¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Se presume que la llevaron a Paraguay por un paso clandestino

Adolescente embarazada habría sido raptada

Tres hombres llegaron a su casa de Colonia Guaraypo la noche del miércoles y se la llevaron en un auto. La adolescente tendría una relación de pareja con uno de ellos
viernes 20 de octubre de 2023 | 6:05hs.
Adolescente embarazada habría sido raptada
Adolescente embarazada habría sido raptada

Una adolescente de 14 años que se encuentra embarazada de cinco meses está siendo buscada desde el miércoles, luego de que fuera llevada de su casa por un hombre con quien mantendría una relación de pareja que, pese a ser ilegal, era consentida por los padres de la adolescente.

La joven fue identificada como Mariela Pimentel, quien estaría con un hombre identificado como Jorge Pereira Gómez, mayor de edad con alrededor de 40 años. En la jornada de ayer se hicieron allanamientos y tomaron declaraciones en la localidad, pero hasta el momento no pudieron dar con ninguno de los dos.

Mediante los datos recabados, no se descarta que el hombre la haya llevado a Paraguay por medio de un paso clandestino. Entre otras cuestiones, los investigadores policiales y judiciales buscan establecer si la niña fue llevada contra su voluntad o no. 

La denuncia del caso fue realizada por la abuela de la adolescente, Iraylda Almeida (64), domiciliada en Colonia Guaraypo, en la jornada de ayer. Ante los efectivos locales expresó que en horas de la noche del martes dos personas se presentaron en su domicilio y subieron a la menor a un coche gris para luego darse a la fuga.

Contó que al momento del hecho, Mariela, que cursa el quinto mes de embarazo, estaba en su habitación. La denunciante, en tanto, dormía y fue una de las hermanas quien le contó que reconoció a Pereira Gómez como uno de los intrusos. 

Por el caso se tomaron varias testimoniales y una vecina de la familia manifestó que en total eran tres los hombres que llegaron al lugar, aunque uno de ellos nunca se bajó del vehículo, ya que era el conductor del coche gris. También señaló que uno de los implicados llevaba lo que podría ser un arma corta.

Esa misma testimonial consignó que la joven fue extraída del domicilio con la boca tapada, como si estuviera siendo llevada a la fuerza.

Con todo esto la Policía de Misiones, con órdenes de las autoridades del Juzgado de Instrucción de Puerto Rico, a cargo de Manuel Balanda Gómez, montó un operativo cerrojo en la zona para tratar de dar con los implicados, pero hasta el momento no pudieron dar con la menor y su supuesto secuestrador.

Varias dependencias se abocaron a la investigación y pudieron establecer que quien conducía el vehículo era un remisero de la localidad. Lo ubicaron y éste brindó su declaración testimonial, aportando varios datos esclarecedores, aunque su relato difiere en varios con lo dicho por la vecina mencionada.

El trabajador del volante expresó que subió a dos pasajeros que le dijeron que iban a buscar a una joven. Escuchó que la idea era llevarla a un control médico -a pensar de que era casi de madrugada- para luego irse a Paraguay. Asimismo, contó que dejó a los implicados en la terminal local junto a la menor.

Aseguró que no detectó que la adolescente estaba siendo llevada por la fuerza, ni mucho menos. Todo lo contrario, dijo que vio muestras de afecto entre la joven y uno de los pasajeros, por lo que se presume que se trataría del Jorge Pereira Gómez. 

Los investigadores concentraron las pesquisas en la terminal de ómnibus, revisando las cámaras de seguridad y consultando con choferes de colectivos que habían estado allí a la hora señalada. Sin embargo, no pudieron obtener pistas sobre el trío.

Por esta razón, el juez interviniente finalmente ordenó una ampliación de testimonial al chofer, esta vez como testigo sospechoso. Es decir, cabe la posibilidad de que sea imputado por el hecho.

Paralelamente a esto se hicieron allanamientos en el domicilio de la madre del sospechoso y también en la casa donde vivía la joven. Los resultados fueron negativos, pero la mujer expresó que su hijo no tenía celular, por lo que generalmente usaba el de ella.

El aparato fue entregado y allí se detectaron conversaciones que podrían indicar que el hecho había sido planificado entre Pereira Gómez y la adolescente.

Las búsquedas continúan y se solicitó apoyo a las fuerzas federales ante la posibilidad cierta de que la menor haya sido cruzada al Paraguay mediante los diferentes puertos clandestinos. Además, se supo que en el vecino país el hombre tiene familiares.


Tenenencia de la abuela y delito estupro

Sobre la historia de la menor, se supo que ella y sus hermanas estaban a cargo de la abuela por disposición del Juzgado de Menores. Sus padres también fueron entrevistados y se pudo establecer que estaban al tanto de la relación de la adolescente, aunque al parecer el embarazo cambió esa situación.

Si bien la prioridad por el momento es encontrar a la niña y establecer si fue llevada por su voluntad o no, fuentes del caso mencionaron que el hombre procurado también será investigado por el delito de estupro, regulado por el artículo 120 del Código Penal.

Esto implica “mantener una relación sexual consentida con una persona entre 13 y 16 años aprovechándose de su inmadurez sexual, en razón de la mayoría de edad del autor, su relación de preeminencia respecto de la víctima, u otra circunstancia equivalente”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?