jueves 29 de octubre de 2020
Muy nuboso 20ºc | Posadas

Por uso de pantallas, se disparan los cuadros de miopía y ojo seco

viernes 18 de septiembre de 2020 | 4:00hs.
Por uso de pantallas, se disparan los cuadros de miopía y ojo seco

Por Esteban Bueseck [email protected]

La pandemia de Covid-19 generó diversas consecuencias, una de ellas es el mayor uso de pantallas o dispositivos tecnológicos en niños y adultos que reconfiguraron sus actividades. Los estudiantes de todos los niveles, por ejemplo, aún tienen clases bajo modalidad virtual, lo que les exige estar largas horas frente a un celular o monitor. De los adultos, muchos realizan teletrabajo, lo que también los coloca en esa posición, además del ya consabido uso frecuente de smartphones que se venía realizando previo al aislamiento obligatorio.

En ese sentido, la salud visual empezó a mostrar los efectos adversos de pasar largas horas mirando una pantalla.

“En el hospital estamos viendo niños con aumento de la miopía por uso de pantallas o chicos con ojo seco. Todo eso está documentado en la bibliografía que se va produciendo por el uso de las pantallas”, explicó a El Territorio María Fernanda Corsi, jefa del Servicio de Oftalmología en el Hospital Pediátrico.

La miopía es un vicio de refracción del ojo caracterizado por la mala visión de lejos. El ojo miope presenta un tamaño mayor a lo normal, lo que trae consigo que la luz al entrar al ojo forma un punto focal secundario por delante de la retina y no en la misma retina como es lo normal. La llaman la epidemia del siglo XXI porque se calcula que dentro de 30 años la va a padecer el 50% de las personas.

Si bien los factores genéticos influyen en su aparición, también hay factores externos que la provocan. Desde la Sociedad Argentina de Oftalmología aseguran que la disminución de las horas de exposición a la luz solar y el uso precoz de la visión cercana en la forma de dispositivos electrónicos, son dos de las razones principales.

En tanto, al detectar un niño con ojo seco, por ejemplo, Corsi contó que se le receta en primer término el uso de gotas o lágrimas y luego se hace un seguimiento para controlar la evolución del cuadro. En personas miopes por lo general se recetan lentes y en algunos casos se llega a cirugías.

Dolor de cabeza
“Además empezamos a detectar chicos con dolores de cabeza o malestar. Eso también lo ocasiona el pasar largo rato con los celulares”, plasmó la profesional de la salud.

Otra preocupación, reveló la médica oftalmóloga, es que a sus pacientes debió cambiarles los cristales, ya que los que tenían no les servían como antes.

“La mayoría llega con disminución de la calidad visual y hay que aumentarle la graduación de los lentes”, señaló.

En ese marco, Corsi recomendó “no estar todo el tiempo con pantallas, buscar momentos de ocio al aire libre siempre y cuando esté permitido, que los chicos jueguen sin tener que depender de un aparato tecnológico constantemente”.

Además pidió que ante algún tipo de síntoma extraño o dificultad en la visión “que vayan a su oftalmólogo y hagan la consulta”.

En coincidencia, Carmen Rivas, presidenta de la Cámara de Ópticos de Misiones, sostuvo que hubo “un aumento terrible de la demanda de lentes” por parte de gente que no usaba u otros que requienren con mayor graduación. La mayoría son “jóvenes y adultos”, destacó.

Por su lado, el oftalmólogo cirujano Guillermo Llera, que trabaja en Puerto Iguazú, expresó que la mayoría de los pacientes que acudieron en los últimos meses consultaron por alteraciones refractarias, sequedad ocular y presbicia, una anomalía o defecto del ojo que consiste en la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos y que se debe a la rigidez del cristalino, que se presenta después de los 40 años y que se ve aumentada con la exposición a las pantallas a las que obliga el teletrabajo.

Comentó también que “un 5% de los pacientes concurre por miopía, es un número muy elevado que está potenciado por la cantidad de horas delante de las pantallas”.

Además dijo que el estar tanto tiempo frente a la PC o con el celular “no solamente afecta a la vista sino también a las cervicales que producen dolores de cabeza y jaquecas”.

Al igual que sus colegas, notó que se registró un aumento considerable en las consultas de niños desde los 5 años, ya que por la exposición a los teléfonos y las tablets muchos presentan miopía.

“Siempre recomiendo el uso de la pantalla azul en el caso de los teléfonos de alta gama que tienen esa función, sino lo ideal es disminuir el brillo. Aunque para prevenir, lo ideal es que realicen actividades al aire libre lejos de los dispositivos”, expresó.

En lo que respecta a ventas de lentes, Diego Taleff, propietario de una óptica en la Ciudad de las Cataratas, tuvo en el último mes una caída importante en las adquisiciones, la que atribuye a la baja en el nivel adquisitivo de los vecinos por el parate en la actividad turística, principal fuente de trabajo de los iguazuenses.

Recomendaciones
Para evitar la sequedad ocular y cansancio, es posible tomar medidas concretas. Por ejemplo, recomendaron reducir el brillo de las pantallas, iluminar el ambiente con luz solar indirecta, limitar el uso de pantallas antes de dormir durante por lo menos dos o tres horas, tratar de reducir la cantidad de horas diarias frente a los dispositivos, sentarse a una distancia de 50 centímetros de la pantalla de la computadora y colocarla de tal manera que uno mire levemente hacia abajo. Por último, se pueden utilizar lágrimas recetadas según indicación oftalmológica.

En tanto, desde la Academia Estadounidense de Oftalmología, también recomiendan respetar la regla del 20-20-20, que prescribe que cada 20 minutos hay que mover los ojos para mirar un objeto a una distancia de al menos 20 pies (seis metros, aproximadamente) durante al menos 20 segundos. 
Te puede interesar
Ultimas noticias