Insisten en políticas públicas que eliminen la brecha de género en el ámbito laboral

Lunes 2 de diciembre de 2019 | 02:00hs.
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

La lucha de la mujer por ocupar lugares dentro del ámbito laboral sigue siendo compleja. 
Si bien, en los últimos tiempos, hubo un cambio importante en el pensamiento general sobre la participación de la mujer en el trabajo, todavía falta mucho por mejorar en lo que respecta a la brecha salarial y a los puestos de poder, que en su mayoría siguen siendo sitios exclusivos de los hombres; y los números dan cuenta de ello.

Un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) reveló que la participación de las mujeres en edad activa (entre 16 y 59 años) es –en promedio– 19 puntos menor que la de los varones.

En Argentina, el 62% de las mujeres participan del mercado laboral con respecto a la participación laboral de los varones (81%).
Según el documento del Cippec, esta diferencia se amplía aún más cuando hay hijos menores de edad en el hogar. Mientras casi todas las mujeres trabajan en el hogar, sólo seis de cada diez varones lo hacen y, en promedio, dedicando la mitad del tiempo que ellas (tres contra seis horas).

Las tareas del hogar y de cuidado de los hijos, tildados como exclusivos de la mujer, producen esta brecha que no sólo deja sin oportunidades al género femenino de conseguir un trabajo, sino también de hacer carrera, escalar lugares dentro de una empresa o incluso, de capacitarse.

Es que aún, “aquellas mujeres con estudios universitarios o de los quintiles más altos en la distribución de ingresos la brecha se reduce a 8 por ciento”, lo que sostiene la diferencia, de acuerdo a la investigación presentada en el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género.

El cuidado del hogar

Tener hijos es una de las razones más frecuentes de discriminación laboral para las mujeres, aunque no sucede lo mismo con los hombres. Los jefes y empresarios siguen eligiendo al género masculino debido al menor grado de ocupación que suele tener dentro del cuidado del hogar y la familia.

Según el Cippec, la tasa de empleo de las mujeres de 16 a 59 años con hijos menores de 18 años es 7 puntos menor que la de aquellas que no son madres y la brecha se amplía cuanto más pequeños son los niños. Lo contrario ocurre con los varones: su tasa de ocupación ronda 94% cuando tienen hijos y 85% cuando no son padres. Así, la maternidad es un obstáculo para ellas, no sólo al momento de decidir participar del mercado laboral sino también para acceder a un puesto de trabajo.
“Las mujeres históricamente estuvimos vinculadas a los hijos, un ejemplo es que las licencias por maternidad sean más largas para las mujeres que para los hombres, cuando podrían ser equitativas y el hombre también podría ser parte de esa primera crianza”, atestó la concejal posadeña Natalia Giménez.

Giménez es además presidente de la Comisión de Equidad de Género dentro del ámbito legislativo local y trabaja fuertemente en defender el rol de la mujer dentro de los espacios de decisión.

En diálogo con El Territorio, remarcó que “es una cuestión cultural, no hay razones lógicas que digan que una mujer por el hecho de parir no pueda trabajar, pero para cambiar esa cuestión cultural deben haber políticas públicas del Estado que así lo dispongan”.

Un ejemplo de políticas públicas fue la ley de paridad de género en las listas electorales, aprobada en Misiones en 2018 y aplicada en los últimos comicios de este año.

“La mujer siempre es la figura encargada del hogar, mientras que los hombres están relegados de esa responsabilidad y allí se produce la diferenciación, allí es cuando un empresario que tiene dos postulantes prioriza al hombre, porque cree que en algún momento la mujer será madre, y se produce la desigualdad”, señaló. 

Brecha salarial

Si bien el Cippec especifica que en Argentina no se evidencia una importante brecha salarial, medida por hora trabajada para un mismo puesto en un mismo sector, sí hay una brecha de ingresos que se sitúa entre el 22% y el 35%. Esta cifra es el síntoma de muchas otras cuestiones: las mujeres trabajan menos horas, en sectores peor remunerados, tienen mayores tasas de empleo no registrado, tienen trayectorias laborales interrumpidas y son minoría en puestos de liderazgo, entre otros.
Sobre esto, Giménez adujo que tiene que ver muchas veces con el papel en la toma de decisiones que tienen las empleadas o trabajadoras.

“No solemos acceder a puestos jerárquicos y muchas veces tampoco podemos hacer trayectoria por la misma razón del cuidado del hogar; los hombres suelen tener mayor despegue, focalizan allí por eso es necesaria la distribución equitativa de ese rol”, determinó.

Al tiempo que añadió: “En el Concejo ganamos todos igual, pero de catorce concejales somos solamente dos mujeres, allí ves que aún resta mucho por cambiar”. 

Visibilización

De acuerdo al Cippec, la mitad de las ocupadas trabaja a tiempo parcial, comparado con una de cada cuatro varones. Aquellas que consiguen trabajo se desempeñan de manera informal, reciben remuneraciones más bajas, participan en sectores menos dinámicos e, incluso, transitan más a la inactividad o el desempleo.
La presidente de la Comisión de Niñez, Género, Familia y Juventud de la Cámara de Diputados de la provincia, Cristina Novoa, argumentó que desde la Legislatura misionera “hace varios años se viene trabajando, no ya como política de gobierno sino de Estado, la equidad de género. Se busca la visibilización de las mujeres que trabajan, la igualdad, la equidad en puestos laborales en los distintos ámbitos”.

En ese sentido, añadió que “partiendo de la base de la distinción de que no somos iguales, hay que buscar el equilibrio, como ocurrió con la Ley de Paridad en las listas electoras. Porque cuando hablamos de la visibilización hacemos referencia a eso, no sólo al trabajo sino a la toma de decisiones”. 
“Las mujeres tenemos que saber que somos capaces, y que muchas veces nosotras mismas somos las que cedemos esos espacios de relevancia, tenemos que poner límites, porque esta sociedad sigue siendo machista incluso por parte de muchas mujeres”, indicó Novoa.

Y resaltó: “El cambio cultural todavía nos cuesta, pero depende de nosotras, sabemos que los sueños se logran con sacrificios y no debemos dejar de soñar e intentar”.

Libro “El género del Trabajo”

En el marco del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género, se presentó el libro “El género del trabajo. Entre la casa, el sueldo y los derechos” de Gala Díaz Langou, Gimena de León, José Florito, Florencia Caro Sachetti, Alejandro Biondi Rodríguez y Matilde Karczmarczyk, integrantes del programa de Protección Social de Cippec. En la publicación, revelan que las mujeres enfrentan más obstáculos que los varones para participar y beneficiarse plenamente de la economía. “Aún hoy en la Argentina el género de una persona determina su participación en la economía y el goce de sus derechos económicos: existe un género del trabajo. Con este libro, se busca contribuir a una mejor comprensión de los determinantes de las desigualdades económicas de género; a visibilizar la importancia del goce de los derechos económicos de las mujeres; y a evidenciar la urgencia detrás de este llamado a la acción”, sostuvo Díaz Langou durante la presentación. Para la especialista, la voluntad política “es una condición necesaria para avanzar en acciones para promover la autonomía económica de las mujeres”. “En épocas recesivas, es fundamental priorizar dos tipos de políticas: las que protejan a la población más vulnerable, y las que tengan un potencial mayor de reactivar la economía. Un sistema integral y federal de cuidados contribuye a ambos objetivos”, remarcó.

En Cifra

62%

De las mujeres -de entre 16 y 59 años- participa del mercado laboral en Argentina, mientras que en el caso de los varones la cifra asciende al 81%.

6

De cada 10 varones realiza tareas del hogar y menos tiempo que las mujeres, quienes en su gran mayoría tienen labores dentro de la casa.


Concluyó la Feria de la Mujer

Más de 600 feriantes se congregan cada año para mostrar y vender sus artesanías y otros productos propios.
Por sexto año consecutivo, más de 160 feriantes se concentraron ayer en el cuarto tramo de la Costanera para el cierre de la Feria de la Mujer.
Desde las 16 se llevó a cabo la gran muestra de artesanías y emprendimientos de mujeres misioneras, luego de haberse realizado en distintas localidades del interior de la provincia. 
La diputada provincial Silvia Rojas, una de las organizadoras de este evento, sostuvo que la “independencia económica de la mujer de la mano del emprendedurismo es un concepto de altísimo valor en nuestra sociedad misionera”.
“Este año, más de 600 mujeres de toda la provincia se concentraron en distintas localidades para promover y comercializar productos y artesanías a la venta”, resaltó. 
Por otra parte, la legisladora rescató que “el objetivo de esta feria no se circunscribe solamente a incentivar una salida laboral, sino también lograr un espacio de intercambio entre los distintos emprendimientos, junto a experiencias vinculadas al género y la equidad laboral. Por este motivo es que, con la feria, se busca incentivar los emprendimientos y proyectos particulares, sean para sustento económico particular o familiar”.
Artesanas independientes, microemprendedoras y revendedoras componen las más de 600 mujeres que buscan una proyección económica basada en la comercialización de sus productos. 
Este movimiento femenino que decanta en el campo laboral por sexto año consecutivo, en un contexto social y económico complejo de nuestro país, busca apalear esta difícil situación y equiparar las brechas que existen para la mujer incentivando su independencia económica. 

Más de 800.000 mayores de 45 años no consiguen empleo

De acuerdo un estudio realizado por la consultora Adecco Argentina - dedicada a la búsqueda y análisis del empleo - en el marco de su campaña #TalentoSinEtiquetas, en Argentina hay más de 800.000 personas mayores de 45 años que buscan, sin éxito, reinsertarse en el mercado laboral. 
Se trata de personas que quedaron al margen del circuito de empleo, despedidos de los lugares donde trabajaban, aventurados a buscar nuevos desafíos, o personas que dejaron de trabajar por algún motivo y desean o requieren volver al mercado laboral.
De acuerdo a lo que consigna Ámbito.com, la falta de políticas activas, tanto de empresas como del Estado, disminuye la posibilidad para que este segmento poblacional vuelva a incorporarse en el sistema. 
Ello se da en un contexto en donde se estima que el 80% de las ofertas de empleo son para menores de 45.

Públicos y privados
La articulación entre los sectores público y privado aparece como una oportunidad para trabajar la problemática. 
El mismo estudio arrojó que, de manera casi unánime (88%), las empresas se pronuncian a favor de que el Estado establezca incentivos para facilitar la incorporación de personas de más de 45 años al ámbito laboral de manera formal.
En ese sentido, Adecco brindó algunos puntos claves que ayudarían a cambiar este panorama nacional. 
“Poner en agenda la importancia de brindar oportunidades de empleabilidad a personas +45. La edad estaría apareciendo como una posible barrera, sobre todo en el caso de las pymes y entre quienes no tienen actualmente este tipo de empleados en su nómina”, señalaron.
Y añadieron que “hay que ser conscientes que las personas +45 son un grupo vulnerable en materia de empleo. Este cambio de mentalidad es aún más importante en las empresas que no cuentan con ellos en su staff”. 
“Desarrollar políticas activas desde el sector privado en favor de la empleabilidad de este colectivo, tanto en las empresas grandes como en las Pymes. La articulación con el Estado se presenta como un camino a recorrer para generar mejores condiciones de contratación”, señalaron. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina