domingo 24 de octubre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Brian, título y homenaje a su hermano fallecido

Hace un año Renzo Brizuela falleció en un accidente y Brian, su hermano, iba a dejar el karate, pero su padre lo motivó a seguir por su memoria y volvió a ser campeón

viernes 01 de octubre de 2021 | 6:06hs.
Brian, título y homenaje a su hermano fallecido

Fueron días de emociones para los Brizuela. Después de tres años de inactividad por lesiones, Brian (24) volvió a competir y se coronó campeón en el Argentino de Karate en Córdoba y la proeza tuvo un destinatario especial: Renzo (22), su hermano, que falleció el año pasado en un accidente en Garupá y que fue parte de la selección argentina por muchos años.

“Fue muy emocionante y pensar en él nos hizo más fuertes. Muchas personas nos vinieron a dar un abrazo fuerte porque no nos vimos más desde el inicio de la pandemia”, señalaron Brian y su papá, Pedro, que también es su entrenador y presidente de la Asociación Unificada de Karate.

El 54° Argentino los tuvo a flor de piel en un contexto de felicidad por el logro de Brian en la categoría menos 60 kilos; también por el desempeño de sus pupilos que participaron de la cita y por la nostalgia por la falta de Renzo.

“Lloré todo el camino. Fue el primer viaje sin él y me quebré, como me quiebro siempre, es imposible no hacerlo. Era un compañero, un amigo, un hijo y con Brian era el dúo dinámico”, señaló conmovido el reconocido dirigente de karate.

Y ahondó en sus sensaciones. “Me costó todo el camino hasta que nos instalamos en el hotel y ahí ya nos aflojamos un poco. Fueron muchas emociones, él -Brian- me decía que volvía a competir por Renzo, porque él quería abandonar karate”. Afirmaciones que Brian asentía sin palabras para su dolor.

Ya en la competencia, Pedro explicó que “allá encontré a toda la gente del karate de argentina y todos me venían a saludar porque Renzo era muy querido y conocido, fue campeón argentino durante muchísimos años. Me encontré con muchos de los chicos que competían con él, sus compañeros de la selección y nadie me decía una palabra sólo me abrazaban fuerte... no hacía falta más que eso”.

Para un padre la partida de un hijo no tendrá tal vez nunca sentido, pero los Brizuela intentan salir adelante apoyados en el amor de familia y el recuerdo de lo vivido. “La vida continúa y sacamos fuerza de donde no hay, jamás pensé que podía pasar algo así. Perdí a mi mamá, a mi papá y cuatro hermanos, pero perder un hijo es… es indescriptible, lo que se siente. Estamos recuperándonos de a poquito con la familia, con Brian, su compañero de macanas, y esos recuerdos nos hace reír y lo tomamos por ese lado”.

Volver al ruedo

En este contexto, el regreso de Brian estuvo también trazado por el miedo, seguramente por Pedro para proteger a su polluelo, que pese a sus años de experiencia en la selección, volvía después de dos lesiones. En el 2019 fue operado de la rodilla y estuvo todo un año parado; ya en el 2020, cuando iba a retomar nuevamente la práctica, empezó la pandemia y luego tuvo un accidente de moto  donde se rompió el peroné.

“El domingo le tocó el primer combate y tenía mucho miedo que lo lastimaran por sus lesiones y después por la inseguridad de no haber participado en ninguna competencia este año. Eso me llevó a tener mucho temor, pero dije si en el primer cruce gana estamos en la final y como calculé, ganamos la primera pelea y llegamos a la final”, dijo contento.

Por su parte, Brian destacó que su puesta a punto se dio rápidamente. “Hace siete u ocho meses que empecé a entrenar, pero sin tener un objetivo y hace un mes nos enteramos del nacional y fue un mes intenso de preparación. Mi cuerpo tuvo memoria”, explicó riendo.

Para Brian haber logrado la victoria ante los mejores del país “es muy bueno para mí porque no se me veía hace mucho tiempo por las lesiones que tuve y poder volver y llegar a la final de nuevo es una sensación hermosa. Me motiva para seguir entrenando”.

Y vaya si vale la pena estar animado. En la final se impuso nada menos que al bonaerense Joaquín Molina, actual representante internacional del equipo argentino de karate.

“Gracias Dios se dio el resultado y suma puntaje para el ranking nacional. Es muy importante sumar puntos porque al hacerlo, si tenés la mayoría de ellos, automáticamente pasa a ser integrante de la selección argentina”, explicó Pedro sobre Brian que de los 12 a los 20 años estuvo en el elenco albiceleste siendo campeón sudamericano y subcampeón panamericano.

También hubo más alegrías para Misiones en el Argentino, de la mano de Macarena Fernández (12) que salió campeona argentina, en categoría no rankeable, en kumite -54 kilos, en su primera experiencia.

Además, Aldana Bogado tuvo su debut nacional con buen desempeño en -48 kilos; misma buen performance de Nicolás Benítez, en kumite cadete -60 kilos, al llegar hasta cuartos de final en su segunda participación en un Argentino.


Un poco más
“Lloré todo el camino. Fue el primer viaje sin él y me quebré, como me quiebro siempre, es imposible no hacerlo. Era un compañero, un amigo, un hijo y con Brian era el dúo dinámico”

Pedro Brizuela
Presidente de la Asociacón Unificada

“Es muy bueno para mí -ser campeón- porque no se me veía hace mucho tiempo por las lesiones que tuve. Poder volver y llegar a la final de nuevo es una sensación hermosa. Me motiva para seguir entrenando”

Brian Brizuela
Karateca misionero

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias