jueves 06 de mayo de 2021
Nubes 15ºc | Posadas

El DNU vence el próximo 31 de marzo

Incertidumbre por el impacto del descongelamiento de alquileres

Inquilinos temen grandes aumentos, mientras que el sector inmobiliario habla de efectos moderados. Se destaca el bajo índice de morosidad en el pago de obligaciones

miércoles 24 de marzo de 2021 | 6:00hs.
Incertidumbre por el impacto del descongelamiento de alquileres
Comienzan a reactivarse el sector comercial y los alquileres. Foto: Norma Devechi
Comienzan a reactivarse el sector comercial y los alquileres. Foto: Norma Devechi

El próximo 31 de marzo vence el Decreto Nacional que establecía un congelamiento en el precio de los alquileres, además de la suspensión de desalojos por falta de pago. A casi un año de haberse tomado la medida, tanto inquilinos como propietarios e inmobiliarias se encuentran expectantes ante cómo se comportará el mercado, teniendo en cuenta además la incertidumbre que sigue arrastrando la pandemia de Covid-19.

Es que aunque la apertura de actividades motivó un incremento en la demanda de locales nuevamente (ver Creció la demanda....), todavía hay desconfianza sobre lo que ocurrirá en cuanto a lo sanitario y económico, específicamente.

En ese marco, desde la Asociación de Inquilinos se indica que ya está habiendo movimiento de precios, que sumado a una inflación y devaluación de la moneda, complejiza el pago de los inmuebles. En tanto, por parte de la Colegio de Corredores Inmobiliarios determinaron que el índice de morosidad sigue siendo bajo, destacando la solidaridad de muchos locadores de desistir de incrementos durante el año pasado por modus propio y la responsabilidad de los locatarios, de intentar cumplir cada mes con las obligaciones.

Pues si bien con el fin de la medida los inquilinos que se acogieron al DNU tendrían que abonar la diferencia entre el ajuste que estaba previsto (según cada contrato) y lo que no se aplicó durante los últimos 12 meses, se determinó que en Misiones prácticamente no hubo casos de este tipo debido justamente a este acuerdo tácito mutuo entre las partes. 

Al respecto, Juan Maidana, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Misiones, indicó a El Territorio que más allá de lo que se determina a nivel nacional, cada provincia tiene su particularidad y en Misiones la situación es más tranquila que en centros urbanos, como Buenos Aires.

“Acá es bastante distinto, se espera la finalización del DNU para volver a establecer nuevos valores locativos, porque este decreto congelaba los alquileres vigentes a marzo del año pasado. Pero no hubo falta de pago en alquileres, fueron muy pocos los que se acogieron a ese DNU”, remarcó.

Asimismo, recordó que de todas maneras, el inquilino tiene como herramienta el pago en doce cuotas de esos incrementos que no se efectivizaron el año pasado. No obstante, “hay que destacar en la provincia la solidaridad que hubo entre locadores y locatarios. Los propietarios vieron cuál era el problema de la gente, que era incierto el panorama y muchos decidieron no incrementar, más allá del DNU, esperando con paciencia qué pasaba, y sin cobrar después este congelamiento”.

“De ahora en adelante se va a basar en lo que las partes establezcan, un punto intermedio que favorezca a ambos.  El porcentaje de aumento creo que no será fijo, sino que más que nada lo que las partes acuerden, porque además ahora justamente se está blindando nuevamente las fronteras y eso produce una incertidumbre sobre qué va a pasar, lo que provoca temores en ambas partes”, señaló, ratificando nuevamente la conducta de pago de los inquilinos.

Preocupación

En tanto, por parte de los inquilinos, se manifestó preocupación por los valores que puedan alcanzar algunos inmuebles. Adrián Torres, presidente de la Asociación de Inquilinos de Misiones, explicó en diálogo con el programa Acá te lo Contamos, por Radioactiva, que “se sabía que el congelamiento no podía ser eterno, que las prórrogas se iban a terminar y había que afrontar la realidad, y la verdad es que hay una disparidad entre el precio de la locación y la posibilidad concreta con respecto a los salarios para afrontar esos compromisos”.

“Se genera un problema muy grande que es en principio la devaluación de nuestra moneda, sumado a la inflación, lo que hace que los alquileres realmente sean inalcanzables. Hay casos de propietarios que comprenden la situación y hacen aumentos más graduales, en un 30 y 40 por ciento. Pero también hay casos en el que el mercado se maneja por los formadores de precios y cuando se hacen contratos nuevos se suben a 60, 70 y hasta en 100 por ciento”, adujo.

Asimismo, expresó que la situación no es favorecedora para ninguna de las partes, puesto que “sabemos que también afecta al que alquila, nos paramos en la vereda de enfrente y entendemos que este es el momento en los últimos 40 años con rentabilidad más baja en el rubro. La inflación y devaluación es un combo terrible. Pero la verdad que los salarios no corren a esa velocidad, y los inquilinos se alejaron de la posibilidad de pagar precios nuevos”.


Creció la demanda de locales
Tras una temporada compleja, con locales vacíos y comercios cerrados, nuevamente se está viendo movimiento en el mercado de los alquileres. Según indicó Juan Maidana, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Misiones, se está viendo un aumento en la demanda, tanto de residencias como de locales.

“Se reactivó mucho el movimiento y eso es muy bueno”, consideró. Y recordó que al principio de la pandemia se cerraron muchos comercios, pero a medida que fue pasando el tiempo y por el puente cerrado, “ese dinero empezó a circular en la provincia y permitió que muchos rubros que habían cerrado puedan volver a trabajar”.

De esta forma, y principalmente en las ciudades donde el impacto de la frontera cerrada fue beneficioso (como Posadas), el rubro comercial comienza a tomar forma y a recuperar los ingresos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias