jueves 02 de diciembre de 2021
Cielo claro 25ºc | Posadas

Caso de niña embarazada tras una violación en Campo Grande puso en evidencia el tema

Limitaciones en el cumplimiento del aborto legal para víctimas de abuso

La madre explicitó la intención de practicar un aborto legal. El procedimiento debería realizarse en Posadas porque ningún médico local estaría dispuesto a realizarlo.

domingo 21 de noviembre de 2021 | 4:49hs.
Limitaciones en el cumplimiento del aborto legal para víctimas de abuso
Dada las limitaciones en la zona, al aborto a la niña debería ser practicado en el HMN de Posadas. //Foto: Natalia Guerrero.
Dada las limitaciones en la zona, al aborto a la niña debería ser practicado en el HMN de Posadas. //Foto: Natalia Guerrero.

Más allá de la implicancia judicial, el caso de la nena de 11 años de Campo Grande que fue víctima de abuso sexual y se halla embarazada de seis semanas también puso al descubierto ciertas dificultades y limitaciones en el cumplimiento de la Ley 27.610 sobre interrupción voluntaria y legal del embarazo para víctimas de violación.

Tal como publicó El Territorio en su edición del jueves, el padre de la menor fue detenido en el marco de la investigación del hecho, mientras se aguarda la citación de la niña para la declaración en Cámara Gesell.

En tanto, la progenitora ya explicitó la intención de someter a su hija a un aborto legal, procedimiento que debería realizarse en el Hospital Materno Neonatal (HMN) de Posadas porque ningún médico local estaría dispuesto a participar del mismo.

“Ni el Hospital de Campo Grande ni el Samic de Oberá cuentan con profesionales que estén de acuerdo con el aborto legal. Son todos objetores de conciencia, por lo que la interrupción se debería realizar en Posadas. La madre de la nena quiere que aborte y en este caso la ley la ampara”, precisó una fuente con acceso al expediente.

En esa línea, un vocero de Salud Pública de la zona Centro confirmó que dicha cartera no cuenta con médicos disponibles para efectuar el procedimiento por ser objetores de conciencia, es decir que por sus convicciones están en contra del aborto, al tiempo que subrayó que “la interrupción legal está fijada por ley y se debe cumplir, siempre siguiendo el correspondiente protocolo, por lo que en caso de ser necesario se recurrirá a un hospital de Posadas”.

En tanto, previo a la interrupción del embarazo, se deberá tomar una muestra de ADN para confirmar o descartar la responsabilidad del padre de la menor en el abuso sexual.

Caso complejo

La denuncia contra el progenitor de la nena fue radicada el pasado 3 de noviembre ante la Comisaría de la Mujer de Campo Grande por la madre de la misma, quien se hizo cargo de ella hace tres meses, ya que desde sus primeras semanas de vida la pequeña fue criada por la abuela paterna.

El expediente 137716/2021 está caratulado como abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y se tramita ante la Secretaría Uno del Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

El 10 de noviembre el defensor oficial Matías Olivera, en representación del implicado, solicitó en forma urgente la realización de la Cámara Gesell, medida preliminar de gran importancia en delitos contra la integridad sexual de menores.
El acusado tiene 37 años y, según los certificados que constan en el expediente, padece retraso mental moderado, por lo que posee el Certificado Único de Discapacidad (CUD) y cobra una pensión.

En diálogo con El Territorio, un vocero con acceso al expediente señaló que la niña abusada habría sido fruto de una relación casual entre sus progenitores. Tanto es así, que a las pocas semanas de nacida la criatura quedó a cargo de la abuela paterna porque la madre no contaba con medios económicos para criarla y el padre se había mudado temporalmente a Buenos Aires.

De esta forma, la menor siempre vivió con la abuela y tuvo escaso contacto con su progenitora, a pesar de residir en la misma localidad de Campo Grande.
En cambio, luego de su padre regresó de Buenos Aires retomó el vínculo con él y se veían casi a diario, aunque vivían en casas separadas.

Sospechas

En tanto, el pasado 5 de agosto la abuela paterna se presentó ante la comisaría local y radicó una exposición donde dejó asentado que hacía entrega de su nieta a su madre biológica, ya que debía iniciar un tratamiento médico en la ciudad de Posadas.

Tampoco el padre, por sus propios problemas de salud, estaba en condiciones de hacerse cargo de la niña. Fue así que la pequeña se mudó con su madre, al tiempo que siguió en contacto con su padre.

En ese contexto se registró la denuncia por abuso sexual. Según averiguó este medio, previamente la madre constató que la menor se hallaba embarazada, tras lo cual se presentó ante la Comisaría de la Mujer y acusó al progenitor.

Hasta el momento no trascendió qué contó la víctima, por lo que será clave su testimonio en Cámara Gesell, instancia en la que será entrevistada por una profesional del cuerpo médico forense con técnicas para evitar su revictimización.

Por otra parte, el implicado se halla detenido en la Comisaría de Campo Grande y hasta el momento se abstuvo de declarar en sede judicial. En tanto, desde su entorno reclamaron que por su discapacidad no debería estar alojado con presos comunes.

También cuestionaron la investigación del hecho y apuntaron sus sospechas hacia el círculo íntimo de la madre de la menor. Incluso, mencionaron que un familiar de la mujer tendría antecedentes por abuso sexual.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias