domingo 25 de julio de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

Claudia Piñeiro ganó el premio a la mejor novela policial en España

La escritora obtuvo el máximo galardón de la 34ª Semana Negra de Gijón por ‘Catedrales’. Se trata del más prestigioso festival de literatura policial de habla hispana. “Siento que este es un corolario a la lucha de tantas mujeres”, dijo y resaltó que “hoy se lee a mujeres en espacios donde se leía a hombres”

domingo 18 de julio de 2021 | 6:00hs.
Claudia Piñeiro ganó el premio a la mejor novela policial en España

Hoy finaliza la Semana Negra de Gijón, el festival de literatura policíaca más popular de Europa.

El evento literario premió en la tarde del viernes a dos autoras argentinas: Claudia Piñeiro ganó el premio Dashiell Hammett a la novela policíaca de la 34° Semana Negra de Gijón por Catedrales. Y, Ana Llurba, cordobesa nacida en 1980 y radicada en Barcelona hace años, ganó el premio Celsius a la mejor obra de ciencia ficción y fantasía con la novela Constelaciones familiares, la misma distinción que el año pasado se llevó otra argentina, Mariana Enriquez.

Piñeiro viajó a Gijón, España, para ser parte del festival y donde brindó una serie de charlas. Mientras, Llurba no pudo estar presente, ya que debió viajar a Berlín por asuntos familiares.

Luego de recibir el premio, Piñeiro habló con Télam y se mostró agradecida de que el reconocimiento haya sido para Catedrales, una novela que “trata temas urgentes”, dijo, como los femicidios entre otras cuestiones, “hace que sienta al premio como un corolario de la lucha que han venido dando tantas mujeres”, remarcó.

“Venimos de tiempos difíciles, de mucho encierro en todas partes, de no encontrarnos con los afectos y pérdidas, por eso cualquier alegría hoy significa mucho más, pero en este caso fue la alegría de que se premiara esta novela, Catedrales, que habla sobre una situación muy particular en la que hemos estado juntas peleando muchas mujeres”, explicó la autora que es una referente de la lucha por la igualdad de género y la ampliación de derechos y, una activa militante de los feminismos.

El tema de ese libro “puede ser la historia de cualquier país que no tenga en cuenta los crímenes que se perpetran sobre las mujeres y otras disidencias”, dijo Piñeiro en Gijón, luego de que se diera a conocer su nombre como ganador del premio principal del festival de novela negra más importante de habla hispana.

Se trata de “una novela negra no canónica en la que, de forma coral, cada personaje aporta su versión a la construcción de una historia que va adquiriendo una dimensión extraordinaria”, fundamentó en un fallo unánime el jurado, durante el festival que en esta edición recobró la presencialidad bajo estricto protocolo por la pandemia de Covid-19.

“Con gran riqueza literaria, variedad de recursos estilísticos y profundo conocimiento de la condición humana, Piñeiro borda una trama de contradicciones y zonas grises que reflejan la realidad de la vida”, indica el documento firmado Berna González Harbour, Marta Barrio, Mariano Sánchez Soler, Miguel Barrero y Jesús Palacios. “Catedrales es una novela comprometida con las más duras situaciones que puede afrontar una mujer a causa de la hipocresía y los prejuicios religiosos”, concluye el fallo del premio.

“Lo sentí como un corolario de toda esa lucha: un premio al libro, a mí y a lo que hace tanto vinimos peleando tantas mujeres. Siempre quise ganarlo, era mi fantasía. Se me dio y más significado adquiere por esta novela que trata temas urgentes”, aseveró la escritora nacida en la localidad bonaerense de Burzaco el 10 de abril en 1960.

Instaurado en 1988, el Dashiell Hammett llega a 2021 con 33 ediciones, 31 de ellas otorgadas a escritores varones. Sólo en dos ocasiones este premio recayó sobre una escritora: La primera vez que se le entregó a una autora fue en 2012, a la española Cristina Fallarás por Las niñas perdidas. En tanto, que el viernes se premió a Piñeiro.

En 2014, hubo una mención especial, que no llegó a la categoría de primer premio, para la dupla germano española de Rosa Ribas y Sabine Hoffman, con Don de lenguas.

Piñeiro celebró el hecho de que “la literatura argentina policial argentina viene siendo reconocida hace rato” y que “este año haya habido cuatro escritoras entre las finalistas”. “Paula Rodríguez estuvo nominada para primera novela, Ana Llurba ganó por la mejor ficción de genero fantástico, y Gabriela Saidón compitió en novela histórica, así que fuimos cuatro las escritoras argentinas leídas en este festival donde antes se leía sólo varones”, remarcó.

“Nos empezaron a leer a las mujeres en este tipo de festivales y eso es muy importante”, subrayó la escritora que en España cuenta con seguidoras entusiastas: han llegado a visitarla caracterizadas como las protagonistas de Las viudas de los jueves.

Con esta distinción, Piñeiro engrosa el grupo de escritores argentinos que recibieron el Dashiell Hammett. Fueron ocho, pero dos de ellos lo recibieron dos veces, Rolo Diez y Guillermo Saccomanno. Los otros fueron Ricardo Piglia, Juan Sasturain, Leonardo Oyola, Raúl Argemí, Juan Damonte y Guillermo Orsi.

Históricamente potente, la representación argentina ganó 11 de las 33 ediciones del premio.

“Los argentinos -conjeturó Piñeiro- tenemos una gran ventaja con respecto a otros países y es que dos de nuestros grandes escritores, de esos que son nuestros padres literarios, como Jorge Luis Borges y Ricardo Piglia, adoraban la literatura policial”.

“La estudiaron, hicieron ensayos, y con ese aval sobre un género que otros consideran a veces menor, Argentina construyó una tradición”, remarcó.

Además, “se puede decir que muchos escritores que no se inscriben en el género policial específicamente tienen alguna novela policial, porque escribimos mucho sobre lo social, sobre lo que pasa, y eso nos lleva siempre hacia el lado del policial”, concluyó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias