miércoles 27 de octubre de 2021
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

Única en su tipo en la región del NEA

Con una máquina de corte láser apostaron a la innovación en la metalurgia misionera

Una firma incorporó un artefacto moderno para hacer figuras y herramientas de acero y aluminio de hasta 10 milímetros de espesor. La iniciativa surgió durante la pandemia.

sábado 18 de septiembre de 2021 | 19:05hs.
Con una máquina de corte láser apostaron a la innovación en la metalurgia misionera
Calidad y rapidez, las principales características de la máquina única en su tipo en Misiones. //Fotos: Marcelo Rodríguez
Calidad y rapidez, las principales características de la máquina única en su tipo en Misiones. //Fotos: Marcelo Rodríguez

La pandemia reconfiguró el mundo por completo. En el plano económico, obligó a muchas empresas a reinventarse y adaptarse al nuevo contexto, y a otras tantas, a innovar. Esta última fue la premisa que siguieron Marcelo Bruno, Fernando Bruno y Carlos Medina, quienes apostaron a la innovación en el rubro metalúrgico de Misiones, con la adquisición y puesta en marcha de la única máquina de corte láser en todo el NEA.

En pocos segundos o minutos la Bodor 1.000 –nombre original de la máquina- es capaz de imitar imágenes y figuras sobre el aluminio o el acero, como también realizar herramientas -como engranajes- necesarias para cualquier industria. De la lámina lisa directo al producto final demandado por el cliente en cuestión de poco tiempo. Volar la imaginación, esa es la premisa con la que se trabaja en BM Láser desde hace dos meses cuando pusieron en marcha la iniciativa en la sede de Caisa SRL, sobre la ruta 12 a la altura del kilómetro 12,5.


El corte láser es una innovación por estas latitudes y en el país hay pocas máquinas que se dediquen a este trabajo. Entre las principales ventajas, además de la velocidad del proceso, es la precisión en el corte, que es absoluta. Por ejemplo, en menos de un minuto una placa con el nombre de una empresa y su logo pueden estar disponibles, sin que después de eso demande otro proceso manual. Entre las opciones están los paneles decorativos para las casas o de cartelería para una empresa, cuyas medidas son más grandes. Este tipo de máquina trabaja particularmente en placas de aluminio de hasta 2 milímetros, de acelero inoxidable (hasta 1,5 mm) y en chapas de acero, de hasta 10 mm. El artefacto mide en total 3 por 1,5 metros en total y es capaz de brindar un sinfín de detalles únicos, de los más simples a los más complejos.

Con dos meses trabajando en este segmento láser, la iniciativa apunta a consolidarse y copar el mercado en otras provincias de la región, al destacar que es una máquina única en su tipo dentro del ámbito metalúrgico regionar, que debe dotar cada vez más tecnología acorde a los tiempos que corren.

“La idea de comprar una máquina láser surgió dentro del rubro en donde estamos, que es la parte metalúrgica. Si uno no se va innovando en cierto período de tiempo, te vas atrasando y el producto queda obsoleto. Y lo que queremos es llegar a otro tipo de cliente. Estamos con tinglados y estructuras metálicas, que llegas a un cierto público, y con la pandemia, muchos de esos rubros decayeron. Entonces, se decidió apostar por la tecnología, se pensó qué hacía falta en el mercado y qué otras soluciones se podían concretar”, comentó en diálogo con El Territorio Fernando Bruno, sociogerente de Casia SRL y de BM Láser, que se aboca a esta tarea.



En medio de la flexibilización tanto de la pandemia como de la actividad metalúrgica decidieron comprar la máquina, que es originaria de China, en noviembre del año pasado. La Bodor 1.000 llegó a Misiones durante mayo, y después de eso empezó el armado y la capacitación al personal. En julio, luego de un período de prácticas, comenzaron los primeros trabajos. Uno de ellos fueron los trofeos del Automóvil Club Misiones.

Corte y precisión

Antes de cada corte, en primera instancia, se debe diseñar la imagen mediante programas de dibujo. Una vez que se llegue al diseño final “la máquina manda la señal para hacer el corte desde la PC, que la escanea y se pone en marcha. Se toma en cuenta el dibujo en la chapa. Ya con la medida decidida, si todo está bien, se da un enter y se empieza a cortar”, explicó Fernando sobre el proceso. A medida que la máquina y el puntero láser hacen el corte, en la pantalla de la Bodor se muestra el dibujo original en un color gris y, a medida que avanza el corte, va quedando rojo. Una vez que las líneas de la pantallas quedan rojas por completo es señal que el trabajo se hizo realidad, según pudo observar este medio durante uno de los trabajos concretados.

“Se ve la chapa cortada en la forma que uno desea, con el dibujo, conforme con la imaginación que uno tiene. Se dibuja y se corta”, añadió.

“Lo único que se tiene que tener en cuenta es la dimensión de la chapa. Se trabaja con aluminio hasta dos milímetros y con acero inoxidable y chapa negra hasta 10 milímetros. Así trabaja la máquina. Y si se requiere de más espesor, ya es otra máquina, como una de corte de plasma que corta medidas más gruesas”, explicó en este sentido.


Asimismo, contó que en medio del contexto de la pandemia que produjo grandes faltantes y demoras en la reposición de determinados elementos, la máquina es capaz de imitarlas. Una forma de solucionar un problema que se profundizó en el último año. “Si uno tiene una máquina y no conseguís la pieza para reemplazar, se trae la pieza en cuestión, se dibuja ese elemento, el diseñador lo copia, se pasa a la PC, y una vez que este okey, se pasa. Y sale igual. Claro que tiene que tenerse en cuenta cierto diámetro. Por ejemplo, un engranaje de espesor de 10 milímetros se puede hacer tranquilamente”, detalló.

Para ello, el artefacto requiere de oxígeno y nitrógeno para efectuar los cortes, que una vez terminados ya están listos para el cliente lo lleve a gusto.

La imaginación como criterio

Placas con nombres, trofeos, logos, cuadros decorativos, separadores de ambientes. Son algunos de los trabajos que hasta el momento se efectuaron desde BM Laser.

“Tenemos pedidos de piezas para gimnasios, los aparatos que se terminarían fabricando acá, todo a partir de un dibujo”, indicó Fernando Bruno.

Luego agregó que el proceso en general es personalizado, conforme con la imaginación de cada cliente. “Uno se sienta con el diseñador, se piensa qué se quiere hacer, si son piezas que se consiguen o no el mercado. Se define cómo será, con qué componentes. ‘Esta pieza tiene que ser así’, se lo diseña y se manda a la máquina, que tiene algo muy bueno: mientras se pueda cortar, se dibuja”, dijo al respecto.



Precisó que la calidad es la principal característica y que la diferencia de otras máquinas que también realizan el proceso de corte. “Hay diferentes máquinas de corte, como la de oxicorte con una pistola de fuego, que trabaja con chapas de más espesor, pero lo que hace es que se vaya derritiendo y no tenga la misma calidad que un corte láser”, indicó.

Y agregó: “Con el láser se evita el trabajo posterior de pulir, por ejemplo. Una vez que se termine de cortar, ya se puede entregar. Eso lo diferencia con el oxicorte, que tiene más trabajo posterior. Si bien el corte láser resulta caro, la cantidad de perforaciones que demande o del número de trabajos, resultará más barato que con otras máquinas de corte, porque el láser trabaja de otra manera, con más exigencia y precisión que terminan abaratando los costos”.

De cara a los próximos meses, desde la firma apuestan a conquistar nuevos mercados dentro de la tierra colorada y de las provincias aledañas. Es que en el NEA no hay otra máquina igual. Desde las redes sociales trabajan en potenciar la marca y exhibir los trabajos dentro de un mercado que cada vez gana terreno en el país y la región.

Por otra parte, y ya en el mediano plazo, desde la empresa apuntan a la adquisición de más artefactos de este tipo, aunque para de espesores más grandes a la que la Bodor trabaja ahora. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%