jueves 25 de febrero de 2021
Cielo claro 19.2ºc | Posadas

El mayor de ellos cumplió años el domingo, cuando desapareció

Tristeza en Wanda tras confirmarse el ahogamiento de tres hermanos

Los cuerpos de Víctor (13), Walter (10) y Sergio (8) fueron rescatados ayer por buzos tácticos de Prefectura Naval de las profundidades del Paraná en Picada Cárdenas

martes 19 de enero de 2021 | 6:06hs.
Tristeza en Wanda tras confirmarse el ahogamiento de tres hermanos
La vigilia se hizo en el destacamento de Prefectura Naval. Fotos: Miguel Ángel Garcete
La vigilia se hizo en el destacamento de Prefectura Naval. Fotos: Miguel Ángel Garcete

Las lluvias y el mal tiempo ya habían quedado atrás, pero ayer por la mañana, pese al soleado día, Wanda quedó cubierta por el negro luto. Los tres hermanos Víctor (13), Walter (10) y Sergio (8) Guillén fueron hallados sin vida en aguas del río Paraná, tras desaparecer de la superficie el domingo.

Efectivos de la Comisaría local habían tomado conocimiento del hecho cerca de las 19 de ese día, luego de que un vecino señaló que los hermanos se arrojaron al agua en la denominada bajada de Picada Cárdenas. Todo había ocurrido cerca de las 17.

Varias divisiones locales y de Puerto Esperanza se abocaron a la búsqueda con efectivos de Prefectura Naval Argentina, quienes colaboraron con una embarcación. Sin embargo, los trabajos debieron ser interrumpidos una vez que se hizo de noche. Recién se pudo dar con los cuerpos tras la intervención de buzos tácticos de PNA que llegaron desde Posadas.

Según se explicó, se trata de un lugar de mucha profundidad, aunque el agua estaba clara y la altura del Paraná reportada a esa hora era de 9.20. Los profesionales dieron a las 9 con los niños más pequeños y 15 minutos más tarde con Víctor.

Un dato que hace aún más dolorosa la tragedia es que el adolescente cumplió años el domingo e incluso hubo una celebración en su casa.

El Territorio estuvo ayer en el lugar de los hechos y vivió en carne propia la conmoción de familiares y cercanos, quienes hacían la dolorosa vigilia desde muy temprano. El lugar donde fallecieron los chicos está a unos 500 metros del Destacamento de PNA, donde se reunieron todos. Los llantos y el drama fueron una constante.

Fue el padre de los niños, Nicolás Guillén, quien reconoció los cadáveres, que fueron extraídos por el puerto local debido a que la zona donde se perdieron es de difícil acceso. El médico policial Jorge Quispe confirmó que los tres niños murieron por asfixia por ahogamiento, descartando cualquier signo de muerte violenta. “No hay dudas de que fue accidental el deceso”, se dijo. Después se hizo la correspondiente entrega para el velatorio e inhumación.

Al respecto, si bien para la Justicia no había dudas de la causa de muerte, autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú- estuvo en el lugar la secretaria Mercedes Ravasi- ofrecieron la posibilidad de la correspondiente autopsia, algo que fue denegado por la familia para no extender la dolorosa espera.

No obstante, personal de la Policía Científica de la Unidad Regional V hizo los trabajos de rigor.

“Estoy destruido”, dijo Guillén padre, disculpándose por no poder dar declaraciones e invadido de tristeza por el momento que le toca vivir a él y su familia.

Además de las tres víctimas -los más pequeños de la familia-, el hombre y su esposa tienen otros cinco hijos, tres mujeres y dos hombres, todos mayores de 20 años.

Los Guillén, humildes vecinos, viven a unas siete cuadras del lugar. Los padres dijeron que los niños nunca salían solos y sin autorización, mucho menos para ir al río. Incluso señalaron que ese era el último lugar al que irían a buscarlos si notaban su ausencia. Todos estaban siendo contenidos por profesionales de la Policía de Misiones desde el domingo a la noche, cuando se tomó contacto con el caso.

Según se reconstruyó, fueron los pescadores del lugar quienes avisaron a la familia al decir que vieron cómo los pequeños se arrojaron al agua para nunca más volver a emerger.

Expresaron que ninguno sabía nadar, aunque fuentes judiciales consignaron que por la cercanía del agua los niños iban seguido allí.

Lo cierto es que toda Wanda y gran parte de la provincia lloran por la tragedia.

 

Una tragedia similar en San Pedro el sábado

Como informó este medio, el sábado falleció una menor de 7 años tras caer en un arroyo en San Pedro

La menor fue identificada como Samira Araceli Cantini y según fuentes policiales su deceso se produjo cuando accidentalmente cayó en un arroyo del paraje San Juan.

El cuerpo fue hallado poco tiempo después a unos 200 metros de la costa.

Según las averiguaciones establecidas, la niña se encontraba junto a su hermana de 6 años jugando al margen de un arroyo y cayeron accidentalmente al agua.

La madre de las pequeñas pudo rescatar a una de ellas, en tanto la otra desapareció por la corriente.

El médico policial de turno que examinó el cuerpo constató la causa de muerte por inmersión.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias