domingo 09 de mayo de 2021
Nubes dispersas 13.2ºc | Posadas

Estreno el 21 en Espacio Reciclado

Atravesar el mar de lo incierto

Un límite, vestigios de otros viajeros. Incertidumbre y miedo y un cúmulo de reflexiones viven dos hombres que se encuentran en el punto de migrar

sábado 06 de marzo de 2021 | 3:30hs.
Atravesar el mar de lo incierto
Fotos: Federico Gross
Fotos: Federico Gross

Para uno el otro es misterioso, se hace el intrigante, para este, el aquel tiene visión corta. Lo cierto es que con personalidades o rumbos distintos, ambos están ahí, y en ese momento son iguales y deben Atravesar la noche.

La magistralidad del texto de esta obra -que se estrenará en suelo posadeño- yace en que tiene suficientes puntos como para sentirse identificado, tocado, preguntarse ¿habla de mi país? y otros tantos que pueden referir a cualquier frontera del mundo.

A y Z están ahí, esperando… la luz verde para cruzar o al menos que la roja mire para otro lado, pero en el mientras tanto dialogan sobre sus historias, sus lugares, sus miedos e indertidumbres. El ambiente es un tanto lúgubre, la música, la escenografía, las luces, los sonidos hacen de la puesta un espacio sombrío por momentos y transmiten esa ansiedad que precede a la acción. La acción de cruzar ilegalmente una frontera.

“Quedé fascinado por la poética. Se trata de dos hombres que migran ilegalmente en sentidos opuestos y que se cruzan, de casualidad o no”, arrancó explicando el Williams Sery, que además se pone en la piel de uno de los personajes, sobre la elección de la pieza.

Además de Sery, Matías Pintos está en escena y detrás, la esencial asistencia de dirección de Julia Barrandeguy. Completan el plantel, en música: Zencilia Ming, luces: Cachú Orellano, ilustración: Mariana ‘Mago’ Gómez, diseño: Silvana Diedrich y operación  técnica : Ailyn Zayas. Todo el equipo se puso la puesta al hombro para poder darle la mayor intensidad teatral.  En los ensayos se vive un ida y vuelta democrático que nutre la producción y la pone a punto para el 21, día de estreno.

Con un tema tan candente como la migración, la investigación previa fue inevitable. “Vimos fuentes oficiales, datos y está todo muy actual porque esto traspasa a todos. Todos somos descendientes de alguien que se fue de un lugar a otro. Yo mismo soy migrante, dos veces he pasado de una ciudad a otra a vivir, contó quien es uruguayo de nacimiento, cordobés por adopción y eligió Misiones para vivir, por amor.

“Empecé a estudiar qué cuestiones de cada territorio hacen que uno se mueva de lugar. De provincia a provincia, país a país, de continente a continente. Y son de las más variadas. Muchos en búsqueda de trabajo sí, pero no hay que pensar que el migrante simplemente es una persona pobre que no tiene otra, muchos teniendo trabajo y todo, se van a buscar otro tipo de vida. Muchas veces el desafío es otro, por eso van a seguir habiendo migraciones y aún en pandemia hay gente que se traslada”, profundizó el director.

La realidad es sorda refleja uno de los personajes, y a pesar de que es un ensayo la vibra con el imponente texto, cambia, se torna borrosa y el espectador quiere estar tan atento como un halcón, así como se muestran los inquietantes protagonistas de la historia. En el cielo, los ‘moscardones’ (helicópteros) plantean un diálogo maniqueista, a modo perseguidor y perseguido.

El disparador para el autor, Eduardo Rivetto, fue ver cómo un africano llegaba nadando desesperado a la costa de Europa y era perseguido por la policía. El hecho lo paralizó. “¿Qué lleva a una persona a hacer algo así? Eso es fuertísimo,reflexionó Sery al destacar la cantidad de migrantes en todo el mundo.

Según Naciones Unidas, en 2019 el número de migrantes internacionales alcanzó los 272 millones en todo el mundo. En tanto Acnur, la agencia de ONU para refugiados, estima que al menos 79,5 millones de personas en el globo se han visto obligadas a huir de sus hogares. Hay casi 26 millones refugiadas.

Las cifras arrojan cierto panorama y por eso Sery afirma que se impactó al saber que un gran porcentaje del PBI mexicano por ejemplo, provenía de los dólares que los expatriados envían a sus familias.

Pero más  allá de las nacionalidades o las estadísticas, la obra pinta el paisaje que viven dos hombres solos en el medio de la noche. Ese lapso de tiempo que puede pasar volando, si estamos apacibles o muy entretenidos, pero en la oscuridad tensa de la frontera parece eterno. Variados estados de ánimo se suceden de uno y otro lado de la línea que divide a los exiliados, ¿libres o encerrados?

De lejos lo más conocido parece extraño, reza otro pasaje del libreto, y al contrario, al estar cara a cara con los actores, el drama y las risas se sienten cerca o bien propias.

En detalle
Gente que viene y va
Según Naciones Unidas, en 2019 el número de migrantes internacionales alcanzó los 272 millones. Acnur estima que al menos 79,5 millones de personas en el globo huyeron de sus hogares en ese año.

Noche de tensión

La obra Atravesar la noche, tiene un potente texto de Eduardo Rivetto que mantiene la tensión y se abre al  público el 21 y 28 de marzo en Espacio Reciclado. Entradas al 3765-130101

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias