sábado 24 de julio de 2021
Cielo claro 24ºc | Posadas

En octubre fue condenada a 20 años de prisión

María Ovando recuperó la libertad: “Estoy feliz, no me lo esperaba”

El juez César Jiménez dio lugar a un habeas corpus presentado en diciembre y ayer ordenó su liberación hasta que el fallo en su contra quede firme. Regresa a Eldorado junto a su familia

miércoles 24 de febrero de 2021 | 6:08hs.
María Ovando recuperó la libertad: “Estoy feliz, no me lo esperaba”
María Ovando, ayer, al salir de la Unidad Penal de Mujeres V de Miguel Lanús, acompañada por una de sus abogadas. “Voy a volver a Eldorado”, afirmó. Foto: Natalia Guerrero
María Ovando, ayer, al salir de la Unidad Penal de Mujeres V de Miguel Lanús, acompañada por una de sus abogadas. “Voy a volver a Eldorado”, afirmó. Foto: Natalia Guerrero

“Estoy contentísima. No sé qué decir. Ni esperaba salir hoy, por eso estoy demasiado contenta”. María Ovando es libre de nuevo. El juez César Raúl Jiménez dio lugar al habeas corpus presentado en diciembre del año pasado por Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y ordenó la inmediata liberación de la mujer hasta que la sentencia en su contra quede firme.

De esta manera, ayer a la tarde, cerca de las 16, Ovando cruzaba la reja de la Unidad Penal V, Correccional de Mujeres, en Miguel Lanús, y se disponía a regresar a Eldorado para reencontrarse con sus familiares. “Ahora voy a volver a Eldorado. Estoy contenta porque le voy a ver a mis hijos. Quiero ver a mi hijo Roque, ellos están en mi casa”, dijo a El Territorio hasta que la emoción le impidió seguir poniendo en palabras sus sensaciones al recuperar la libertad después de casi cuatro meses.

“Ella tiene que estar en la casa ahora. Está libre hasta que la sentencia quede firme, hasta que sea realmente absuelta porque nosotros creemos que van a tener que absolverla porque toda esta sentencia es una muestra de lo que no se tiene hacer, de la falta de perspectiva de derechos humanos y de género”, señaló quien estaba a su lado, Roxana Rivas, una de las letradas que junto a Eduardo Paredes y José Luis Fuentes encabezan la defensa de Ovando.

La mujer había sido condenada a 20 años de prisión a fines de octubre, cuando el Tribunal Penal Uno de Eldorado la encontró responsable por hechos de abuso sexual y corrupción de menores cometidos en perjuicio de una hija y una nieta suya. (Ver Juicio...)

Ovando había llegado a juicio en libertad, pero la sentencia dictada en ese momento estableció su inmediata detención e incluso posteriormente fue rechazado un pedido de excarcelación presentado por su defensa.

Fue después de ello que Nora Cortiñas presentó el habeas corpus en el cual se mencionaba no sólo las irregularidades que la defensa considera existentes tanto en la instrucción de la causa como en el dictado del fallo condenatorio, sino también apuntaron específicamente a la disposición de la detención inmediata por su falta de fundamentos en cuanto a posibles riesgos de fuga u obstrucción del proceso.

Ese habeas corpus en primera instancia fue analizado y rechazado por la jueza Marcela Leiva, titular del Juzgado Correccional y de Menores Uno de Posadas, ante lo cual a defensa acudió a la Cámara de Apelaciones de la provincia, cuyos magistrados finalmente ordenaron dar trámite al recurso y la situación recayó entonces en el juez Jiménez.

La resolución

En su resolución de 17 páginas -a la cual este diario tuvo acceso-, el magistrado realizó un repaso de los argumentos esgrimidos por la defensa de Ovando, como así también de doctrinas y jurisprudencias relacionadas al caso puesto bajo análisis.

“Estamos hablando del encarcelamiento de un ser humano que no ha sido condenado de manera firme, o sea que ni siquiera sabemos si luego de la revisión y nuevo pronunciamiento deberá cumplir pena alguna”, se consigna en la página 7 del fallo.

En tanto que luego se destaca que Ovando estuvo sujeta a derecho en las distintas instancias del proceso que se siguió en su contra y se señala que “atento a que la sentencia ya ha sido dictada, aunque no se encuentra firme; no se avizora ninguna razón procesal que justifique el encarcelamiento dispuesto, la causa se encuentra finalizada solo encontrándose abierta la vía recursiva y con quien hoy busca amparo, la Sra. Ovando, sujeta a derecho durante todo el proceso”.

Y se agrega: “Remarco, no se encuentra firme la sentencia, es imposible aseverar con certeza que esta persona efectivamente al cabo de la firmeza de la sentencia tendrá una pena por cumplir o si por otro lado habrán sufrido una privación de libertad entonces absurda”.

Por todo lo expuesto, Jiménez resolvió dar lugar al recurso y, en consecuencia, ordenar la inmediata liberación de Ovando, bajo algunas condiciones o restricciones. Por ejemplo, la mujer tendrá prohibido dejar la provincia y el país, al tiempo que deberá comparecer periódicamente ante la comisaría más cercana para demostrando que sigue estando sujeta a derecho.

“Dicha libertad se encontrará circunscrita al ámbito de su domicilio y no más allá de las proximidades de este. Esto último, para todo cuanto sea materia de trámites esenciales, como ser la adquisición de alimentos y medicamentos. No podrá hacer abandono del mismo por ninguna otra causal, salvo autorización expresa del tribunal de ejecución de la condena impuesta -Tribunal Penal Uno de Eldorado-”, consigna el apartado tercero del fallo firmado por Jiménez.

A la espera del STJ

“En realidad no hay ninguna imposición porque son cuestiones normales en estos casos, que ella permanezca en su ámbito normal de vida. Esto no significa que tiene una domiciliaria, sino que tendrá que comunicar si por ahí va a hacer algo excepcional”, expresó Rivas.

Respecto al fallo en general, la letrada expresó que “esto es entender que ella fue liberada por un habeas corpus y que el tribunal que la condenó tiene una sentencia que está suspendida, por lo cual ya no ningún tipo de facultad para intentar ahora volver a encarcelarla. María seguirá su vida como hasta fue, con lo difícil que fue todo, pero libre”.

El futuro ahora depara que la sentencia impartida a Ovando y a sus consortes de causa, Marcos Laurindo y Lucas Ferreira, sea analizada por el Superior Tribunal de Justicia (STJ) ya que hay un recurso de casación vigente. Será el máximo órgano judicial de la provincial el cual deberá definir si confirma, pide una revisión al tribunal o directamente anula el fallo.

De confirmarse, la mujer debería volver a ser detenida, aunque la defensa ya adelantó que en ese caso se recurrirá la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) para que resuelva la situación.

“Esperemos que esta política de hostigamiento que venimos denunciando no continúe, porque realmente la sentencia de María fue escandalosa y tener que volver a la Corte a visibilizar estas cosas como fue en el caso de Cristina Vázquez es demasiado. Si ratificara esta sentencia el STJ, nosotros apelaremos a la Corte y la Corte la revoca seguro, porque es escandalosamente arbitraria. Que el STJ, que nosotros como provincia, volvamos a exponer nuestras miserabilidades ante la Corte como con Cristina es demasiado. A lo mejor esto debería ser un gesto de aplicar el derecho”, culminó Rivas.

 

Nota relacinada

Juicio, disidencias y sentencia en Eldorado

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias