de $10, $20 y $50. Frente al problema, las instituciones bancarias se encuentran tratando de “minimizar los costos y optimizar los espacios”.

Esto sucedía en enero, imaginemos la situación a diciembre, con una inflación que roza el 140% y con los billetes de la misma denominación que en aquel entonces. En este contexto, los billetes no se quedan quietos. porque no hay lugar para guardarlos en la tierra colorada, así que cuando se necesitan más se traen, y cuando hay que hacer lugar, se llevan a las bóvedas centrales. Y eso se hace en camiones de caudales y aviones del Fuerza Aérea.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias