Las estadísticas de la Policía y el detrás de escena de la prevención - El Territorio Misiones

Las estadísticas de la Policía y el detrás de escena de la prevención

Domingo 19 de enero de 2020
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

“Así sea una sola la víctima nosotros nos lamentamos igual, porque es una muerte y eso no es nada bueno”, admiten desde la Policía cuando se les pregunta los por qué detrás de la importante baja en el número de víctimas fatales registradas como consecuencia de siniestros viales ocurridos en la provincia durante el 2019 en relación a años anteriores. 
Es que, tal como publicó El Territorio en exclusiva hace unos días, el año que acaba culminar cerró con un 23,9% menos de fallecidos que en 2018 y la baja fue tal que la cifra final de víctimas fatales se transformó en la más baja desde 2009 hasta la actualidad. 
Según la estadística oficial que día a día confecciona la fuerza provincial, durante el 2019 hubo un total de 197 muertos y el dato tomó valor histórico cuando volcaron la información a una planilla comparativa en relación a las cifras de los últimos diez años en la provincia. 
De esa forma, dieron cuenta que el conteo final del 2019 se ubicaba incluso por debajo de los registros del 2009, que hasta ahora era la cantidad más baja con 205 en total. 
Pero, detrás de las estadísticas están los efectivos  que día a día trabajan, abordan y piensan la problemática del tránsito dentro de las filas de fuerza provincial. Ellos son los integrantes de la Dirección General de Seguridad Vial y Turismo, que cuenta con una sede operacional en Posadas pero a su vez tiene un total de 31 divisiones repartidas a lo largo y ancho de la provincia con las cuales se trabaja en forma estratégica y coordinada. 
“Lamentamos realmente las víctimas fatales. Pero para eso estamos y seguimos trabajando con los lineamientos del Ministerio de Gobierno y de la Jefatura de Policía. Este presente año llevamos dos fallecidos registrados y tenemos 21 accidentados graves. Haciendo la comparación con años anteriores se vuelve a notar una baja”, señaló el comisario mayor Horacio Rolin, subdirector general de Seguridad Vial y Turismo, en diálogo con este matutino. 
Lo que Rolin expresó es que en lo va del 2020 en la provincia se registraron dos muertes por siniestros viales, mientras que en el mismo período pero en años anteriores las cifras eran considerablemente mayores. Por ejemplo, a esta misma altura pero en 2019 ya se habían contabilizado nueve muertes, en 2018 trece, en 2017 doce y en 2016 diecisiete (casi un muerto por día). 

Controles, tecnología y datos
Respecto a los factores que influyeron en la baja de las tasas, el comisario consideró que “es un conjunto de todo. Mayor control de parte nuestra y de las demás instituciones que se dedican a la parte vial y la gente que a través de la información que se divulga en distintos ámbitos se va adecuando cada vez más a las normas”.
Además, destacó la incorporación de tecnologías y sistemas informáticos que son de gran ayuda tanto en las rutas como en las bases de operaciones, dado de que con la actualización diaria de la base de datos se pueden programar operativos con mayor planificación. 
En cuanto a los controles, Rolin detalló que “nosotros estamos haciendo 200 operativos diarios en toda la provincia. Son operativos impuestos por la Dirección pero están coordinados con cada una de las Unidades Regionales y también lo hacemos en coordinación con los municipios que tienen direcciones de tránsito municipal, que son las ciudades grandes como Oberá, Eldorado e Iguazú, por ejemplo”.
Y si de operativos se habla es aquí donde, según explican los especialistas, hubo un punto de inflexión y un cambio importante. Durante largos años se hicieron operativos para conseguir resultados, pero ahora el círculo de acción viró completamente y a partir de los resultados volcados en estadísticas se planifican los operativos, lo cual es vital porque se ataca el problema antes de la consecuencia. 
Y quien explicó este punto fue el subcomisario Néstor Fabián Acevedo, jefe del Departamento de Estadísticas Viales de la provincia. “Los sistemas informáticos nos permiten a nosotros realizar estrategias para que los operativos no sean al azar, sino que estén en lugares estratégicamente elegidos y en lugares donde ocurren una mayor cantidad de siniestros viales. Todas esas cuestiones son las que están ayudando a que disminuyan los siniestros y a su vez los fallecidos”, expresó. 
A su vez, Acevedo explicó que el gran caudal de datos que se vuelcan en sistemas informáticos permiten “la formulación de mapas de calor” y de esa forma se puede inferir que “las zonas más conflictivas en la actualidad son las zonas de Oberá y San Vicente, además de Eldorado, Puerto Esperanza y Puerto Iguazú”. 
Por eso también destacaron que los soportes tecnológicos son importantes, pero ellos se basan en información y en ese punto fue clave la creación de una gran cantidad de divisiones viales en distintos puntos de la provincia que cuentan con personal propio y que informan de las novedades a diario para poder confeccionar las estadísticas que después son analizadas y se transforman en medidas o acciones. 
“Anteriormente, entre 2017 y la actualidad, se crearon muchas divisiones viales. Antes teníamos sólo 18 y ahora tenemos 31 en total, de las cuales 26 están en rutas nacionales y cuatro en rutas provinciales. La ubicación de esas divisiones viales a lo largo y ancho de la provincia hacen también que la Dirección General funcione en forma progresiva y escalonada en cuento a los operativos viales”, ahondó Acevedo. 

El factor turismo
Pero, al margen de los controles, en la Dirección se trabaja con otras medidas y programas tendientes a generar la conciencia vial. El comisario Rolin añadió que “tenemos un gabinete de educación vial que recorre los distintos municipios a requerimiento de las instituciones. También tenemos en cada Unidad Regional personas idóneas que hacen charlas en los municipios pequeños y en la capacitación para personas que van a sacar licencias de conducir por primera vez”. 
En este punto, además se observa una medida relativamente novedosa. Es que, como bien se mencionó anteriormente, la dirección se denomina Seguridad Vial y Turismo, pero lo que hasta hoy pocos sabían es que dentro de ese gabinete que señaló Rolin desde 2017 cada vez hay más licenciados en Turismo que se incorporan. 
“Nuestra provincia se caracteriza principalmente por el turismo. Tenemos entre 8.000 y 15.000 turistas que están en distintos puntos de la provincia circulando diariamente. Entonces, debido a ello, nuestra dirección general pasó a ser no sólo vial sino de turismo también”, sintentizó Acevedo. 
Y continuó: “Es por ello que tenemos 26 divisiones viales en rutas nacionales abocadas no sólo a las tareas viales, de concientización y de prevención, sino también de asesoramiento a los turistas, lo cual ayuda un montón para que el turista se prevenga, fundamentalmente por la topografía y el clima especial que tiene nuestra región”.
Este punto es celebrado además por las autoridades al destacar que entre las 197 víctimas fatales registradas en 2019 no hubo ningún turista, lo cual hace inferir que las labores desde esa arista también están arrojando resultados positivos. 
En vinculación a este aspecto es que la dirección trabaja en conjunto también con el Ministerio de Turismo de la provincia, aunque no es el único organismo con el cual constantemente se intercambian datos y articulan medidas. También se trabaja junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial, a los Juzgados de Instrucción, a las Unidades Regionales, con el Concejo Provincial de Seguridad Vial, con la Dirección Nacional de Vialidad, con los hospitales y con el Ministerio de Ecología.
“Hay que trabajar todos en conjunto, todo el que tenga poder en la parte de prevención y aplicación de las normas de la Ley Nacional de Tránsito y así vamos a ir mejorando y logrando los objetivos que es evitar siniestros viales graves y fatales en nuestra provincia”, indicó Rolin. 
Al tiempo que añadió que “estamos trabajando fuerte en ir mejorando. Sabemos que falta mucho, pero el compromiso está y quiero destacar el compromiso del personal que está en las rutas, donde sabemos que no es fácil estar. A veces hay personas intolerantes a los controles, pero tenemos que tener la capacidad y la preparación suficiente para disminuir esa intolerancia. Queremos que cada vez que el misionero tome más conciencia y respete las normas de seguridad vial”.

Los números viales del 2019, al detalle 

De los 197 fallecidos durante el 2019, 69 eran automovislitas (36 conductores y 33 acompañantes).
Respecto a los datos específicos de 2019, la misma estadística de la Policía indica que nuevamente los motociclistas lideran el triste listado de fallecidos. 
En detalle, del recuento de casos se desprende que de los 197 fallecidos en 2019, 90 viajaban en motocicletas, siendo 75 de ellos conductores y los restantes 15 acompañantes, cifras que se traducen en un 46% del total. 
“En este punto se observó un aumento de colisiones entre motos y motos. Antes eso no ocurría y llama la atención cómo es que se producen estos hechos pero la causa principal es la desatención de los conductores”, consideró Rolin. 
Por su parte, 69 de los fallecidos (36 conductores y 33 acompañantes) fueron automovilistas, 31 fueron peatones y los restantes se movilizaban en bicicletas u otros vehículos no convencionales. 
El mismo material de consulta al cual El Territorio tuvo acceso señala además que del total de fallecidos durante el año que acaba de culminar, 108 de ellos perdieron la vida en el lugar, mientras que los restantes 89 perecieron durante sus traslados o bien en sus lugares de internación. 
Otro de los puntos en los cuales se observan bajas es en cuanto los casos de alcoholemia positivo. 
“Entre 2018 y 2019 tenemos una disminución en los índices de casos de alcohol al volante. En 2019 hubo un total de 345 casos positivos de alcoholemia, mientras que en 2018 los casos eran 431”, agregó Acevedo. 
Por su parte, otra arista que se desprende de la estadística es la gran cantidad de hechos fatales que se registraron como consecuencia de despistes. 
Al respecto, Rolin estimó que “yo creo que pasa porque la gente se confía en las condiciones en las que está manejando y no presta atención al tipo de relieve y al tipo de ruta que tenemos, con muchas pendientes y mucha sinuosidad. Entonces, es obvio que al no tomar las medidas se cometen errores que ocasionan despistes”. 
Y continuó: “El vehículo es una herramienta que si uno no toma las precauciones obviamente va a derrapar o despistar. La principal recomendación siempre es que su auto esté en condiciones, que hagan la Verificación Técnica Vehicular (VTV), que tengan las documentaciones necesarias y, fundamentalmente, pensar que tienen que preservar su vida y la de los otros”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina