viernes 23 de julio de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

Tiene poco más de un año y está internado por la golpiza que le dio el padrastro

La agresión ocurrió el sábado en El Soberbio. El pequeño se llama Ángel Gabriel, está estable, lúcido y con el rostro bastante deshinchado aunque las marcas de los golpes aún persisten. El acusado fue detenido.

jueves 15 de julio de 2021 | 14:28hs.
Tiene poco más de un año y está internado por la golpiza que le dio el padrastro
La denuncia fue radicada en la comisaría de El Soberbio, y el acusado se entregó en San Vicente. Foto: Polmis.
La denuncia fue radicada en la comisaría de El Soberbio, y el acusado se entregó en San Vicente. Foto: Polmis.

Un bebé de un año y cuatro meses está internado en el hospital de la localidad de San Vicente con traumatismo de cráneo y múltiples lesiones producto de la golpiza que recibió el sábado en manos de su padrastro, de 38 años, que está detenido y a disposición de la justicia.

El pequeño se llama Ángel Gabriel, está estable, lúcido y con el rostro bastante deshinchado aunque las marcas de los golpes aún persisten.

En el nosocomio lo acompaña su mamá, Carla, quien por un lado pidió justicia y por otro protección para ella y otras dos hijas de 3 y 4 años, en razón de que el hombre amenazó que iba a matarla al recuperar la libertad, según su relato ante El Territorio.

Es más, la madre reveló un dato tan estremecedor como preocupante que agrava la situación del acusado. "Hace dos meses le quebró el bracito a mi bebé", dijo y si bien en aquel momento no lo denunció "porque tenía y tengo mucho miedo" incluyó aquella agresión en la acusación formal que radicó recientemente en la comisaría Primera de El Soberbio.

Golpes y amenazas

Para contextualizar el brutal ataque que sufrió el bebé en el interior de la casa del barrio Bella Vista de El Soberbio, la denunciante comenzó relatando que "el sábado al mediodía él (por el acusado) se fue a la casa de un primo para arreglar una moto, en esa casa tomaron cervezas y cuando regresó, a la tardecita, siguió tomando".

"Eran las 17 cuando me dijo que haga pizzas, entonces agarro plata para ir al kiosco con mi hija más grande, que tiene 4 años y él se quedó con los dos más chicos. Compré todo, fueron pocos minutos y a la vuelta, cuando entré a la casa mi bebé estaba tirado en el piso, había sangre por todos lados, tenía moretones y apenas lloraba", detalló.

"Le cuestioné a los gritos por qué hizo eso y me quiso ahorcar, dijo que me iba a matar y negó haber castigado al bebé. Me amenazaba. Por miedo empecé a hacer la comida mientras trataba de comunicarme con la vecina para que llame a la Policía", añadió Carla, dando cuenta que el pequeño estuvo alrededor de una hora sin recibir atención médica en razón de que no conseguía ayuda y el sindicado agresor seguía manteniéndola bajo amenazas.

"Rogaba que vengan los policías, pero no vinieron, entonces le mandé un mensaje a la hermana (su cuñada) para que me ayude a llevarlo al hospital pero se negó diciendo que no querían que el hermano vaya preso", relató. Finalmente llegó al hospital de El Soberbio "en un remis que llamé ni bien pude salir de casa con mis hijos. Fue desesperante".

El acusado estuvo prófugo, hasta que ayer a la tarde de entregó en San Vicente. Foto: Polmis.

"Le rompió el brazo"

La mujer contó que está en pareja con el acusado desde hace alrededor de diez meses, que sufre violencia física y verbal de manera constante, además de amenazas, por eso nunca se animó a denunciarlo ante las autoridades.

Reveló que en ese espiral de violencia "hace dos meses el mismo bebé terminó con uno de sus brazos quebrado porque lo golpeó feo cuando se quedó bajo su cuidado para que pueda ir al centro a hacer trámites".

"Si yo denunciaba él prometió que me iba a matar, por eso ahora hice la denuncia por las dos golpizas que le dio a mi bebé en dos meses", afirmó Carla.

Justicia y protección

Sobre el agresor, fuentes policiales informaron que el sábado se escapó de la casa y se cree que estuvo oculto en la zona hasta que finalmente ayer al mediodía se entregó y fue puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco.

Eso no tranquiliza a la denunciante. "Tengo miedo, pido protección para mí y mis hijos, porque muchas veces prometió que me iba a matar. Los hermanos me están acusando y realmente no sé qué nos puede pasar cuando tengamos que volver a casa".

Justamente, esta misma tarde se acercó a la comisaría de El Soberbio para radicar una exposición por una serie de amenazas que asegura estar recibiendo de parte de familiares del detenido. "Tengo miedo", reiteró.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias