jueves 23 de septiembre de 2021
Cielo claro 19ºc | Posadas

Naciones Unidas asegura que en cárceles de Paraguay se tortura

El relator de las Naciones Unidas dijo que la tortura se sigue aplicando ampliamente en Paraguay, especialmente durante los primeros días de detención policial, lo que se ve favorecido por la impunidad

miércoles 12 de marzo de 2008 | 14:54hs.
Naciones Unidas asegura que en cárceles de Paraguay se tortura


Los gobiernos de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay respetaron, en términos generales, los derechos humanos el año pasado, aunque hubo informes aislados de algunos abusos, afirmó el Departamento de Estado de EE.UU. Sin embargo, la tortura se sigue aplicando ampliamente en Paraguay, especialmente durante los primeros días de detención policial, lo que se ve favorecido por la impunidad, según dijo el relator de las Naciones Unidas (NN.UU.) sobre la tortura en su informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos.
El informe anual que el Poder Ejecutivo de Estados Unidos envía al Congreso sobre la situación de los derechos humanos en el resto del mundo, sirve para la consideración legislativa de la ayuda económica y militar estadounidense a otros países.
También el Gobierno paraguayo “respetó en general” los derechos de sus ciudadanos el año pasado, pero el Departamento de Estado apuntó que “hubo abusos graves en algunas áreas”.
“Hubo informes de asesinatos perpetrados por policías y soldados, que fueron investigados por el Gobierno, pero rara vez hubo procesamientos”, añadió.
“Algunos delincuentes condenados y otras personas detenidas, además de algunos proscritos, fueron sometidos a torturas y abusos por las autoridades”.
El año pasado no hubo en Paraguay asesinatos por motivos políticos, pero “las fuerzas de seguridad mataron a varias personas que estaban detenidas, o hicieron uso excesivo de la fuerza”.

En la ONU hablan de torturas
El relator, Manfred Nowak, quien visitó Paraguay en noviembre de 2006, afirma que, a pesar de que la situación de torturas y malos ratos en las prisiones ha mejorado en los últimos años, “siguen preocupando el excesivo uso de celdas de aislamiento para castigar a los detenidos y las continuas denuncias de golpes en prisión por parte de los guardias”.
Señala que las torturas a los detenidos son una forma de obtener confesiones y que se ven favorecidas por la impunidad de que gozan los que las practican.
El relator, que visitó varias prisiones, dijo que en la mayoría encontró “hacinamiento, presos preventivos y condenados todos juntos, y un alto índice de violencia entre reclusos”.
Nowak también denunció la falta de comida adecuada y de cuidados sanitarios, así como de actividades de ocio y de educación. En su informe, el relator reconoce que Paraguay “ha recorrido un largo camino para superar el legado de la dictadura militar del general Stroessner”.

En Argentina, Brasil y Uruguay

En cuanto a Argentina, el voluminoso informe asegura que “no hubo informes de desapariciones por motivos políticos”. Agregó que “continuaron los procesos judiciales relacionados con los asesinatos, desapariciones y torturas cometidas por el régimen militar entre 1976 y 1983”.
La violencia de las fuerzas de seguridad de Brasil, tanto en las ciudades como en las prisiones, es uno de los mayores problemas de los derechos humanos en ese país, según EE.UU.
En Uruguay, las autoridades civiles mantuvieron el año pasado “en general, un control eficaz sobre las fuerzas de seguridad, afirman. (ABC Color)

Ultimas noticias