lunes 26 de febrero de 2024
Lluvia moderada 23.2ºc | Posadas

Segundo día de juicio oral y público en el Palacio de Justicia

“Él no se preocupó por nosotros ni por el chico, sólo por su auto”

Una de las acompañantes del Julio Lutz al momento del siniestro que terminó con la vida de Fernando Vázquez expresó que cruzó semaforos en rojo a toda velocidad

miércoles 11 de octubre de 2023 | 6:03hs.
“Él no se preocupó por nosotros ni por el chico, sólo por su auto”
La testigo principal de la jornada no pudo evitar quebrar en llanto al momento de declarar. Fotos: Gianella Perotti
La testigo principal de la jornada no pudo evitar quebrar en llanto al momento de declarar. Fotos: Gianella Perotti

El juicio en contra de Julio Werner Lutz (30), el joven automovilista que chocó y provocó la muerte inmediata del motociclista Fernando Vázquez (24) cuando éste aguardaba en el semáforo de la ex 213 y la calle Saavedra, continuó ayer con las declaraciones de un forense, dos testigos circunstanciales y una de las acompañantes del acusado al momento del hecho.

En la segunda jornada llevada a cabo en el SUM del Palacio de Justicia de Posadas se presentó en primer lugar el médico Bojanovic, quien en su testimonio ante el Tribunal Penal Uno, integrado por Gustavo Bernie, Viviana Cluka y Miguel Mattos, explicó la causa de muerte del joven playero que sufrió el impacto del Ford Fiesta conducido por Lutz.

Lutz -izq- se mentuvo en silencio y con la cabeza gacha durante la jornada.

Producto de la autopsia realizada, el forense explicó que “la víctima sufrió politraumatismos en varias partes de su cuerpo -cráneo, tórax, pulmón, abdomen, bazo-, pero la causa de la muerte fue el trauma craneoencefálico”.

A su vez, manifestó que el motociclista se desnucó y que una de las zonas más afectadas del cuerpo fue en el área abdominal, ya que sufrió el estallido del hígado.

Por otra parte, el testigo indicó que al ver los politraumatismos provocados por el impacto puede decir que “el uso del casco no podría proteger la cabeza, ni evitar la causa de muerte”, agregando que para que una persona pueda salir despedida el rodado tenía que ir a mínimo 100 kilómetro por hora, ya que “si hubiera una fuerza menor, habría una lesión pero con chance de vida”.

Semáforo en rojo

Más tarde, fue el turno de atestiguar para Florencia Wille Bille, quien iba en el asiento de atrás del Ford Fiesta conducido por el imputado. En su testimonio, la joven que vivió el episodio desde adentro del vehículo recordó con detalles lo que pasó esa noche en la ex 213. 

“Después de estar en la exhibición de autos, donde él (Lutz) consumió cervezas, nos fuimos porque él tenía que cerrar su local y yo tenía que cuidar a mi hermanito para las 21.30”, comenzó su relato.

El tribunal está compuesto por Gustavo Bernie, Viviana Cluka y Miguel Mattos.

“Lutz salió muy rápido y con la música fuerte. Cuando salimos a la ruta ya habíamos pasado un semáforo en rojo y al llegar al semáforo que se encuentra enfrente del Club de Cazadores, estaba en rojo”, continuó.

En esa circunstancia, la testigo recordó que en el carril derecho había autos estacionados, mientras que en el lado izquierdo se encontraba sólo la Yamaha de 125 cilindradas, al mando de Vázquez.

“Se veía perfectamente que la moto estaba estacionada y que el semáforo estaba en rojo. Los autos estaban correctamente y el muchacho con la moto estaba en el carril izquierdo estacionado”, alegó.

Asimismo, remarcó que “Lutz no frenó y pasó el semáforo en rojo. Mi amiga y yo empezamos a gritar ‘la moto, la moto, el muchacho’, pero él no paró”.

Ante la consulta de la fiscalía de qué hicieron durante la exhibición realizada en el Autódromo Rosamonte, la testigo expresó: “No estuvimos ni dos horas. Él compró cervezas y tomó hasta que nos fuimos. Estaba pasado”.

Por otro lado, la mujer indicó: “Vi el velocímetro y Lutz iba a 130”, agregando que “la música estaba fuerte, pero podíamos escucharnos”. Lo último haciendo referencia a que tanto ella como su amiga-quien dará su testimonio hoy-, le habían pedido reiteradas veces que bajara la velocidad.

En tanto, rememoró entre lágrimas que a pesar de haber advertido la presencia del motociclista “él no frenó”.

Ya con notoria angustia, la testigo agregó: “No se preocupó por nosotros ni por el muchacho. Únicamente estaba preocupado por su auto”.

Respecto de cómo se mostraba el imputado, después de chocar a la víctima, la entrevistada describió que “estaba asustado, nervioso y empezó a gritar”.

En cuanto al freno de mano, que habría sido activado durante el siniestro vial, Florencia alegó que “el auto frenó porque mi amiga puso el freno de mano, antes del impacto”.

Por último, la mujer aseguró que “todos los autos estaban del lado derecho y nosotros íbamos del lado izquierdo, donde estaba solo la moto estacionada”.

Por otro lado, más temprano fue el turno de declarar para los dos jóvenes que estaban en la exhibición en un Peugeot 206 y que fueron sobrepasados por Lutz al momento de irse del lugar.

En primera instancia, dio su testimonio Denis Utto. En su declaración, el testigo mencionó que él y su amigo Eduardo fueron al autódromo cerca de las 18 y que horas después decidieron irse del lugar. Momento en el que también salía el Ford Fiesta del acusado a una velocidad rápida.

“Nos pasó el señor Lutz a una velocidad que no era normal pero tampoco excesiva”, expresó el conductor del 206, quien 10 minutos después llegó a la avenida Saavedra, donde había sucedido el siniestro fatal.

En ese marco, el testigo expresó que “vimos que en la colectora estaban las dos chicas afuera del auto, todas lastimadas”, razón por la cual “la quisimos ayudar, llevándolas al hospital”.

Sin embargo, unos metros después advirtieron que en sentido contrario se trasladaba en su auto la mamá de una de las chicas, por lo que  “ellas se bajaron del auto, para ir con ella hacia el lugar del accidente y nosotros nos fuimos a nuestras casas”, explicó.

Todo esto fue ratificado por el testigo Eduardo Encina, quien iba de acompañante en el Peugeot.

Además, en su testimonio, el joven contradijo lo dicho por una de las pasajeras del Ford Fiesta respecto de la invitación de correr una picada. Ante la audiencia, Encina alegó que “sólo nos pasó. No nos incitó a nada”.

Terminado los cuatro testimonios, el debate oral que tiene como imputado a Lutz (30) por homicidio simple, entró en un cuarto intermedio hasta hoy a partir de las 8.30, jornada que contará con la declaración de al menos seis testigos, siendo una de las más esperadas el testimonio de Sabina Chávez, la joven que iba al lado de Werner Lutz al momento del impacto.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias