jueves 08 de diciembre de 2022
Cielo claro 30ºc | Posadas

La enfermedad está relacionada a los hábitos de vida poco saludables

Detectan cada vez más jóvenes misioneros con diabetes tipo 2

La tendencia marca que los casos seguirán en aumento. El desafío de los equipos de salud para la detección precoz de la patología y que el paciente realice el tratamiento

lunes 14 de noviembre de 2022 | 6:05hs.
Detectan cada vez más jóvenes misioneros con diabetes tipo 2

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía y se la creía años atrás relegada a personas adultas. Sin embargo, la realidad marca que cada vez más personas jóvenes en Misiones son diagnosticadas con esta patología en su tipo 2, que está estrechamente vinculada a los hábitos de vida poco saludables.

Este año volvió a bajar la edad de detección, ahora se ubica en los 35 años y la tendencia mundial indica que seguirá el descenso si se tiene en cuenta que Argentina tiene el porcentaje más alto en obesidad infantil de la región.

Según un informe de Unicef, el aumento de prevalencia de obesidad en menores de 5 años en en el país fue de 12,9%, la más alta de la región Sur. Y en base a datos del Ministerio de Salud de la Nación, en Argentina más del 6% de niños de edad escolar tiene obesidad.

Hábitos
Si bien hay tres tipos de diabetes -la gestacional, que afecta a las embarazadas, y la tipo 1, que tiene base autoinmune, con destrucción del páncreas el requerimiento de inyecciones de insulina, con las otras dos-, los programas de atención se centran principalmente en la diabetes tipo 2, que corresponde al 90% de la población diagnosticada.

“El aumento de la prevalencia se sabe que está relacionado a los cambios de hábitos de vida, el aumento del sobrepeso y obesidad, que en Argentina supera al 67% de la población y pasa lo mismo acá en Misiones. Con lo cual esto está relacionado con la alimentación inadecuada, rica en grasas e hidratos de carbono, y con el sedentarismo, que es otro del los pilares importantes”, señaló a El Territorio la médica Elizabeth Méndez, especialista en enfermedades crónicas y responsable del Programa Provincial de Control y Prevención de Diabetes.

Asimismo, estos cambios poco saludables que realizan las personas no sólo repercuten en un aumento de la prevalencia de la diabetes, sino de todas las enfermedades crónicas, como la hipertensión arterial, la patología cardiovascular y patología oncológica, detalló Méndez.

“Todas las enfermedades no transmisibles tienen desencadenantes comunes, entonces, ante esta situación la Federación Internacional de Diabetes hace hincapié en el mes de noviembre -y específicamente el 14 de noviembre- en reforzar estos conceptos y principalmente reforzar el hecho de que esto se puede prevenir adoptando cambios en los hábitos de vida”, dijo la trabajadora de la salud al recordar que hoy es el Día Mundial de la Diabetes, en esta ocasión bajo el lema “Educar para proteger el futuro”.

Otro dato alarmante que resaltó es que las cifras de prevalencia suben año a año en Misiones, que actualmente se ubica en 12,7 cada 100. Es decir, que hay casi trece personas diabéticas cada cien. Así, la provincia supera a la media nacional, que tiene una prevalencia de 12,5.

Además, informó que de esos 12,7, sólo la mitad conoce su diagnóstico y de ese 50%, no todos tienen un buen tratamiento por diferentes factores.

“Esto quiere decir que tenemos mucho por delante para lograr cambiar esta realidad”, comentó.

Desafío
En esa línea, relató que el gran desafío es capacitar a los equipos de salud y a los pacientes para lograr una buena adherencia a los tratamientos, teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos de tipo 2, la enfermedad no da síntomas alarmantes hasta llegar a las temidas complicaciones que van desde la retinopatía a la falla renal y las amputaciones.

“En esto es importante capacitar al recurso humano para detectar y diagnosticar la enfermedad de forma precoz, proporcionando atención calificada para que también puedan educar y empoderar a los pacientes que viven con esta patología, para poder entender la enfermedad principalmente y llevar adelante los autocuidados que necesitan para mantenerse sanos y evitar las complicaciones”, precisó la médica.

También contó que todo el mes están recorriendo los centros asistenciales, preparando y formando a los equipos de salud de la provincia, teniendo en cuenta que, como se dijo, el grave problema es que la persona siga el tratamiento tal cual se lo indica el médico.

“Como equipo de salud siempre motivamos a que el paciente adhiera al tratamiento, lo cual es un desafío y es complicado. Sólo la educación es la herramienta más importante para evitar las complicaciones, el paciente debe saber de la importancia de la toma correcta de la medicación, de cada estudio médico anual, ya que cuatro de cada diez pacientes con diabetes tipo 2 presentan enfermedades cardiovasculares y renales”, precisó y apuntó a los chequeos de rutina, dado que al ser muchas veces una enfermedad silenciosa, su detección se demora.

Por último, comentó que en Misiones, el Programa de Diabetes “brinda la atención en primer lugar con el acceso al equipo de salud y así tienen la medicación oral, de insulina y tiras reactivas. Obviamente esto es siempre y cuando el paciente consulte y vaya al médico”, cerró.

 

En cifras

12,7 Las cifras de prevalencia en Misiones actualmente se ubican en 12,7 cada 100. Es decir, que hay casi trece personas diabéticas cada cien.

90% Hay tres tipos de diabetes, pero el 90% corresponde al tipo 2, que se relaciona con los hábitos de vida poco saludables como la obesidad y el sedentarismo.

 

Por qué se diagnóstica a edad temprana

El diagnóstico de diabetes tipo 2 a edades cada vez más tempranas está directamente asociado a la creciente prevalencia de sobrepeso y obesidad en la infancia y la adolescencia. La alimentación poco saludable, con alta carga de alimentos ultraprocesados, y los bajos niveles de actividad física, están impulsando las dos pandemias: obesidad y diabetes.

Hace 30 años, la diabetes tipo 2 era muy poco frecuente en niños y adolescentes, y se consideraba una enfermedad de adultos, sin embargo, actualmente es cada vez más usual, con un aumento de nuevos diagnósticos de 5% por año en el país.

La diabetes diagnosticada en la adolescencia o juventud (antes de los 30 años) se asocia a mayor riesgo de complicaciones crónicas que cuando se diagnostica a edades más tardías.

Esto implica una gran carga para la persona que deberá transitar muchos años de su vida con una enfermedad crónica.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias