“Las nenas corrieron al monte por pedido de su madre casi moribunda”

Jueves 20 de febrero de 2020 | 06:00hs.
El día después del femicidio de Sonia Cerpa (40) estuvo marcado por la incertidumbre, la bronca y la manifestación de sus familiares y cercanos. Y también la desinformación. 
Si bien en la víspera trascendió que Valdir “Cuerero” Prestes se había entregado a la Policía de Misiones, esto fue desestimado por altas fuentes de la fuerza y los presentes de la localidad, que se movilizan casi a la par de los pesquisas para tratar de dar con el presunto asesino. 
En este sentido, se supo que en horas de la tarde de ayer habían entregado un celular que pertenecía al señalado, el cual será analizado por los investigadores. Este aparato habría brindado datos de que el sujeto se encontraría oculto en la zona de montes de la zona y en ese lugar se intensificaron las búsquedas. 
Respecto a la detención del presunto cómplice, informada de forma exclusiva  por El Territorio,  ayer la Justicia decidió liberarlo, aunque seguirá ligado a la pesquisa. Esto molestó mucho a los familiares, quienes consideran que aún podrían aportar más pruebas. 
El sujeto está señalado como la persona que llevó hasta el lugar de los hechos a Cuerero e incluso se supo que pidió dinero a un comerciante local a su nombre. Al detalle, le había hecho escuchar un audio del asesino para certificar que era él quien solicitaba el préstamo.

Marcha y voces
Mientras diferentes comisiones de la Unidad Regional XII intensificaban las búsquedas en toda la zona -algo que se replicó en Brasil, de donde es oriundo el prófugo-  un grupo de familiares y amigos se reunió en horas de la siesta en la comisaría de Dos Hermanas con carteles y pasacalles que exigían “Justicia por Sonia Cerpa”. 
El Territorio estuvo en el lugar y habló con Miguelina Cerpa, hermana de Sonia, quien manifestó estar muy conmovida con lo sucedido “porque fue una cobardía lo que hicieron con ella, era una mujer que solamente cuidaba a sus hijos. No se merecía que le hagan eso”. 
A la espera de que el cuerpo vuelva de la autopsia -que se hará hoy- ordenada por la Justicia y entre lágrimas, la mujer manifestó su preocupación por los hijos de la víctima y dijo que aún no sabe quién los va a cuidar. Hay que recordar que Sonia tenía dos hijas, de 4 y 6 años, que fueron quienes vieron la secuencia del femicidio y huyeron al monte a refugiarse. La pareja también tiene un hijo de 15 años.
La entrevistada adelantó que volverán a manifestarse en caso de que no haya avances en la investigación y recalcó que “lo que le hicieron a mi hermana no se le hace a nadie, no es justo. ¡Pedimos justicia!”. En el lugar también estaba la mamá de Sonia, una señora anciana, con muchos problemas de salud, a quien se la vio muy compungida. 
Mucho más escuetas fueron las palabras de Arseli De Lima, esposo de Sonia, quien se topó con el cadáver. “Estoy muy dolorido con lo que pasó. Sonia era una persona que se llevaba muy bien conmigo, una madre muy delicada con los chicos”, describió el hombre, quien detalló que llevaba 18 años de pareja con la mujer asesinada. 
De Lima adelantó que tenían algunas pistas y que ellos mismos también iban a colaborar con la búsqueda. “El detenido aportó datos, tenía audios de él -sobre Cuerero-, se secuestraron los teléfonos y estamos investigando”, añadió, como si fuera un pesquisa más. 
Quien también acompañó la movilización fue la abogada Blanca Núñez, conocida de la familia y quien los está asesorando y tiene un contacto fluido con los efectivos policiales que actúan en la zona. En base a las entrevistas que la mujer tuvo con los cercanos de Sonia, pudo reconstruir algunos detalles de lo que ocurrió en la chacra sobre el kilómetro 75 de la ruta provincial 18, muy lejos del casco urbano. 
“El crimen fue terriblemente atroz, hablé con la familia y con la niña que presenció todo, el femicida la atacó, la asesinó. La niña de seis años cuenta que le tiró un cuchillo por la cara al tipo para defender a su madre y que le cortó a la altura del ojo”, empezó relatando. 
“Las nenas decidieron correr al monte por pedido de su madre casi moribunda. Cuentan que caminaron mucho, se cansaban se dormían, se levantaban y seguían”, siguió. También especuló que el crimen ocurrió temprano debido a que la pequeña habría manifestado que Cuerero llegó al lugar poco después de que su padre se fue, cerca de las 7. 
En el caso interviene la jueza Nuria Allou, titular del Juzgado de Instrucción Dos de Eldorado, quien seguía muy de cerca las novedades del caso. Además de la autopsia, en el marco de la pesquisa se incautó un arma de fuego utilizada por el asesino. 

“La tuvo prácticamente secuestrada”, dijo su hermano

Como informó ayer este medio, la víctima y Prestes habían tenido una relación hace poco tiempo. Sonia estuvo viviendo un mes en la casa de su presunto asesino, lo abandonó porque sufría violencia de género. Así, retomó la relación con el padre de sus hijos. 
“Con Cuerero éramos vecinos, pero nunca nos hablamos. No parecía ser un bandido tan violento”, sostuvo Roberto Cerpa, otro hermano de Sonia (40)  y ex concejal de Bernardo de Irigoyen. 
En diálogo con el programa Acá te lo contamos, de Radioactiva, Roberto, el ex edil, relató que “ayer - por el martes- estaba en mi trabajo y a media mañana un vecino me llama y me avisa que el tal Curero había matado a mi hermana. Es una cosa de locos lo que hizo este tipo con mi hermana, la cortó todo, la degolló.”
Por otra parte, aseguró que al señalado femicida no se le conocía trabajo y por eso tenía mucho tiempo libre. “Es un hombre que prácticamente secuestró a mi hermana y la tuvo treinta días. Después ella volvió a su casa con su pareja”, confirmó. 
Sobre el violento ataque, comentó que sus sobrinas de 6 y 4 años de edad fueron testigos. “Las nenas dijeron que él sacó el arma de fuego, pero como no funcionó, la agarró de los pelos y le acuchilló. Ellas escaparon por el monte y se escondieron hasta que vino su papá”, dijo. Y agregó que  “Sonia tenía las manos y el cuerpo sucio, como que habían peleado previamente”.
“Sonia era una excelente persona; nos sorprendió cuando empezó a salir con este tipo”, describió. Y apuntó: “Creo que descubrió algo de ese hombre que no se podía saber, no sabemos a qué se dedicaba, a lo mejor andaba en algo raro”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina