lunes 17 de mayo de 2021
Nubes dispersas 25ºc | Posadas

Causa faltante en el mercado interno; piden plan de financiación

Aserraderos, desbordados por la alta demanda y la falta de modernización

Es uno de los motivos que genera faltante de materia prima en el mercado interno, sumado a los pedidos del mercado externo. Solicitan un plan de financiación nacional

miércoles 28 de abril de 2021 | 8:36hs.
Aserraderos, desbordados por la alta demanda y la falta de modernización
En un aserradero de Ruiz de Montoya plantean las dificultades de adquirir nuevas máquinas. Foto: Esteban González
En un aserradero de Ruiz de Montoya plantean las dificultades de adquirir nuevas máquinas. Foto: Esteban González

El debate que se está dando desde principio de este año en torno a la exportación de rollizos de madera, es decir sin ningún proceso de industrialización, desnudó otra realidad en la región: la obsoleta maquinaria utilizada tanto en el sistema de cosecha como en el transporte. Así lo plantearon con todas las letras los principales representantes de la cadena forestal de Corrientes. “Es una postura que coincide con todo lo que venimos planteando”, afirma Hugo Escalada, director del Instituto Forestal Provincial (Infopro). 

En forma resumida repasa sobre los aspectos sobre los cuales desde Infopro tienen la misma mirada: “El colapso en el sistema de cosecha y transporte se acentúa debido al estado de situación de las tecnologías utilizadas, muchas de ellas obsoletas producto de que por muchos años el precio de la materia prima ha tenido un precio local muy bajo, incluso más bajo respecto de los países de la región”.

 También añade que la “demostración de ello es que los productores han dejado de reponer la madera cosechada debido a la imposibilidad de afrontar sus propios costes de implantación lo cual lo vemos como un potencial problema en el largo plazo en términos de perdida de patrimonio forestal”.

 En el Censo Nacional de Aserraderos que se dio a conocer a fines de 2017 relevó que en las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones se contaba con 766 aserraderos, y con una antigüedad promedio de la maquinaria que rondaba los 20 años para toda la región. Es decir, las tres provincias presentaban valores parecidos de edad promedio de las máquinas.

 Pero, a su vez, desde Misiones reconocen que lo previo forma parte de la realidad del sector, pero que no es el único factor a tener en cuenta en este momento.

 Es lo que plantea Román Queiroz, presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima), que en ese ámbito a su vez representa a la Asociación Maderera y Afines del Alto Paraná (Amayadap). Observa que es un conjunto de factores.

  Está de acuerdo en que “hace falta más financiamiento”, en torno a la falta de recursos para invertir en nuevas maquinarias y lograr de esta manera “ser más competitivos, en cuanto a equipamientos de cosechas”.

Pero, a su vez, al plantear que “no hay un solo motivo por lo cual hay falta de abastecimiento a la industria” en la zona, entiende que “es la sumatoria de muchos problemas”.

 Uno de los aspectos señalados “es que también hay exportación”. En esta misma línea reflexiona que quienes quieren exportar, “cargan sin problemas toneladas y toneladas de materia prima y no tienen problemas en equipamiento para realizar las cosechas”.

 En cambio, de manera contradictoria, “cuando hay que mandar para las industrias de la región, sí hay inconvenientes”.

 Por ello, entiende que “hay una sumatoria de cuestiones por los cuales las industrias tienen problemas de abastecimientos: el mal tiempo registrado en enero y febrero, que a raíz de la lluvia no se pudo sacar la producción de manera regular; la falta de equipos para esas situaciones como para desplazarse en caminos en mal estado y la exportación de rollos”. Estas son los factores que en conjunto inciden, a criterio de Queiroz, sin descartar tampoco lo que plantean las cámaras de Corrientes.

 Gabriel Marangoni, integrante de Amayadap, también añadió que los planes anunciados por parte del gobierno nacional para este tipo de inversiones no terminan de ser ejecutados y los que ofrece la provincia no resultan suficientes, por los altos montos que implica la renovación de maquinarias (ver página 4).  Del mismo modo,  algunos propietarios plantean la necesidad de cambiar sus unidades (ver Propietarios indican...).

 A partir de los rollizos

 De esta manera, se presentan dos miradas concretas en torno a la polémica generada por las exportaciones de rollos. A principio de febrero, los integrantes de la comisión directiva de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (Apicofom) fueron los primeros en advertir el impacto que tendría a las provincias productoras las salidas de rollizos por los puertos de Entre Ríos, con destino a China e India. La primera exportación de rollizos de madera se comenzó a concretar a este último destino a fines de diciembre del año pasado. Apicofom indicaba que la compra de madera de parte de las empresas exportadoras a los productores de la región involucraba a productores en más de 110.000 hectáreas de montes de cultivo en estado de corte, tanto en Entre Ríos como en Corrientes y que comenzaba a afectar a Misiones.

 Por entonces, los directivos de Apicofom expresaron su preocupación y emitieron un comunicado en el que señalaban la situación e insistían en que se debe hallar un equilibrio para evitar grandes pérdidas locales.

 En Corrientes

 En tanto, en Corrientes, desde las principales entidades de la cadena forestal de esa provincia refirieron sobre las exportaciones de rollos que se están realizando actualmente desde Corrientes y el abastecimiento de materia prima a las industrias locales. “Aclaramos que la exportación de rollizos no es el motivo de la falta de disponibilidad de materia prima en los aserraderos y otras plantas industriales de la provincia”, comienzan señalando. “Si bien hay un sobrante en la existencia maderable actual forestal de la provincia (se aprovecha solamente el 38% de lo que producen los bosques), la falta de disponibilidad de la materia prima en los aserraderos está dada principalmente por la limitada capacidad de cosecha y transporte forestal existente, actividades que se vieron desbordadas ante el repentino incremento en la demanda de rollizos”.

 A ello, las industrias representadas de Corrientes sostienen que “el colapso en el sistema de cosecha y transporte se acentúa debido al estado de situación de las tecnologías utilizadas”, es donde plantean  los valores que tuvo históricamente la materia prima y en consecuencia las dificultades para avanzar hacia un proceso de modernización de sus maquinarias.

 Entienden que se debe “fomentar el comercio y desarrollo sectorial apuntalando a la industria como eslabón estratégico para el desarrollo de la cadena de manera integral en su conjunto”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias