miércoles 18 de mayo de 2022
Muy nuboso 12ºc | Posadas

Crece la hipótesis de que el crimen en Yohasá fue una represalia narco

El asesino del kiosquero es miembro de la temible banda Bala Na Cara

Los reportes sobre David de O. S. (19) que recibió la Policía de Misiones indican que forma parte de la peligrosa banda de Porto Alegre. Una denuncia de 2019 lo confirma

miércoles 11 de mayo de 2022 | 5:00hs.
El asesino del kiosquero es miembro de la temible banda Bala Na Cara
El Duna en el que huyeron los asesinos de Díaz fue incautado en una vivienda del barrio Luis Piedrabuena. Foto: M. Rodríguez
El Duna en el que huyeron los asesinos de Díaz fue incautado en una vivienda del barrio Luis Piedrabuena. Foto: M. Rodríguez

Las sospechas más graves por el crimen de Cristian Javier Díaz (31) en el barrio Yohasá se confirmaron ayer. Uno de los detenidos está relacionado a la banda criminal brasileña Bala Na Cara, oriunda de Porto Alegre y con mucha presencia en Misiones en los últimos años.

Se trata de David Weslley de O. S. (19), con un importante prontuario por posesión de drogas, tenencia ilegal de armas y asaltos en el vecino país, según la información que tuvo la Policía de Misiones y los documentos oficiales de su ficha criminal a los que tuvo acceso El Territorio. El joven sería quien efectuó los disparos con una pistola 9 milímetros, es decir el autor material.

“Pertenece a la facción Bala Na Cara” fue el resultado del intercambio de informaciones informales - el juzgado debe formular un pedido formal- con las autoridades brasileñas. Además, entre sus antecedentes hay una denuncia de su ex pareja en la que señala que el joven estaba oculto y amenazado de muerte debido a que perdió droga.

Esta denuncia es de octubre del 2019, cuando el joven era menor de edad y convivía con una novia en la capital de Rio Grande Do Sul. Entonces su pareja denunció que ambos tenían muchas discusiones y por eso decidió abandonar la casa, pero David Weslley le dijo que no podría llevarse a su hijo, que entonces tenía seis meses.

Más allá de esos conflictos, la joven denunció que el ahora acusado de homicidio le dijo que no importaba a quién llame para rescatar a su pequeño porque el lugar donde estaban viviendo estaba dominado con una facción criminal llamada “Anti-Bala” y que nadie, ni la Policía, podría llegar allí.

Añadió que David Weslley “perteneció” a Bala Na Cara, pero estaba amenazado de muerte porque perdió drogas de la organización. Luego de ese hecho, el joven fue detenido al menos dos veces más, una vez con un arma calibre 38 - se encontraba con un cómplice que tenía droga - y otra vez en 2021 junto a una pandilla que aparentemente estaba planeando un asalto. Allí había drogas, armas y elementos robados.

El año pasado el implicado también apareció en la mira de la Policía  del vecinos país, pero esta vez como una supuesta víctima. En diciembre del 2021 el joven llegó a un hospital de Porto Alegre herido de bala en uno de sus brazos y le dijo a los investigadores que habían querido asaltarlo, aunque buscó defenderse y el delincuente no se llevó nada.

Como informó ayer este medio, el presunto pandillero y su cómplice Gabriel G. D. S. (20) fueron detenidos cuando se estaban yendo a la Terminal de Ómnibus, luego de tomar un remís en una casa del barrio Luis Piedrabuena. Lo que se cree es que ambos se estaban por volver a Brasil, posiblemente por Santo Tomé, Corrientes, por donde también ingresaron.

Según lo reconstruido por la investigación de la Dirección de Homicidios de la Policía de Misiones habían estado en esa vivienda, ubicada en la intersección de las calles Montecarlo y Esteban Semilla, desde días antes. En un Duna - que fue registrado por las cámaras de seguridad al  momento del crimen e incautado por la Policía en un allanamiento - salieron en varias oportunidades porque estaban por “hacer un trabajo”.

El cómplice y su video

Lo que se cree es que ambos fueron contratados como sicarios para ejecutar a Díaz en razón de un ajuste de cuentas ligado al narcotráfico. De todas formas, algunos pesquisas creen que el acompañante del presunto integrante de la temida banda solamente vino a acompañarlo.

En este sentido, Gabriel G. D. S. tiene antecedentes por robos calificados de vehículos, y no tiene causa por drogas.

Al respecto de este joven, en la jornada de ayer se viralizaron videos suyos en el que aparece en una celda con un celular en la mano, bailando y fumando. En el audiovisual se ve cómo comparte con varios detenidos que hablan español y, según confirmaron altas fuentes consultadas, se trata de la Comisaría Sexta de Posadas, donde estaba alojado.

Los familiares de Cristian Díaz se mostraron indignados por la viralización de estos registros, que fueron acompañados por algunos audios, y aseguran que “están festejando el asesinato” del kiosquero. “Para nosotros es muy doloroso ver como festejan la muerte de Cristian, no entiendo como puede haber dos celulares. No pueden festejar así la muerte”, dijeron.

En los audios, en tanto, instigado por los otros detenidos, el extranjero expresa quienes son las personas “que mandaron a matar” a Díaz, repitiendo tres nombres y asegurando que “son argentinos”.

La situación escaló a tal punto ayer que las autoridades de la Policía de Misiones reportaron la filtración al Juzgado de Instrucción, que ordenó una requisa en busca de los aparatos y el traslado a una dependencia de mayor seguridad del implicado. El procedimiento se estaba llevando a cabo ayer a la noche por Infantería y al cierre de esta edición se confirmó la incautación de al menos un teléfono celular. 

También se van a realizar las investigaciones internas correspondientes para determinar responsabilidades del personal policial de la dependencia.


El prófugo y la droga

Por el caso, los investigadores de la Policía de Misiones aún buscan a un tercer implicado, quien asistió a los brasileños con el armamento -una pistola 9 milímetros-, alojamiento y movilidad.

Se trata de la persona que presuntamente estaba manejando el Fiat Duna en el cual huyeron los extranjeros y que fue incautado en el barrio Luis Piedrabuena, casa en la que vivía.

Como informó en exclusiva este medio, frente a esa vivienda de dos pisos en octubre del año pasado Gendarmería Nacional incautó una carga de 155 kilos de marihuana en una camioneta tipo utilitario, aunque no se reportaron detenidos.

Se cree que ese vehículo le pertenecía al prófugo y la muerte de Cristian tiene que ver con la pérdida de esa carga. También se relacionó al implicado con Eike Conrad Dubal, un presunto narcotraficante con emprendimientos en Posadas que fue extraditado a Brasil el año pasado.

Este medio consultó con diferentes fuentes que investigaron a Eike, quienes no confirmaron esa información. 

La presencia de Bala Na Cara en Misiones, de López a Rojas

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias