viernes 02 de diciembre de 2022
Cielo claro 20.7ºc | Posadas

El Porteño confesó los hechos pero argumentó que todo fue consentido

jueves 22 de diciembre de 2016 | 6:00hs.
El Porteño confesó los hechos pero argumentó que todo fue consentido
El único detenido terminó de declarar al cierre de esta edición.
El único detenido terminó de declarar al cierre de esta edición.

Leonardo “El Porteño” E. (28), único detenido y acusado de torturar sexualmente y matar a Irma Ferreyra Da Rocha (47), fue llevado ayer a declarar ante la Justicia en dos oportunidades. Se especulaba con la posibilidad de que guarde silencio como en la mayoría de los casos, pero el albañil finalmente optó tomar el camino contrario, habló y sus dichos aún resuenan en la sala de indagatorias.

Tal como estaba previsto, el hombre fue trasladado por la Policía hasta el estrado del magistrado Carlos Giménez, titular del Juzgado de Instrucción Siete, en horas de la mañana, pero debido a demoras en diversos trámites judiciales la indagatoria debió ser pospuesta hasta la tarde.

De forma que el detenido volvió a ser trasladado cerca de las 18 y, contra todos los pronósticos, dijo que sí cuando le consultaron si deseaba declarar en el marco de la causa.
Al cierre de esta edición, el acusado recién había finalizado su extensa declaración, en la cual confesó haber participado en el hecho pero argumentó que se trató de algo “consentido”.

De acuerdo a lo consignado por fuentes de estricta reserva, El Porteño confesó haber empalado a la víctima con una rama y luego abandonarla malherida en una zona de pastizales ubicada en cercanías a la ex Garita de Garupá, aunque dio a entender que ese no era su plan inicial.

En ese marco, siempre según lo indicado por los voceros del caso, el acusado relató que conoció a Da Rocha en una fiesta celebrada en Garupá y que en medio de ella acordaron retirarse juntos.

El Porteño, en esa instancia, también aseguró que el encuentro sexual fue “consentido” entre él y la víctima, y se defendió al decir que fue Da Rocha quien “le pedía más y más”.
Fue así que, según el detenido, fue la propia víctima quien le solicitó que la sometiera con la rama que, en consecuencia dañó severamente sus órganos internos y que horas después le provocaron su muerte en el Hospital Madariaga.

La aberrante continuidad de los hechos la siguió relatando el sujeto, que añadió que tras el acto sexual “se asustó” por lo causado y que por eso decidió irse, abandonando malherida a la víctima.

A pesar de todas estas declaraciones, la Justicia igual continuará investigando con minuciosidad el caso que conmocionó al país, ya que los estudios médicos habrían arrojado que la mujer presenta lesiones violentas en sus partes íntimas.

La confirmación de este dato entraría en seria contraposición con lo declarado por el acusado, por lo que todo continuará siendo materia de intenso estudio y análisis.

En este contexto, las fuentes confirmaron que el magistrado posadeño imputó inicialmente al albañil por el delito de “abuso sexual calificado y homicidio”, aunque esa carátula podría variar en tanto avance la pesquisa.

Además de esta confesión de parte, el acusado también tiene en su contra un cúmulo de pruebas y testimonios recolectados por los investigadores de la Comisaría Quinta y de la Dirección Homicidios, quienes participaron de los operativos y allanamientos ordenados e instruidos por el juez Giménez.

Sin embargo, según añadieron las fuentes, todavía resta incorporar al expediente una serie de pruebas científicas, como ser pericias telefónicas a su celular y genéticas a las prendas de vestir con supuestas manchas de sangre que fueron incautadas en uno de los allanamientos. 

Más allá de eso está prevista para los próximos días una rueda de reconocimiento que involucrará al testigo que se cruzó con el sospechoso en el momento en que se escapaba de la escena donde habría ocurrido el hecho. Se trata de un prefecturiano que lo vio desde su auto cuando circulaba rumbo a su casa y a los pocos minutos encontró a Da Rocha herida.

También aparecen como testigos principales y en consecuencia van a declarar dos hombres (entre ellos un pariente directo de Da Rocha) quienes vieron al único sospechoso salir detrás de la mujer esa noche del baile. En la sede policial contaron que el hombre salió casi en paralelo con la víctima después de que ambos compartieran el mismo festival.

Cabe recordar que el hecho ocurrió a primeras horas del sábado, luego de que Da Rocha haya sido encontrada malherida y asistida por policías.

Su muerte, en tanto, se produjo el domingo a la mañana, más de 30 horas después. Las lesiones internas le provocaron primero una hemorragia y luego un derrame, del cual desafortunadamente la víctima no logró sobrevivir.

La familia querellante

Por otra lado, ayer se conoció que los familiares de Da Rocha se van a constituir como querellantes con el patrocinio del abogado Hugo Zapana, quien se reunió con ellos mediante una gestión del Ministerio de Derechos Humanos. El letrado tomó contacto con la familia y en el transcurso de esta mañana tendría en sus manos por primera vez el expediente de la causa. 

Te puede interesar
Ultimas noticias