¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Hace una semana un joven resultó herido en un tiroteo con GNA

Detalles del corredor de narcos y contrabandistas en zona Centro

La conectividad por rutas y caminos vecinales favorecen a delincuentes. “Tenemos mucho miedo porque hay persecuciones y disparos”, alertó un vecino de Alvear
lunes 06 de noviembre de 2023 | 6:03hs.
Detalles del corredor de narcos y contrabandistas en zona Centro
Detalles del corredor de narcos y contrabandistas en zona Centro

El corredor vial que constituyen las rutas nacional 12 y provinciales 6 y 5 -en el corazón de la zona Centro de Misiones- es cada más utilizado por bandas de contrabandistas y narcotraficantes, tal cual se desprende de los constantes operativos realizados por las fuerzas de seguridad.

Los cargamentos de marihuana y cigarrillos paraguayos que ingresan por las localidades costeras del río Paraná se movilizan rápidamente por los intrincados caminos vecinales de los municipios de Alberdi, General Alvear y Oberá, donde son acopiados y distribuidos.

Así, los habitantes de alejadas colonias ya no se sorprenden ante la presencia de costosas camionetas “estudiando la zona durante el día” y coches “preparados que pasan rugiendo en plena madrugada”, como graficó un agricultor.

Pero una cosa es que todo transcurra en la clandestinidad y otra muy distinta es que delincuentes y gendarmes se tiroteen, como sucedió el último martes en Picada La Madrid, municipio de General Alvear.

“Hace rato que vemos cosas raras, aunque ahora tenemos mucho miedo porque hay persecuciones y disparos. Hace dos semanas, de tardecita en plena tormenta, pasó un Gol a fondo y una patrulla de Gendarmería atrás. Uno ya no quiere salir porque capaz te chocan o hacen algo”, mencionó un vecino de la zona.

En tanto, opinó que el episodio del último martes no hizo más graficar el riesgo en que se hallan los habitantes de la colonia.

“Esta es una zona muy poblada y el otro día se tirotearon cerca de unas casas. El auto que perseguían los gendarmes terminó casi en el patio de una vecina. Estamos muy preocupados, necesitamos más seguridad”, subrayó.

Corredor de narcos y contrabandistas en zona Centro
La persecusión alteró la tranquilidad de la colonia y generó miedo.

Ruta de bandas
El episodio al que hizo referencia el colono fue protagonizado por un Volkswagen Voyage rojo, dominio OLH 038, que fue perseguido por patrullas de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) y culminó la huida a metros de la Escuela 278, frente a una casa donde residen una joven y su abuela de 85 años.

Según la pesquisa de la fuerza federal, el Voyage ofició como “puntero” de un Ford Focus blanco que cargado con 11.910 paquetes de cigarrillos de origen paraguayo.

Tras una persecución, el chofer del rodado lo abandonó en cercanías de San Ignacio y habría sido asistido por el conductor del Voyage rojo.

Así, avanzaron por ruta 12 hasta la intersección con la 6 y de ahí hasta la 5, que conecta con Alberdi y General Alvear.

Alertados sobre la situación, personal del Escuadrón 9 Oberá dispuso un control en la 5, el cual fue burlado por el coche rojo y se inició una persecución a los tiros.

El Voyage ingresó al casco urbano de Alvear, pasó frente a la Municipalidad y tomó el camino terrado que lleva a Picada La Madrid, recorrido habitual de las bandas delictivas, ya que se trata de un trazado de apenas cinco kilómetros que conecta con la ruta provincial 103, y de ahí Oberá a seis kilómetros o Santa Ana a 50, todo por asfalto.

Según pudo reconstruir El Territorio con fuentes del caso y en diálogo con vecinos de la zona, alrededor de las 3 de la madrugada del martes el auto rojo se detuvo a unos 100 metros de la Escuela 278, frente a una casa, y el conductor escapó a pie.

En tanto, en el asiento trasero quedó herido Rodrigo V. (21), quien recibió un disparo en el tobillo derecho y fue detenido por los gendarmes.

Dos impactos de bala
Si bien el parte oficial de prensa difundido por GNA indicó que repelieron la agresión con “un disparo que impacta sobre el lateral” del Voyage, pericias posteriores (y fotografías) corroboraron que en realidad el auto recibió dos impactos de bala: uno en la puerta del acompañante y otro en la puerta trasera del mismo lado.

Precisamente, el joven que resultó herido viajaba en la parte trasera, donde se halló gran cantidad de sangre sobre la alfombra.

“Nos despertaron gritos y corridas, a las 3 de la madrugada. Los gendarmes le agarraron al herido que estaba en el coche y andaban atrás de otro, el supuesto chofer, que se escapó por los montes. Después ya no pudimos dormir porque quedamos con miedo”, mencionó un vecino.

En tanto, comentó que otro colono indicó que a eso de las 6 de la mañana se cruzó con un hombre a pie que le preguntó si sabía el número de algún remisero que lo busque, lo que le llamó la atención y lo relacionó con el prófugo.

Lo cierto es que en el transcurso de la semana GNA no informó sobre la detención del segundo implicado en la fuga y tiroteo.

Policía a cargo de pericias
A raíz del disparo en perjuicio de Rodrigo V. (21), el juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, dispuso la intervención de personal de la Unidad Regional II de Policía en la investigación del hecho.

En ese contexto se procedió al secuestro del arma reglamentaria de quien efectuó el disparo que lesionó al civil. Se trata de un segundo comandante que reconoció su participación en el hecho.

Tanto el oficial como el joven herido realizaron la prueba de guantelete de parafina en busca de restos de pólvora en sus manos, pericia a cargo de la División Criminalística de la UR II.

Con relación al presunto contrabandista, el parte médico indica que la bala le atravesó el pie derecho, a la altura del tobillo, por lo que realizaron curaciones y sutura.

A las pocas horas el joven fue dado de alta y quedó en libertad, supeditado al expediente. El mismo tiene domicilio en la localidad de Arroyo del Medio.

Primer incidente
Según averiguó este diario, el procedimiento que culminó en Picada La Madrid se habría iniciado el lunes por la noche cuando efectivos del Escuadrón 11 San Ignacio de GNA se hallaban tras los pasos de un grupo de contrabandistas que habrían estado operando en la zona amparados en las intensas precipitaciones de los días previos.

Fue así que estaban apostados en la intersección de la ruta nacional 12 y provincial 6 cuando un Focus blanco aceleró y pasó de largo en el control, continuando por la arteria nacional.

Iniciada una persecución el rodado fue interceptado en cercanías San Ignacio, pero el conductor descendió del mismo y escapó a pie por el monte.

En tanto, en el interior del automóvil los uniformados hallaron un total de 11.910 paquetes de cigarrillos de origen paraguayo.

Asimismo, sabiendo que el modus operandi de este tipo de organizaciones delictivas incluye la participación de vehículos que ofician como “punteros” -es decir que van adelante del rodado que transporta la mercadería de contrabando-, se alertó a las patrullas desplegadas en las cercanías para que estén atentos a las características de la persona evadida.

Disparos y persecución
Ya en la madrugada del martes, ante el alerta de sus pares de San Ignacio, personal del Escuadrón 9 Oberá que se hallaba sobre ruta 6 salió en persecución de un auto rojo que pasó sin detenerse por dicho control.

Otras patrullas fueron notificadas y procedieron al bloqueo de las posibles vías de escape, por lo que unos kilómetros más adelante -ya sobre ruta 5, en General Alvear- el mismo rodado embistió un segundo control y, según la versión oficial de GNA, se “escucharon detonaciones de arma de fuego provenientes del mismo”.

“En consecuencia, y resguardo de la integridad física del personal interviniente, tal acción es repelida con un disparo que impacta sobre el lateral”, agregaron.

Tras las detonaciones, el rodado evadido continuó en sentido sur hacia la intersección con ruta 103, siendo hallado en Picada La Madrid.

Dentro del Voyage rojo se hallaba Rodrigo V. con un impacto de arma de fuego en el tobillo.

El joven se encontraba solo y estaba desarmado, aunque no se descarta que haya desechado el arma, como tampoco que el chofer haya estado armado.

Entre otras cuestiones, personal de Criminalística de la UR II peritó el interior y el exterior del coche implicado en busca de rastros de disparos de arma de fuego y se constató que fueron dos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?