¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Luego de ser buscado durante cuatro días en Oberá

Desesperado pedido de una madre por la situación de su hijo

Marly Emke contó que su hijo de 15 años padece problemas por consumo de sustancias y que busca ayuda de las autoridades
jueves 31 de agosto de 2023 | 6:03hs.
Desesperado pedido de una madre por la situación de su hijo
Desesperado pedido de una madre por la situación de su hijo

En aparente buen estado de salud fue hallado ayer por la tarde Hernán Eliseo Fernández, de 15 años y conocido como Topito, quien estuvo desaparecido desde el sábado a la madrugada en Oberá. La aparición del menor trajo alivio a su familia, sobre todo a su madre, Marly Emke, que enmarcó el hecho en un contexto complicado relacionado al consumo de drogas.

Fue encontrado por un familiar y si bien no se sabe aún en qué circunstancias, de manera inmediata éste lo trasladó hasta la casa, situada en el barrio San Miguel. Una vez bajo el cuidado de su familia recién fue alertada la Comisaría Quinta de la Unidad Regional II, cuyos uniformados se ocuparon de los trámites de rigor y de constatar el estado de salud del joven. Si está en condiciones podría brindar datos de dónde estuvo todos estos días.

“Más tranquila”, sintetizó su progenitora, quien un rato antes charló con El Territorio y expuso una compleja trama de adicción en la que está envuelto su hijo.

En esa línea volvió a requerir públicamente “ayuda para rehabilitarlo, porque es un excelente chico pero está metido en problemas, ya no sabemos qué hacer”.

“Hace por lo menos dos años estoy peregrinando con esta situación, implorando ayuda y golpeando puertas para que lo admitan en algún centro de rehabilitación, pero me dan la espalda o dicen que él tiene que querer hacerlo, es decir, tiene que ser por voluntad propia, pero está claro que no puede, no lo va a hacer, para eso soy su madre y debo tomar yo la decisión”, lamentó Emke. Dijo que su hijo “tiene problemas con el consumo de sustancias” y eso “es aprovechado por quienes lo obligan a delinquir”.

“De un año a esta parte empeoró y se volvió incontrolable”, lamentó la progenitora, tanto así que su hijo terminó siendo -a su decir- un “soldadito” de quienes lo obligan a robar teniendo en cuenta “su minoría de edad y que no va preso”.

“Tengo mucho miedo de que mi hijo se convierta en un nuevo caso Josías”, dijo y argumentó diciendo que “la mamá de Josías (Galeano, Carolina Ramírez) también pidió ayuda para su hijo durante mucho tiempo y nadie le dio una mano. Le dieron la espalda y eso me aterra, así como ella yo también busco lo mejor para mi hijo pero no puedo sola”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?