Marcelo Toledo: “Para mí todo es música”

Martes 13 de agosto de 2019 | 02:00hs.
Foto: César Lasso
“En mi vida tiene mucha importancia la literatura, tengo esa conexión desde siempre por mi padre”, sostiene Marcelo Toledo, el prestigioso compositor misionero de música contemporánea. Es que si bien Marcelo vive hace ya 27 años en Nueva York, donde desarrolló gran parte de su obra y se dedica a la docencia, es hijo de uno de los poetas más prósperos de la tierra colorada, Marcial Toledo.

Así como en 2006 compuso La selva interior, una obra dramática sobre Horacio Quiroga pedida por Centro Experimental del Teatro Colón, y en 2002 creó De qué modo en lo anónimo, una ópera radiofónica basada en La mayor, un texto de Juan José Saer que ganó el premio de Radio Clásica España; ahora está con algo nuevo en mente.

Toledo se encuentra en Posadas por estos días y en una charla con El Territorio contó sobre un nuevo proyecto que tiene en mente y que también está ligado a la literatura, en ese caso a Saer, con quien tuvo una amistad hasta su muerte, en 2005.

“Soy un gran lector de Saer. Cuando lo llamé en 2002 para pedirle permiso para usar su texto, continuamos hablando. A lo largo de esos años yo lo llamaba una vez al mes por teléfono, yo estaba en Nueva York y él en París”, rememoró Toledo, que se encuentra trabajando en una nueva ópera que espera terminar para el año que viene y con la que busca homenajearlo a 15 años de su muerte.

No se trata de un encargo de alguna institución o teatro sino de una iniciativa del propio compositor. Es así que estará escrita para pocos músicos “porque a diferencia de las otras, la ópera contemporánea puede ser pensada para pocas personas”, explicó. 

La obra está concebida, según destacó, para músicos específicos a quienes considera en sí mismos instrumentos musicales, algunos de los cuales ya tiene definidos y son la cantante Lía Ferenese, el japonés Hikaru Iwakawa (aerófonos y percusión) y Jorge Chikiar (procesamiento de sonido en tiempo real). También habrá bandoneón y guitarra-koto, pero aún no tiene definidos a los músicos que los ejecutarán.

El amor por la tierra colorada
“En el 92, después de la muerte de mi padre que fue en el 91, me fui a vivir a Estados Unidos con mi mujer. De todo eso ya pasaron 27 años, no sé si en el extranjero el tiempo pasa más rápido, me sorprende a veces pensar que el tiempo se va evaporando”, contó Marcelo al tiempo que afirmó que a pesar de los años que pasaron desde que partió, Misiones quedó totalmente grabada en él.

Marcelo volvió a la Argentina porque el viernes dará un seminario en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, que llamó ‘Componer a la intemperie’, en el que buscará “explorar el despoje absoluto al momento de la creación. Creo que es muy importante porque cuando creamos cargamos una enorme cantidad de cosas preconcebidas en la cabeza, en las emociones”.

Así, aprovechó para regresar a Posadas, la tierra de sus orígenes. Aquí se encuentra arreglando la casa que fue de sus padres y allí se encontró con cosas de su pasado que no recordaba y que le aportan una experiencia enriquecedora.

Como la vida de este misionero residente en la Gran Manzana está atravesada por la música, es a ella a la que escucha a cada paso que da y donde quiera que esté. 
“Creo que cada lugar tiene su paleta sonora, simplemente hay que estar atentos, abrir los oídos y no es necesario estar en Nueva York o en Buenos Aires para sentirlo”, destacó.

Y agregó: “El otro día caminando por una vereda de acá, de Posadas, escuché a unos perros ladrar de una manera tan particular, hacía rato no me pasaba, no se escucha eso en Nueva York. La magia está en todos lados pero debemos prestarle atención, simplemente creo que desarrollé con los años una sensibilidad especial, para mí todo es música, todo lo que vibra es música”. 

Un poco sobre Toledo

Marcelo Toledo nació en Posadas en 1964. Estudió música en la Universidad Nacional del Litoral y composición en forma privada con Dante Grela. En 1990 obtuvo la beca de investigación científica de la UNL con la cual escribió “Stravinsky o la escultura del tiempo”. Desde 1992 vive en los Estados Unidos, donde obtuvo la Maestría en Composición. Durante 2005 y 2006 fue director en Nueva York del proyecto intercultural Global Interplay. organizado por la institución alemana “Musik der Jahrhunderte” en conjunto con el Departamento de Música de la Universidad de Columbia y con la participación de instituciones educativas de Alemania, China, Egipto y Ghana, Organizador de la conferencia Global Interplay en el Instituto Goethe de Nueva York en mayo 2006. En 2017 creó Universidad Desconocida Seminarios de Composición, una plataforma nómade de reflexión creativa sobre la música actual que intenta repensar lo conocido y adentrarse en lo desconocido.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina