domingo 14 de abril de 2024
Lluvia ligera 24.7ºc | Posadas

Vendían productos de decoración y se incorporaron al mercado yerbatero

Del mate a la yerba, el camino de una marca y la tendencia del fason

Dos jóvenes bonaerenses vendían mates artesanales y ahora lanzaron su propia yerba mate. Cada vez más marcas se proyectan fuera de la provincia con un proceso de raíces misioneras

lunes 24 de julio de 2023 | 6:00hs.
Del mate a la yerba, el camino de una marca y la tendencia del fason

La historia de Matías Morel y Giuliana Albanese es la de tantos emprendedores que sueñan con una idea y trabajan para concretarla. La particularidad es que son bonaerenses, crecieron y estudiaron allá y eligieron la yerba mate, producto emblema de Misiones, para un desarrollo comercial que ya tiene características de empresa. Iniciaron fabricando mates artesanales personalizados y ahora sumaron cerveza con yerba mate y una marca propia llamada Laska, “que significa amor en esloveno”, aclara Giuliana.

La dinámica que adoptaron ambos licenciados en ingeniera comercial con tan solo 23 años, es similar a un sinfín de marcas nuevas de yerba mate que están en el mercado, aunque difícilmente se encuentren en góndolas de la región. Es yerba que se vende mucho en Buenos Aires y se exporta a consumidores de Estados Unidos, Francia o Chile. Mediante convenios de fason, acuerdan con establecimientos misioneros para todo el proceso, desde el secado hasta el envasado, “porque si no tenés yerba y no estás en Misiones, igual podés tener tu marca, siempre que el establecimiento que haga el servicio esté registrado en el INYM”, explicó Marta Oria, subgerente de Promoción y Desarrollo del Instituto.

Más de 12 mil mates personalizados fueron vendidos a clientes de 40 países diferentes y hace cinco meses que el paquete de color negro, con la hoja de yerba en segundo plano y la leyenda “elaborada con palo, premium blend”, es una opción en el e-commerce propio y puntos de ventas en Chaco, Formosa y Buenos Aires.
Laska simboliza la unión entre Matías Morel y Giuliana Albanese y todo comenzó “el primer año de la facultad donde compartíamos las mismas materias y al poco de estar cursando nos unimos en pareja. Pocos meses después comenzamos a vender artículos artesanales e incorporamos el mate, porque nos conocimos tomando mate”, recuerda Giuliana.

Mediante redes sociales fueron instalando Laska Deco, vendiendo productos de decoración para el hogar y algunos mates. Un hackeo de la cuenta frenó el impulso, aunque sirvió de disparador para reformularse. Apostaron únicamente a los mates artesanales personalizados y con el paso del tiempo ya cuentan con 9 empleados y la publicidad de sus mates llegó a pedidos de muchos argentinos esparcidos por el mundo.

En octubre de 2021 nació la idea de incorporar otro producto y eligieron la cerveza con yerba mate. “Lo de los mates artesanales tiene una limitación productiva. Son productos muy cuidados, muy premium, con mucho detalle, pero quisimos elevar el nivel de nuestro emprendimiento”, reconoció Matías Morel. “Por cuestiones de trámites logramos primero la cerveza y este año en marzo lanzamos nuestra línea de yerba mate”, agregó.

De paseo por yerbales

¿Cómo se vincularon dos bonaerenses instalados en Lanus, con yerbales a más de mil kilómetros de distancia?”. En diálogo con El Territorio recrearon el momento. “En noviembre de 2021 le pedí el auto prestado a mi papá y nos fuimos a recorrer Misiones sin tener ningún contacto previo con ningún establecimiento”, contó Matías. “Nos mandamos así nomás”, agregó Giuliana.

“Con el mapa en mano comenzamos a recorrer plantaciones y diferentes establecimientos hasta que dimos con uno que mostró ganas de acompañarnos en un proceso de crecimiento”, relató Morel. El establecimiento de Jairo Naumann ubicado en General Alvear “fue el que entendió que recién empezábamos, que no teníamos tantos recursos y salió todo muy buen porque trabajamos de forma muy noble”.

El establecimiento tiene marca propia (Verdeada) “pero mediante un convenio de fason ahora producen la nuestra”, contó Morel. La marca de Matías y Giuliana “está estacionada naturalmente pero no deja de ser una yerba tradicional. El packaging que tenemos es particular y buscamos diferenciarnos desde lo visual. Es una yerba más desarrollada en cuanto a aroma y sabor”, precisa Morel. “En Misiones también se hace el empaquetado”, suma Albanese.

Casi en simultáneo fueron experimentando entre la cerveza con yerba mate y su propio paquete de la infusión madre de los argentinos. “Para poder lanzar la cerveza con yerba mate tardamos cerca de seis meses hasta que encontramos el equilibrio que tanto queríamos”, aclaró Giuliana. “No queríamos que sea un producto muy invasivo, ni amargo por eso nos fuimos por el lado de la cerveza Golden”, añadió.

La yerba mate y la cerveza “no están en supermercados, sino que trabajamos con distribuidores, comercios boutiques y pedidos. Tenemos puntos de venta en Chaco, Formosa, Rosario, Córdoba y varios en Capital Federal y la cuenta pendiente es sumar un punto en Misiones”, reconoció la cofundadora de la empresa.
La clientela del exterior recibe mates y yerba, “porque enviar cerveza es más complicado al ser una bebida alcohólica, se necesitan otras habilitaciones”.

“La gran mayoría de clientes de la yerba mate son de Estados Unidos. Hay muchos mayoristas franceses que nos piden y en Chile tenemos un gran mercado”. Interviene Matías para precisar que “la misma yerba que comercializamos acá es la que va al exterior”. En diferentes ferias nacionales se presentan para promocionar la marca, “así conocimos a la gente del INYM, que nos dio muchos consejos para encaminar el negocio”, recordó Matías.

“El sueño de todo emprendedor cuando uno arranca es ser conocido, que la gente elija el producto y que se expanda. Soñamos con llegar a más mercados, a más culturas, es un poco el espíritu que tenemos”, aseguró Morel. Ambos coinciden que sin ser misioneros “queremos aportar nuestro granito de arena para seguir expandiendo la yerba mate por el mundo. Es llevar un pedacito de Argentina por otros países”.

No tenían ligazón con la tierra colorada, “de hecho en el primer viaje a Misiones cuando fuimos a buscar establecimiento ni siquiera conocíamos las Cataratas del Iguazú”, contó Giuliana. La joven emprendedora bonaerense valoró “la calidez humana de la gente. Nos tratan muy bien y eso nos hace muy felices”. “Acá en Buenos Aires la vida es demasiado acelerada y disfrutamos mucho ir a Misiones dos o tres veces al año para hablar con productores”, dijo Giuliana. El próximo paso “es potenciar la distribución de nuestra marca. Es un producto nuevo que hace 5 meses está en el mercado y proyectarnos hacia otros países”, concluyó Matías.

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias