lunes 25 de octubre de 2021
Cielo claro 25.7ºc | Posadas

Dividieron el trabajo en seis etapas

Con más de 400 años, síntesis única que se convirtió en tesoro de historias

Luis Bogado y Alicia Reyes Gómez realizaron una minuciosa investigación de la localidad que buscan culminar con la edición de un libro. “La historia no se inventa, se cuenta”, coinciden

domingo 19 de septiembre de 2021 | 6:04hs.
Con más de 400 años, síntesis única que se convirtió en tesoro de historias

Abordar lo que sucedió en la historia no es tarea sencilla. Requiere de muchos años de dedicación, consultar fuentes, cotejar datos. Pero si a ello se le imprime la pasión, ese conjunto de elementos toma un envión que puede llevar a un sitio atrapante. Por esa senda transitan Luis Bogado y Alicia Reyes Gómez. Ambos forman un equipo que desde hace unos años tomó el desafío de investigar los más de 400 años de la historia de Concepción de la Sierra y en medio de esa tarea se tomaron un momento para dialogar con El Territorio.

Luis suelta su verborragia. Cuenta, explica, suma conceptos. Se define como escritor y cada capítulo que aborda lo asume de forma meticulosa. La contracara es Alicia docente jubilada, quien como “poeta y ávida lectora” le suma una pausa a tantos datos, hechos… en fin, la historia misma. Por ello, como hijos de la localidad, se complementan y este trabajo mayúsculo tiene un horizonte a corto plazo: volcarlo todo en un libro.

Cuentan que la investigación se basó en el método del doctor Arnold Joseph Toynbee (historiador británico y filósofo en esa materia) y la dividieron en seis etapas, que va desde la etapa jesuítica bajo la corona española, la participación de Concepción en la Revolución de Mayo, el dominio paraguayo y correntino hasta que el país comienza a organizarse y se da la provincialización. Bogado aporta que muy pocos pueblos tienen la posibilidad “de ser creados por un proyecto de la compañía de Jesús” y agrega: “Concepción no fue hecho de casualidad”.

¿Cómo se gestó la investigación sobre la historia de la localidad?

Luis Bogado: Ambos pertenecemos a la Asociación de Escritores y Poetas de Concepción de la Sierra. Con todos los integrantes de la Asociación hicimos durante cinco años un programa de radio. Allí abordábamos permanentemente la  historia del pueblo porque era un tema muy requerido por el público local. Informábamos sobre los hechos que planteaban con los datos que encontramos en los trabajos que se habían publicado. Al estudiarlo en profundidad  advertimos que los datos se encontraban de manera fragmentada, dispersa y que a veces eran erróneos o inexactos. Debido a ello, hace unos tres años concebimos la idea de buscar toda la información posible para volcarla en un libro que nos diera una visión más ordenada, sistemática, completa y profunda de los sucesos.

El empeño se fundamenta en el interés que despertaba la materia,  porque a nosotros mismos, lo poco que conocíamos nos pareció apasionante y digna de abordarla. Así fue como nos pusimos de acuerdo con Alicia y nos dedicamos a reunir toda clase de datos al efecto. De este modo descubrimos la espectacular producción del doctor Alfredo Poenitz, la de Jorge Machón, (Esteban) Snihur y otros que dedicaron muchos años al tema. También la excelente obra de Marco Tulio Centeno y su hijo Héctor. Por ello, a éstos y tantos otros que  testimoniaron al respecto, le rendimos un emotivo homenaje, con nuestro más sincero agradecimiento.

Alicia Reyes Gómez: Abordar la investigación  de la síntesis histórica de Concepción en lo personal fue apasionante porque me gusta la historia y siempre me propuse estudiarla para así poder transmitirla a las futuras generaciones. Este es un trabajo realizado con mucha dedicación y responsabilidad mutua con Luis. Lo teníamos en mente desde que hacíamos un programa radial en la FM local 91.3

¿Qué particularidades encontraron?

LB: Como particularidades resaltamos: 1) Fue fundado por un santo y en Concepción hay 23 jesuitas sepultados en la Iglesia, la mayoría de los que intervinieron en la historia del período. 2) Que en todos los tiempos existieron hombres  serios y  valientes que se jugaron la vida por causas nobles y justas sin esperar compensaciones económicas a cambio.

Que también mostraron un extraordinario grado de templanza al pasar por los momentos malos de la vida. 3) Que desarrollaron un particular concepto de grandeza al manifestarse de manera misericordiosa, porque en Concepción se critica pero no se “lapida a nadie”. A través de estas manifestaciones se advierte la ‘impronta’ del pueblo y los atributos que Dios dio a sus habitantes.

Conocer estas particularidades de Concepción nos deparó una inmensa satisfacción.

¿Qué significó desde lo personal abordar este trabajo?

LB: En lo personal considero importante que las futuras generaciones conozcan los hechos y el carácter de su pueblo, concitando la adhesión de éstos a sus valores y principios: lo imiten y preserven.

ARG: Hoy me siento realizada haciendo lo que me gusta. Con la convicción de que para escribir no es necesario ser un filósofo. Lo esencial es que cada uno tenga la dignidad de su trabajo. Lo que vale es el orgullo de hacer las cosas bien y amar lo que se propone en la vida. Con la síntesis histórica de Concepción (también está próxima a editar sus “Memorias”) quiero llegar con un mensaje simple, natural y respetuosamente a  los sentimientos y al corazón de su familia, colegas, amigos y alumnos.

A modo de reflexión, ¿qué legado les gustaría dejar con esta investigación?

LB: Con respecto al libro, hace tres años que estamos trabajando en él, pero no tenemos fecha de finalización de los trabajos. “La síntesis histórica” es la columna vertebral del libro, falta darle forma literaria para que sea posible leerlo y por supuesto, corregirlo. Lo que incluido las pruebas de galera suelen llevar dos años.

ARG: Terminado como libro pretendemos trazar hitos y su alcance limitado como síntesis, con importantes referencias y citas bibliográficas, con la intención de que sirva de guía a maestros, profesores y alumnos en el estudio de la historia de Concepción, como la mejor manera de amar su terruño.

La vara está elevadísima. Pero ambos son conscientes de lo que llevan a cabo. Por eso, sacan gráficos, apuntes, documentación y subrayan sobre los pormenores de la línea de tiempo que llevaron a cabo. A modo de ejemplo, el propio Bogado resalta que lo hoy afirman que es el cabildo no lo es, porque “Das Chagas, a su paso, arrasó con todo”, así como también ambos realzan la participación de los indios en el período de la Revolución de Mayo-Independencia y el aporte que hizo la localidad para los primeros pasos de Misiones como provincia.

Reyes Gómez también ensaya una reflexión: “La fundación de Concepción por el padre Roque González de Santa Cruz fue un proyecto de vocación divina. Cumpliendo con el lema de la Compañía de Jesús “Todo para la Mayor Gloria de Dios” llevando en una de sus manos la cruz, símbolo del cristianismo; y en la otra, la imagen de Nuestra Señora que él la llamaba “La Conquistadora” demostrando su fe y confianza en la madre de Jesús.

A su lado, Bogado recuerda que el pueblo se hizo en la punta de un cerro y que en 1935 durante el mandato de Humberto Fini en la intendencia se oficializó el nombre de Concepción de la Sierra. “En el período de la fundación del territorio nacional acá no había nada y entonces Roca trajo a sus funcionarios de Corrientes” recuerda y realza la figura del indio Nicolás Ñeenguirú por encima de la de Andresito. “Nosotros contamos lo que dicen los documentos oficiales para satisfacer ese deseo interior de la verdad. No vamos a decir una palabra por otra”.

No se sienten atrapados por el imán de la vanidad. Al contrario, coinciden en que sólo quieren hacer un aporte a la localidad de la que son parte y resumen: “La historia no se inventa, se cuenta”.


Un diálogo divino

Por Luis Bogado

Cuentan los ángeles del futuro que oyeron decir en el JUICIO FINAL:

¿Qué hiciste con esa tierra tan hermosa y las almas que te di?

A lo que Roque González respondió:

¡Oh Señor!...”hice Concepción”; ¡Ojalá te guste!...

Y el Señor respondió en tono reflexivo:

“Me gusta... es el espejo de mi Madre”.


Memoria y sueños

Por Alicia Reyes Gómez
Concepción de la Sierra forma parte del gran escenario de la colonización del nuevo mundo. La reducción jesuítica se destaca como una forma vigorosa de la acción civilizadora de los conquistadores hispanos, que sin entrar a considerar sus fundamentos doctrinarios y los medios elegidos para sostenerla han dejado en la historia de este pueblo el recuerdo de un pasado brillante.

Por eso la memoria colectiva acumulada en el marco de sus 402 años de fundación y 144 de refundación nos dice que Concepción tiene futuro porque somos capaces de hacer realidad las ilusiones  que alentaron a nuestros ancestros.

Porque mientras haya memoria y sueños, nada de lo acaecido en esta tierra que amamos y vivimos puede sernos ajenos o dejarnos indiferentes.

 

Relacionadas

Concepción de la Sierra: impronta única con el resguardo jesuítico

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias