Iguazú, la ciudad de los murales

Domingo 15 de septiembre de 2019
La Ciudad de las Cataratas en los últimos cuatro años se caracterizó por el embellecimiento de grandes paredes como lienzos, ubicados en diferentes puntos de la ciudad. Allí, artistas de diferentes puntos del país y del Mercosur han dejado plasmado su arte, transformando espacios que sólo eran cemento en verdaderas obras de arte. Si bien la expresión en murales nació hace muchos años, con los ubicados en la Plaza de la Identidad, este hermoso trabajo colectivo de varios artistas que prestaron su talento para contar la historia en seis murales cautiva a los ciudadanos y a turistas que observan atentamente para comprender los hechos históricos que transformaron el territorio de esta porción de la tierra roja.
La mayoría de los murales actuales distribuidos en varios puntos de la ciudad fue ideada e impulsada por el artista plástico Antonio De Oliveira, conocido como Tony, quien es el organizador de “Mezcla Urbana” que hace tres años convoca a muralistas de diferentes partes de Latinoamérica a pintar en la ciudad. Además, Tony es el autor de varias obras ubicadas en diferentes puntos de la ciudad. La mayoría refleja al pueblo guaraní y sus raíces.
Si bien la mayor cantidad de murales que se han pintado en los últimos años en Iguazú están relacionados al festival “Mezcla Urbana”, como los pintados en el Barrio Ignacio Abiaru en el 2018 y el mural más grande de la provincia - que tiene más de 500 metros cuadrados- en zona Industrial, sobre avenida Victoria Aguirre, a lo largo de estos últimos años se ha plasmado el arte en muchos otros lugares de la ciudad.
La dirección de Patrimonio Histórico y cultural Municipal apoya este movimiento y pretende deleitar a sus visitantes con un poco de historia en sus paredes. Así se ve a Andres Guacurarí, pintado por Tony de Oliveira y otro de la artista plástica española Sara Choliz, quien representó la historia de Iguazú en viñetas. Ya en la costanera Eduardo Arrabal, los turistas conocen un poco más de las raíces musicales de la zona ya que muchos artistas locales fueron homenajeados con un mural. 
Esta manera de embellecer la ciudad con colores y arte también llegó a los más pequeños que en el mes del niño, con el apoyo del Rotary Club Puerto Iguazú Cataratas y la academia de pintura Marisol Gorguez, decidieron pintar dos murales, uno en homenaje a los bomberos, donde representaron su importancia ante el incendio en Amazonia y otro en pleno centro de la ciudad, donde representaron a la selva misionera.
Este tipo de expresión artística fue aceptada y admirada por la mayoría de los ciudadanos, que en su mayoría cuidan las ilustraciones, salvo las ubicadas en la costanera de Iguazú que han sufrido vandalismo. No obstante, no hay dudas de que los murales podrían convertirse en un atractivo turístico más del destino Iguazú. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina