Graciela Ferreyra pide justicia por el tremendo siniestro vial que sufrió su esposo

Lo atropelló un conductor ebrio y piden justicia

Carlos Rodríguez (53) viajaba a su trabajo cuando fue atropellado desde atrás por una camioneta cuyo conductor el test de alcoholemia dio 2,94 gramos de alcohol en sangre
martes 24 de octubre de 2023 | 6:05hs.
Lo atropelló un conductor ebrio  y piden justicia
Lo atropelló un conductor ebrio y piden justicia

“Un día 23 como hoy (por ayer) recibí la peor noticia. Con la ayuda de un amigo de Carlos llegué al lugar del accidente y al ver cómo estaba el auto me sentí peor al pensar cómo estaría mí marido. Desde ese momento él sigue luchando con muchas cosas, tuvo varías cirugías y complicaciones, pero en estos momentos lo miro y tengo tanta tristeza al verlo en el estado que está. Me duele porque por culpa de una persona Carlos está así, de esta manera, sufriendo, sin poder hablar y tiene que depender de una sonda para alimentarse y tomar agua”.

Las palabras de Graciela Ferreyra resumen su angustia.

El domingo 23 de julio, su marido, el remisero Carlos Rodríguez (53), conducía su vehículo cuando fue atropellado de atrás por una camioneta al mando de un conductor alcoholizado identificado como Pablo Roberto Motta (49), a quien en ese momento se le detectaron 2,94 gramos de alcohol en sangre.

Por la violencia del impacto el trabajador del volante terminó incrustado debajo del acoplado de un camión que estaba estacionado sobre la banquina, con múltiples lesiones.

“Depende de mí para todo porque la atención para él es 24 horas del día. Es difícil entender cómo una persona inconsciente hizo esto y ahora el pobrecito está así, con pañales como un bebé; tengo tanta tristeza por verlo así”, reconoció angustiada la entrevistada.

Rodríguez recientemente fue dado de alta del hospital Madariaga de Posadas.

Hoy, tres meses después de aquel siniestro vial ocurrido en la localidad de Hipólito Yrigoyen, el hombre continúa recibiendo asistencia de manera ambulatoria, en su casa, pero las secuelas son irreversibles.

Su esposa lo cuida con paciencia y hace su mayor esfuerzo para atenderlo y ayudarlo a sobreponerse, pero en paralelo pide justicia.

“Ojalá se haga justicia por mí marido y que esto no quede impune. Tres meses y todo sigue como si nada hubiera pasado. Solo pido a Dios que me dé fuerzas para seguir por mi amor”, apuntó. El causante de la tragedia espera el proceso en libertad, imputado en una causa por lesiones, según informaron fuentes policiales, aunque a nivel de salud no sufrió mayores consecuencias. Anda como si nada”, se lamentó Graciela.

Camino al trabajo

En diálogo con El Territorio, Graciela había manifestado que su marido sufrió “fractura de cráneo, además de una lesión en el abdomen que compromete el riñón y los pulmones, más allá de eso múltiples lesiones óseas y golpes internos”.

Como consecuencia de esto estuvo internado en el Hospital Madariaga donde fue operado para recuperar la funcionalidad de algunos organos vitales, y posterior a eso tuvo varias recaídas.

Según pudo reconstruir la Policía de Misiones en base a pericias y testimonios, el hecho vial se produjo alrededor de las 5.30 cuando Rodríguez se trasladaba manejando su Chevrolet Corsa hacia la terminal de ómnibus para comenzar su jornada laboral.

Poco antes de llegar al destino fue chocado de atrás por una Toyota Hilux al mando de Motta y el fuerte impacto hizo que terminara metido debajo del acoplado de un Scania.

Recuperación

En primera instancia el remisero fue atendido en hospital local pero debido a la complejidad de las lesiones fue derivado al hospital posadeño, donde estuvo en cuidados especiales con pronóstico reservado.

“Estuvo desde el 23 de julio hasta el 18 de septiembre internado en Posadas, y ese día le dieron el alta. Lo llevé a casa, lo cuidaba lo mejor que podía y el 1 de octubre se descompuso. Lo llevamos al hospital de Jardín América, le dieron ahí los primeros auxilios y de vuelta al Madariaga, donde estuvo hasta este sábado 21”, detalló Graciela.

“Da impotencia que esto quede así solo porque ellos tapan todo, hasta la fianza pagaron para que él (por el acusado) salga libre y anda por ahí haciendo vida normal”, reclamó la esposa del trabajador herido.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?