lunes 04 de marzo de 2024
Muy nuboso 23ºc | Posadas

La roció con combustible y no le funcionó el encendedor

Por intento de femicidio, 11 años de prisión: quiso quemar a su pareja

Norberto Blas Cadena (46) fue sentenciado por el Tribunal Penal Uno de Eldorado por homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género

jueves 14 de septiembre de 2023 | 6:07hs.
Por intento de femicidio, 11 años de prisión: quiso quemar a su pareja
El lunes el acusado decidió dar su versión de los hechos. Fotos: Matías Bordón
El lunes el acusado decidió dar su versión de los hechos. Fotos: Matías Bordón

El Tribunal Penal Uno de Eldorado condenó ayer a Norberto Blas Cadena (46) a once años de prisión por intentar asesinar a su concubina el 14 de febrero del 2020 en la localidad de 9 de Julio. La víctima se llama Antonia y los hechos ocurrieron en la casa que compartían en el barrio Inmaculada, cuando el hombre la roció con combustible, aunque no pudo concretar el crimen debido a que el encendedor que tenía no funcionó.

Los jueces, Atilio León -presidente-, Marisa Aquino y Juan Vetter, consideraron a Cadena penalmente responsable del delito homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género (un hecho) en grado de tentativa. En tanto, fue absuelto por las acusaciones del homicidio calificado por el vínculo en grado de tentativa respecto de su hija y el daño de un celular.

Según pudo saber El Territorio en base a fuentes del proceso, la absolución por la agresión a su hija se debió a una solicitud del Ministerio Público Fiscal, a cargo de Liliana Alderise, quien consideró que ese hecho no estaba probado y al imputado le asistía el beneficio de la duda. En cuanto al daño, el Tribunal consideró que la condición de cónyuges de los implicados hizo que ese delito se extinguiera.

La sentencia a Cadena llegó en la tercera jornada del juicio oral y público, tras los alegatos de las partes y sus respectivas réplicas. Al respecto, los jueces fueron coincidentes con la fiscalía, que había solicitado sea condenado por el mismo delito pero a 14 años y seis meses de prisión.

El Tribunal estuvo compuesto por los jueces León, Aquino y Vetter.

La fiscal Alderise fue quien participó de la instrucción del caso, que fue llevada adelante por el Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado. Su presencia en el juicio se debió a que el fiscal ante el Tribunal, Federico Rodríguez, se apartó al no estar de acuerdo con la acusación. 

A su turno, el defensor Emiliano Andrés Rodríguez había solicitado la absolución de la víctima, bajo el principal argumento de que la única prueba de cargo era la declaración de la víctima. También expuso la causal emoción violenta para pedir que se absuelva a su defendido por el delito de daño, algo que - como se dijo - ocurrió, pero por otra interpretación de los jueces.

Antes de escuchar su sentencia, Cadena hizo uso de su derecho a la última palabra y se sentó en el banquillo ante los magistrados. Ante toda la sala, pidió perdón por sus acciones y dijo estar arrepentido por lo que hizo, aunque a la luz de los hechos eso no fue suficiente para torcer su destino.

Tres jornadas

El imputado ya había decidido dar su versión de los hechos el lunes, en la primera jornada del debate. Entonces dijo que esa noche agarró el celular de su pareja Antonia, expresando que el motivo fue porque ella se estaba mensajeando con otro hombre. Su reacción, aseguró, fue quemar el objeto con nafta.

En esa línea, indicó que en el instante en que él salió a quemar el celular con una botella de nafta, Antonia fue detrás de él de inmediato.

En ese contexto, mencionó que en un determinado momento, luego de quemar el celular se tropezó. Producto de ello, expresó que terminó salpicando el combustible que estaba en la botella a su pareja y a la hija de los dos, quien se encontraba en el inmueble.

Ese mismo día Antonia declaró que se encontraba durmiendo, luego de tener una cena con la hija y su yerno por el Día de San Valentín. En esas circunstancias la despertó Cadena para tener relaciones sexuales. No obstante, ella le dijo que no y él se enojó, por lo que procedió a apretarle el cuello contra la cama. Fue entonces que comienzan a forcejear, instancia en la que logró zafar.

Afirmó que Norberto agarró el celular para quemarlo y cuando ella lo siguió, éste dijo “hoy se muere el celular y te morís vos. Esto se termina acá”, mientras le tiraba la nafta.

El aporte más importante del debate, en tanto , lo dio la hija de la víctima, que al momento de los hechos era menor de edad. En su relato ante la psicóloga en Cámara Gesell durante la instrucción, la testigo ratificó los dichos por su madre. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias