Se inaugura mañana a las 17 en el Parque del Conocimiento

Las mariposas migrantes de Andrés Paredes sobrevuelan Posadas

‘Rizomática’ reúne instalaciones del artista apostoleño, esculturas de Mariana Brea y pinturas de Lucas Pertile, se trata de una muestra colectiva con un potente mensaje de naturaleza
jueves 19 de octubre de 2023 | 6:00hs.
Las mariposas migrantes de Andrés Paredes sobrevuelan Posadas
Las mariposas migrantes de Andrés Paredes sobrevuelan Posadas

Las mariposas migrantes, del artista visual apostoleño Andrés Paredes, atravesaron el océano para recalar en el paisaje que les dio inspiración.

Coloradas, amarillas, naranjas, rosas, las aladas criaturas son las mismas que en el pasado invierno europeo conformaron la muestra La revolución de las mariposas en la Casa de las Américas en Madrid.

Y llegan a Posadas como parte de la exposición colectiva Rizomática. Artistas Contemporáneos del Litoral, de Paredes junto a la también misionera Mariana Brea y el chaqueño Lucas Pertile, que se inaugurará mañana a las 17 en la Sala 2 del Centro de Arte del Parque del Conocimiento.    

Además de las incansables viajeras de la esperanza, como las llamó su autor, en esta propuesta visual inmersiva con alma de selva y movimiento se verán piezas de otros proyectos de Paredes, las esculturas de Brea y los cuadros que Pertile pintó Misiones adentro.                         

Las obras de los artistas dialogan entre sí y con el espectador en un lenguaje que abreva de la tierra de origen y fructifica en una vital trama de conexiones y magnitudes que se corporizan en la idea del rizoma.

Paredes, que viene de mostrar en España y en la Feria de Arte Contemporáneo ArteBa en la ciudad de Buenos Aires, ya se encuentra en esta capital y en la mañana de ayer estuvo realizando el montaje de la muestra junto al equipo del Centro de Arte y en medio de esa labor charló con El Territorio.

“Para mí es muy importante mostrar en la tierra de uno, donde uno se inspira, yo trato de mostrar frecuentemente en Misiones. De hecho, el año pasado hice una muestra muy grande en Oberá que hablaba de la tierra colorada y de la identidad, había muchas obras con yerba mate y tuvo una respuesta muy linda de la gente y ahora con toda la expectativa para esta nueva propuesta”, dijo el artista en la previa de la apertura de Rizomática, que estará exhibida hasta diciembre.   

¿Cuál es el elemento que amalgama en esta muestra colectiva?  

Cuando me invitan a exponer del Centro de Conocimiento, a mí me pareció interesante hacer un diálogo con pares que yo tengo sintonía y que son de mi generación como artistas, donde yo puedo unir fuerzas para contar un mensaje parecido y que se complementan con mi obra. Con esta idea invité a dos artistas: Mariana Brea, que es de Apóstoles, y Lucas Pertile, que es de Chaco e hizo su obra en un lugar de la selva misionera cercano a Caraguatay. Y armamos esta muestra que dialoga y se potencia como un discurso muy interesante y con la naturaleza como eje.

¿Qué vamos a ver en la exposición?

Los tres artistas tomamos como inspiración a Misiones desde diferentes puntos. Yo vengo trabajando con diferentes ejes, con la tierra, barro ñaú, piedras, las mariposas del mariposario del Parque de la Cruz de Santa Ana, también las migraciones y acá hay una parte de esta muestra que estuvo en Madrid en febrero de este año. Y Lucas es un pintor que estuvo mostrando internacionalmente y Mariana trabaja con papeles plegados y otros materiales y hace una cestería que para mí remite mucho a la cestería mbya, a las manos artesanas y la presencia y la huella de las mujeres en el arte. Me hace muy feliz poder presentar esta muestra con el apoyo total del Parque del Conocimiento, y es una obra que es prácticamente de museo, mostramos un recorte del arte del Litoral.

¿El nombre de la muestra también se va a percibir en el espacio con esta sensación de ramificación, de conexión desde el arte?

El concepto de la muestra, Marina Bosco Demarchi es la curadora y escribió el texto que habla justamente de eso, de ese crecimiento silencioso pero que va atravesando y se va conectando y que las partes son un todo pero que en ese encuentro se van armando líneas de conexión ya que pertenecen a un mismo territorio. Y las obras van a estar dispuestas de forma que puedan dialogar. Yo voy a presentar tres instalaciones: La revolución de las mariposas, que es la muestra que estuvo en Madrid; también Trashumante, que presenté en Los Ángeles, pero esta es una versión nueva. Y después  muestro una obra de tacurúes de lo que mostré en ArteBa este año, son tacurúes de tierra colorada, unas esculturas también muy rizomáticas e inspiradas en esa cuestión que yo relaciono con los lazos familiares. Y estas instalaciones conversan con las obras de Lucas y Mariana. Y el espectador va a poder andar por diferentes situaciones casi inmersivas, porque hay instalaciones, pinturas, esculturas y diversos formatos.

Tu obra habla de Misiones y mostrás en diferentes países ¿cómo llega el mensaje a otros públicos? 

En este momento estoy haciendo una muestra en Madrid y también esta muestra de Posadas se va a llevar a Madrid y se va a sumar el artista misionero Sebastián Báez y se va a presentar con el título Cuentos de la selva en noviembre. Y siempre cuando mostrás afuera hay que hacer una introducción, tenés que decir que es una selva pero que no es África, que tiene mucha permeabilidad de culturas, que es un territorio de frontera y que al mismo tiempo dentro del territorio hay influencias de muchas culturas. Ese discurso introductorio tiene que estar, a mí también me gusta hablar de la música y de tanta riqueza cultural, histórica, natural que hay y yo veo en mi trabajo la influencia de todo ese bagaje cultural que tiene nuestra provincia. Y poder expresar todo ese bagaje también atravesado por la naturaleza, porque el eje rector de mi trabajo y de los tres artistas que estamos en esta muestra es la naturaleza.

El tiempo como efímero, el tiempo como ciclo y como movimiento y transformación ¿es algo que buscás reflejar en tu obra y dónde comienza esta búsqueda?

En la muestra vamos a ver las mariposas del mariposario de Santa Ana -que es un lugar que a mí me encanta- y ahí me regalaron las mariposas que murieron y esta obra habla del tiempo, de lo efímero de la vida pero desde una perspectiva más natural. En la naturaleza pasa todo el tiempo, el ciclo de la vida, y esos temas me gustan tratar. Y las mariposas también tienen esta metáfora de la transformación, que es una esperanza de un futuro, que es un renacer y una pregunta ‘¿qué querés ser?’ Y me gusta trabajar con las mariposas, las chicharras, las libélulas, que nos dan ese poderoso mensaje de transformación que a mí me fascina y es una enseñanza de la naturaleza. Y en el caso de las mariposas migrantes ellas están suspendidas en el aire, están en pleno vuelo, porque es difícil migrar, es un tema muy actual aunque también es parte de nuestra historia, y las mariposas son coloridas porque expresan la fortaleza de ese viaje y la esperanza porque hay optimismo y es una posibilidad desde el arte de poder expresar estas inquietudes y estas búsquedas.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?