La gimnasia artística se abre paso y busca desterrar mitos

La gimnasia artística crece en Eldorado y los Juegos Evita fueron el lugar adecuado para desterrar los tabúes sobre una disciplina que conquista pasiones
viernes 29 de septiembre de 2023 | 8:45hs.
La gimnasia artística se abre paso y busca desterrar mitos
La gimnasia artística se abre paso y busca desterrar mitos

En varias ramas deportivas aún se encuentra arraigado el pensamiento de que existen disciplinas únicamente para varones y otras que son únicamente para mujeres, pero en los Juegos Evita se puede ver que la mayoría de los deportes cuentan con equipos masculinos y femeninos, logrando así derribar algunos prejuicios.

En esta competencia la inclusión y el crecimiento de todos los jóvenes en el deporte son pilares esenciales. Es una gran oportunidad para que se destaque todo el trabajo de los chicos en los entrenamientos y que puedan enfrentarse a otros jóvenes cuya destreza suelen desconocer. Esto hace que puedan prepararse y crecer, es decir, que va más allá de una búsqueda de medallas.

En la gimnasia artística masculina misionera aún queda un recorrido largo para lograr que más chicos se sumen y puedan presentar grupos más numerosos en las competencias. Todavía existen ciertos prejuicios en torno a este deporte.

Olga Machado, profesora de gimnasia artística en el gimnasio GimArt de Eldorado, comentó que hay cerca de 170 alumnos y únicamente 20 son varones.

“Nos cuesta porque todavía la rama masculina, porque los que no conocen, creen que solamente lo hacen las chicas”, explicó la profesora y dejó en claro que esto sucede porque el deporte no se visibiliza, ya que una vez que la gente ve lo que se hace en la gimnasia artística masculina deja atrás los prejuicios.

En esta disciplina se requiere de mucha fuerza, coordinación y potencia, habilidades que se necesitan en la mayoría de los deportes que son realizados tanto por hombres como por mujeres, es decir que, para el ejercicio no hay límites en relación al género.

Según Machado, este año comenzaron a sumarse más varones, ya que se acercan a conocer el deporte y les gusta sumarse al ejercicio de hacer saltos, vuelos y acrobacias. Además, traerlos a los Juegos Evita implica un gran entrenamiento para ellos, pero aún no se les da el podio y eso se debe a que no hay mucha competencia en Misiones, justamente debido a la poca cantidad de varones que se entrenan en la disciplina.

Mateo y su pasión

Mateo Hettinger y Jeriel Pintos Arguello se ganaron la oportunidad de llegar a Mar del Plata desde Eldorado para representar a Misiones en los Juegos Evita, para competir en la categoría sub 14.

Mateo reconoce que este deporte requiere de más visibilidad para que los chicos se sumen a la disciplina y que en Misiones aún falta que se dé a conocer la artística. 

Ayer, el eldoradense desplegó su destreza demostrando fuerza, agilidad y flexibilidad, principales características que permitieron lograr una buena serie.

Mateo Hettinger vuela y se siente feliz en el aire “haciendo piruetas”.

La seriedad en el rostro del joven competidor demostró la concentración que debe tener para lograr un buen salto. Al momento de hacer la serie, el gimnasta se preparó, corrió unos metros y saltó sobre el trampolín que le dio el impulso necesario para hacer un salto mortal agrupado y caer parado. Levantó la mano derecha para el saludo reglamentario (no realizarlo le baja puntos) y se fue feliz.

Mateo contó que lo que más le gusta de este deporte es que “es una competencia sana y se disfruta mucho” . Comenzó a los 6 años y hoy, con 12 años, confirma que esto es lo que le apasiona.

No fue el primer deporte que hizo, de hecho pasó por básquet, vóley y fútbol para finalmente encontrar su pasión en la gimnasia artística.

“Me gustan las mortales, los flic flac y todo lo que sea con piruetas”, contó Mateo, a quien le gusta andar por el aire cuando hace sus series de gimnasia. El joven eldoradense practica tres veces por semana durante cuatro horas y media. Su entrenamiento consta de fortalecimiento físico, ejercicios de flexibilidad y equilibrio. Todo esto le permite desarrollar las series con firmeza y seguridad.

Mateo se lleva de estos Juegos Evita las ganas de seguir creciendo en la artística y también los lazos que logró construir tanto con sus compañeros y profesores como con los competidores de las otras provincias.

Por último, pero no menos importante, invitó a los chicos de su edad a sumarse a esta disciplina que promete mucha diversión, unión y compañerismo y de la que es un apasionado.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?